Me siguen...

Traductor

viernes, 25 de septiembre de 2009

travesia

segun las circunstancia subir es mas facil que bajar,la larga fila de jinetes venia en silencio solo se oia el crujir de los arneses y la respiracion de los caballos,el viento muy fuerte hacia volar los ponchos,los sombreros,los pañuelos del cuello envolvian la cara de jinetes y amazonas,el equilibrio es importante para balancear la carga, todos concentrados en el minimo sendero de montaña que estabamos descendiendo ,despues de llegar a la cumbre ya estabamos del otro lado y el problema es a medida que vayan pasando los caballos , se aflojan las piedras que afirman el camino y los ultimos tienen una dosis mas de riesgo-ya casi no quedaban piedras y la patas de los animales se enterraban en el guadal ,las cinchas de las monturas se aflojaban y bajarse era un problema ,pues era muy angosto el espacio entre la ladera y el vacio,igual debian hacerlo si no, la montura se mueve y lastima el lomo del animal, si eso pasa hay que desmontar y caminar con el caballo de tiro.ya comenzaba la llovizna helada y caballos y jinetes temblabamos por el frio, los ultimos siempre llevabamos bebidas y chocolate en las alforjas-en la bajada juntabamos las herraduras que los caballos perdian, se las sacaban al pisarse las manos(las patas delanteras ) con las patas en el impulso de bajada. -desde arriva donde estabamos veiamos el campamento y los que ya habiendo llegado ,limpiaban,alimentaban ,friccionaban y abrigaban su caballito-despues de todo eso recien nos tocaba el turno a nosotros,que corriamos a los infinitos baños del SR. a dos mil mts. y luego a buscar el rancho y escuchando las guitarras ,los cantos y las bromas esperabamos la luz del alba para seguir.

5 comentarios:

  1. Espeluznante esa descripcion de la cabalgada por una senda estrecha con el precipicio al lado. Yo tengo vertigo, asi que casi lo he sentido al leerte, y mas con ese viento que todo lo desequilibra. Un texto muy bien escrito, querida abuela.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita al ático
    que espero a partir de ahora sea también tu ático

    Un café?? o mate¿¿¿

    lo digo bien

    que envida me das,me encantaría conocer argentina

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Abuelita me apunto a las risas, cantos y bailes, con tu permiso.
    Qué gran relato!!

    Besines desde mi corazón

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya relato más auténtico!... he sentido el vértigo (sin padecerlo) y la lluvia helada en mi rostro... gracias por haberme dado la oportunidad de conocerte y voy a aprovechar el finde para leer tus escritos ...
    Gracias por tus visitas y comentarios en mis "rincones"
    abrazo desde España

    ResponderEliminar
  5. La película de tu vida, es interminable y hasta envidiable por tantas aventuras, que solamente (en mi caso) fueron en la imaginación de niño,ufff...hace tanto tiempo!
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.