Me siguen...

Traductor

miércoles, 21 de octubre de 2009

Pitu

El día soleado y calmo de vientos invitaba a disfrutarlo. En el patio las jaulas con los gallos, a la sombra de los naranjos espumaban sus plumas, otros echados escarbaban la tierra, dándose baños de polvo. En un rincón el "gallero" ejercitaba a otro, un robusto gallo brasilero traído por mi amigo, Aldemar; en el otro, desplumaban el pecho y las patas, para aliviarlos del calor en la lucha, afilaban las puas de sus patas, los masajeaban con secretos ungüentos. Luego su comida, medida y vitaminada, y a la jaula a esperar el día del torneo. No podían estar sueltos, pues su instinto los llevaba a enfrentarse.
En toda la "gallera" teníamos un solo gallo blanco, criollito y medio esmirriado. Era muy bueno en la lucha, pero no tenía masa muscular, y siempre salía muy vapuleado. Un día llegó Carlitos con la novedad de que había podido milimetrar la dosis de una vitamina que usábamos para los caballos de carrera. Caía ya la tarde y se escuchaba el canto de los gallos preparándose para descansar. Sacamos a Pitu de la jaula, tratando de no hacer barullo pues su papá leía como todas las tardes sentado en la galería, mientras la niña cebaba mate. El gallito, muy manso, como sabiendo que ese era el pase a su triunfo, se dejaba manipular. Buscamos su pechuga y le inyectamos el remedio. El gallo puso cara de asombro, se sacudió sus erizadas  plumas y dio un gran canto,como midiendo su fuerza, defeco y levantó vuelo como un cohete, llevándose en su pico el diario que leía el padre de mi amigo, que quedó recostado en su sillón al esquivar el bolido del aire...
Y nosotros preguntándonos, ¿dónde habría llegado Pitu en su "embión"? Regresaría...

22 comentarios:

  1. jaja ay abue siempre me haces reir con tus historias y el pobre Pitu será que volverá? lo extrañaremos sin duda y lo peor fué que nos quedamos sin con que gallo competir uff
    Un abrazo abue desde mi rincón como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Simpática narración. Un gusto leerte Abuela, un saludo cordial, feliz día

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. En estos momentos me haría falta un poco de esa vitamina ;P

    dirty saludos¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. () ()
    ( '.' )
    (")_(")
    HOLA ABUE ESTA GENIAL TU RELATO JEJE
    QUE TU DIA SEA GENIALLLL
    SALUDOS CHRISTIANNN

    ResponderEliminar
  5. Abuelita tengo la sensación de conocerte, ainsss.
    Que buen relato.

    besines

    ResponderEliminar
  6. Que lindo relato abuela
    a sido un gusto visitarte y leerte
    besitoss y buenas tardess

    ResponderEliminar
  7. Ja jaja, excelente tu relato! Muy divertido!!!
    Cariños!!!

    ResponderEliminar
  8. Primero agradecerte tus palabras en mi blgo abuelita recien me agregu de seguidora y cuando te hiba a comentar y saludar pluss jeje se me fue la luz por aca, pero bueno decirte que me a encantado tub logg, tus escritos y todo espero seguir leyendote besitos abuelita y gracias

    ResponderEliminar
  9. Abuela, tienes un premio en mi Blog, estaré encantado que pases a recogerlo.
    Saludos, Crivevi.

    ResponderEliminar
  10. Madame, debio de ser mucho el remedio! Mire que a veces es peor que la enfermedad!

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Se les fue la mano?, qué fue del pobre Pitu?
    Muy lindo relato, quiero saber el final.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Gracias, muchacha, por las palabras de aliento que le dedicaste a mi amiga Raquel. Fuiste muy amable. Espero que estés muy bien. Ya veo por tus textos que estás en plena forma. Je, je, je. Besos. Cuídate.

    ResponderEliminar
  13. Excelente relato. ¿Sabe? Estoy contento por haber ganado un concurso al que me presenté con uno mío. No se lo había dicho a nadie en la red aún.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. POR AQUÍ NO HA PASADO, TE LO JURO.
    MUY BUENO: LLENO DE DETALLES QUE DESCONOCÍA ACERCA DEL MUNDO DE LAS PELEAS DE GALLOS... A VECES HABLO DE ESAS COSAS, PERO ME TOCA IMAGINARLAS...NUNCA HE ESTADO CERCA DE ESE ESTILO DE VIDA MUCHO TIEMPO...AUNQUE ME GUSTARÍA MUCHO IRME A UN LUGAR DE ESOS Y QUEDARME PARA SIEMPRE.
    UN BESITO ABU.

    ResponderEliminar
  15. Me hiciste sonreir en este dia lluvioso. Gracias abuela!!!!

    ResponderEliminar
  16. Caramba con las vitaminas!!!! Jajaja, la dosis no parecía estar muy milimetrada, no, jaja. Un beso fuerte, mi querida Abu.

    ResponderEliminar
  17. Que bonitos los relatos,siempre es bueno tener una abuela así de maravillosa, al leer me ha recordado algo que quizás estaba muy guardado, demasiado, ahora tengo ganas de sacarlo de mi joyero, que no es otro que mi corazón y mi mente, gracias por seguirme. Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  18. ...

    Mira tú ese Pitu, gallito volador, jejeje.
    Un relato bello mi querida abuela.

    Te envío un saludete.

    Mafalda

    ResponderEliminar
  19. Yo lo vi pasar por las ramblas de Barcelona.
    Casi me arranca el periódico.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. jajajajajaja... por aquí ha pasado circundando la Tierra...
    besos y gracias por hacerme reír, abuela

    ResponderEliminar
  22. Espero que Pitu vuelva, así traerá más historias para compartir!
    Me encanta poder entrar a tu casa para disfrutar de todo lo bello que nos ofreces!
    Éxito en todo!!
    Besos,
    Chiqui.-

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.