Me siguen...

Traductor

miércoles, 28 de octubre de 2009

La Yapa

La niña escuchaba con atención a su abuela, que le explicaba donde debía ir. En un pañuelito le envolvió las monedas, para no perderlas en el trayecto, le dio un repasador para que el panadero le pusiese el pan, atado con un fuerte nudo, y por si se olvidaba, un papelito con todo lo que tenía que traer.
Salio la niña contenta saltando en un pie, luego el otro, y así llego al negocio. Mientras esperaba en la "cola", pensaba en "la Yapa", ¿qué le regalaría hoy don Luis por su compra?, ¿confites?, ¿caramelos de leche?... Le dio el papel y el pañuelito, el señor leyó y le puso un pan grandote, que envolvió y ato con un nudo, la niña haciéndose la desentendida miraba su dedo gordo del pie, que salía por el agujero de la zapatilla. Le toco el turno al pañuelito, con un poquito de trabajo lo desato y contó las monedas, las que sobraron, él mismo las ato en el pañuelo. La niña sudaba levemente, levantó la mirada, corriéndose el pelo desgreñado de la cara, y vio a don Luis que extendiendo su mano, le entregaba un enorme merengue,con una sonrisa tan blanca como el dulce.
Llegó a la casa y mostró a su abuelita el trofeo. La niña diligente trajo dos platos, que puso sobre la mesa, arrimó las sillas y se sentaron. En silencio degustaron la delicia, la niña por momentos miraba a su abuela y sonreía, la anciana miraba a su nieta disfrutar, pensando en las angustias que la vida traería a ese cuerpito de mujer, y cerró fuertemente los ojos, espantando la cruel imagen que el destino les tiene reservada a gentes como ellos: los sumergidos.

17 comentarios:

  1. Es un encanto entrar en tu blogue y mas tratarte por Abuela.Hace años que no llamo a nadie de abuela. Las mias se fueron las dos de Viaje hace mucho. Ni tanpoco yo soy abuela, mi hijo parece que no le da muchas ganas y yo sigo como tu fresquetona, pero todavia solo maman.
    Que bien escribes!
    Pasa por mi casa, siempre tengo un chocolate calentito, un té o un Oporto. Tendré mucho gusto en recibirte.

    Besitos
    Flor

    ResponderEliminar
  2. Madame, que estampa tan deliciosa, que ternura la de la niña con su pañuelito atado, mirandose ese dedo que salía por el agujero en la zapatilla.
    No se imagina que exquisito placer resulta para mi este minuto que puedo pasar por su espacio a recoger el regalo que nos tiene preparado.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo que mis hermanas mayores le ataban el dinero asi como lo has descrito tu, es cierto hay demasiadas personas sumergidas que no tiene lo mas necesario y menos para algun dulce, triste realidad que cada dia se ve mas cerca en nuestras ciudades.
    con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  4. Tus historias siempre son muy cálidas abuelita

    Mi cariño, siempre

    ResponderEliminar
  5. HOLA MI ABU QUERIDAAAAAAAAA, ESTA MUY BONITA TU ENTRADA , TUS HISTORIAS SON GENIALESS, QUE TENGAS UN BUEN DIA Y TERMINES BIEN EL RESTO DE LA SEMANA ABRAZOSSSS DE TU AMIGO..
    ♣ CHRISTIAN♣

    ResponderEliminar
  6. Se me erizó la piel abuela. Tenés esa capacidad..
    Cariños!

    ResponderEliminar
  7. bonito relato abuela, felicitaciones.

    Un saludo cordial

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  8. Que lindo...que triste y que real.... un poquito de todo Abu, pero que sentimiento me ha dado mientras te leía...
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. EMOCIONANTE HASTA LAS LÁGRIMAS ABUELA. BESINOS.

    ResponderEliminar
  10. Que relatito abue tan tierno, aunque me estaba angustiando un poco.
    Mis abracitos

    ResponderEliminar
  11. Abue, sos tan tierna!!!! Es uy lindo... yo ni enterado estaba de lo que era la Yapa, cuantas cosas se pierden no... se lo lei a mi mama y sonrio con recuerdos!!! un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Fue una delicia pasar a visitarte, Abrazos de luz!!!
    Adriana Alba - desde Argentina

    Cuando gustes pasa por casa....
    http://descubriendonuestrointerior.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Ay abuela! Me encanta "conocerte" en esas fotos. Eres una mujer muy bella y atractiva, llena de vida y de alegría. Este escrito está conmovedor porque primero enternece a morir y hace que el corazón se ablande y luego, al final, eso que escribes cae sobre esa masa enternecida como un cuchillo caliente y devorador. Te mando abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Tan entrañable como nos tiene acostumbrados, como usted misma...
    Besos soleados.

    ResponderEliminar
  15. Un relato muy realista que nos demuestra que en la vida no todo es un camino de rosas. Me ha emocionado, querida Abu. Un besote fuerte.

    ResponderEliminar
  16. qué palabra más bonita: yapa, y su significado aún más... qué tristeza de historia, abuela
    besos

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.