Me siguen...

Traductor

viernes, 21 de agosto de 2009

la crecida

llovia despacio y sin pausa ,las moscas aletargadas pintaban el techo de negro amontonadas en grupos  , de a ratos algunas emprendian el vuelo lento daban una vuelta zumbando y volvian a posarse, afuera se escuchaba el rio torrentoso y marron, el anciano sabia   que la lluvia manza de varios dias ya  habia llegado a los lugares altos donde se refugiaban   y se dispuso a  abandonar el rancho de chorizo de adobe y paja para llegar al terraplen donde ya esperaban los vagones del ferrocarril y los soldados del ejercito ayudaban a las personas a subir, generalmente los grupos eran familias con varios niños y todos lloraban por las mazcotas, generalmente perros flacos y hambrientos como sus dueños, las mujeres se  encargaban los enceres domestico como tarros, tasas o fuentones. los hombres de los niños y los mas ancianos. el bullicio dominaba el sonido de la lluvia , tenian prohibido encender fuego dentro del vagon por seguridad, la gente se amontonaba para secarse la ropa  y calentarse, la mayoria descalsos, los niños con mocos ,tos y la mayoria consumidos por la promiscuidad endemica . de pronto el tren comenzo  a moverse, los ruidos de los enganches y las cadenas de seguridad de cada vagon  atemorisaban a los niños quie lloraban  apretados a los pechos de sus madres . a la mañana los desperto el mismo ruido pero ya no los asusto ,la luz del sol brillaba como nunca y  se olia en el aire el mate cocido y la cascarilla que repartialan los soldados ,nadie podia bajar del tren  por el barro y el agua, las mujeres vaciaron los tarros de las nececidades nocturnas y algunos hombres y niños orinaban desde la altura del vagon haciendoce algunas bromas. pasaron algunos dias hasta que fueron bajando las aguas ,el lugar ya olia muy mal y los soldados pisaban los desperdicios al borde de los vagones ,entonces movieron el tren  unos kilometros en reversa y asi ibamos dejando el rastro de miseria hasta que llegamos al lugar de salida donde el rio en su crecida se habia llevado todo ,los ranchos y tambien la escoria.  todos vajaron contentos buscando sus lugares que el agua habia modoficado en su impetu, estaban alegres por que podian  volver a empezar y cada rancho se construia entre todos, cantando y contando la bravura de ese rio que les pertenecia como fuente de vida y trabajo.

2 comentarios:

  1. Abuela me encantan las cosas que escribís!
    No me imaginaba que eras de Argentina, digo, porque mencionás al mate cocido, jaja...
    Ah, respecto a lo que me dijiste antes, no estaba enfermo de amores, sino físicamente, tenía mucho dolor de garganta y no podía hablar con normalidad, pero ya pasó...
    Un beso y suerte!!!

    ResponderEliminar
  2. tengo una perrita que se llama Trufa y Berta que es mi hermana pues le cambia el nombre por Fruta por eso pone besos fruta
    me alegro que hayas entrado en mi blog
    besos desdes Málaga

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.