Me siguen...

Traductor

martes, 18 de agosto de 2009

Azahares

Caminaba por el pueblo tratando de hacerlo lentamente, no quería que mi ritmo citadino se impusiera. Hacía muchos años que no regresaba, y veía que el progreso se llevó los hermosos naranjos amargos de las veredas, casi no había árboles, sólo en la plaza vieja los encontré... También al placero que los regaba, quizás pensaba que serían los últimos. En primaveras y veranos todo el pueblo olía a azahares, los jóvenes como yo, en ese lejano tiempo, nos enamorabamos, y ese perfume quedaba para siempre como recuerdo de ese amor.
Mi amor ya no está, quizás por eso fue mi regreso. Ahora veo con pena que el tiempo también se llevará los naranjos, también a mí. Mientras, cada primavera los azahares viajarán en el tiempo haciéndome compañía en este viaje de amor.

2 comentarios:

  1. Muy lindo post Abuelita... Aprovecho para leer un poco tu blog porque desgraciadamente estoy enfermo, jeje
    Besoss!!!

    ResponderEliminar
  2. ufff recuerdos. tan fragiles y a la vez poderosos.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.