Me siguen...

Traductor

jueves, 26 de noviembre de 2009

FIESTA EN EL CONVENTILLO (última parte)

Era la media noche y el baile estaba de lo mejor. Una nube, mezcla de humo y polvo opacaba las luces, las botellas vacías rodaban por el piso entre los pies de los bailarines. El murmullo silenció la música cuando entró Amancio Millan, los bailarines dejaron la pista; los miró a todos en silencio, arrojó el pucho que tenía entre los labios y dijo con voz firme, "¿Anda por aquí, alguien que se hace llamar el TAITA Acevedo?, mientras decía, cruzó el brazo derecho detrás de la cintura, y el acero encandiló la noche. Justo por detrás, donde el farol no alumbraba, una voz contestó el llamado, "¡P'a servirlo Don!". Lentamente giró Amancio Millán, cuatro brazas se miraban templando los aceros; el TAITA vació su vaso de carlon y chinchivira y atacó de sorpresa; Amancio con el brazo en alto paró el planazo y giró cortando el aire, el cuchillo sangró el brazo izquierdo del TAITA, ésto lo enfureció y arremetió de frente chocando con el filo, que le abrió el pómulo.
El odio y la humillación de haber sido herido en la cara, lo perdieron. Quedaron los cuchillos trabados en el aire cortando el silencio, los dos cuerpos temblaban, se despegaron los aceros en un salto hacia atrás, como rebotando en el aire se encontraron en un cruce, resbalando los aceros, uno hacia arriba, fue a herir la noche, el otro hacia abajo, se bañó de sangre. Quietos los hombres se miraron cara a cara, solo cuando el TAITA comenzó a arrodillarse, Amancio retiró su daga, miró a los presentes, y en el mismo silencio que llegó, salió y se perdió en la noche.
LLegó la policia, como nadie sabia nada, se llevaron el muerto. Arrojaron tierra sobre la sangre derramada, sonó el clarinete y siguió el bailongo. ¡Aquí..., no ha pasado nada!

19 comentarios:

  1. Ui! que final! Ya lo estaba esperando!! Que fiestas hein?? Solo veo eso en las peliculas de farwest jajajaja

    Abuela, miré que te hiciste seguidora en mi otro blog de viva la tapa y no pasaste por Noite de Tormentas. Pienso que te distraiste jajajaja.
    Bueno, queda la información.
    Besitos
    Flor

    ResponderEliminar
  2. Excelente Abuela, esos tiempos en que el honor valía más que la chequera, "un poco" rudos, pero sin duda con más valores!
    ¡Que siga la fiesta de la vida!
    Eres genial!!
    Besos,
    Chiqui.-

    ResponderEliminar
  3. Y por supuesto rebasaste mis expectativas!!!

    Ten un maravilloso fin de semana, un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. madre mía abuela historias magníficas y encima en entregas.

    ResponderEliminar
  5. jajaja, perfecto cierre.

    Ssaludos cordiales,

    Hasta pronto abuela.

    ResponderEliminar
  6. Eso lo llamo despreocupacion.. jejeje.... em encanto abue!!! y que siga el baile entonces no???? un fuertisimo abrazo con cariño!

    ResponderEliminar
  7. jaja Abue esto si que fue una buena bailanga jaja en fin, ni el muerto importo jaja estupendo Abue me encantan tus historias eres UNICA!
    Mis abracitos

    ResponderEliminar
  8. Abue, estas desatada en esto de contar historias,me estoy haciendo "ADICTA A TU BLOG".

    Recibe un abrazo desde tierras de mar y sol.

    ResponderEliminar
  9. ¡Como me gustó este cuento cuyo léxico me recordó tanto a mis tiempos argentinos! Yo se bien lo que es un conventillo (quzá en Madrid habría que comparalo con una Corrala), lo que son los ochos y los firuletes, y lo que es la lucha gaucha con el facón en la mano (esto por lecturas y referencias nada más, pues afortunadamente no presencié ninguna). De todas maneras en casa tengo varios facones comprados en la feria de Tristan Narvajas de Montevideo y en el mercado de San Telmo de Buenos Aires.
    Gracias por estas evocaciones.
    Si hoy te pasas por mi blog tambien te encontrarás Argentina a través de mi amistad con Astor Piazzolla.Era un post que se me había borrado, pero que como guardo duplicados en un archivo, poco a poco los voy recuperando.
    Ya me contarás.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Sensacional historia; el final no ha cambiado nada con respecto a nuestros días, la indiferencia sigue como si nada luego de la muerte (de la vida).

    Mi abrazo querida abuela.

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno, siempre terminan igual las historias, es como la vida misma, mientras esta de cuerpo presente, pobrecito que bueno era, luego el olvido, la vida sigue un día trae a otro y al final el olvido.

    Besos querida amiga

    ResponderEliminar
  12. Por aquí decimos: "El muerto al hoyo y el vivo al bollo" ... ¡¡Y que no pare la música!!
    magnífico relato completo :)

    besos y buen fin de semana para ti y los tuyos, amiga

    ResponderEliminar
  13. Un final muy parecido al cinismo de la vida misma.
    Me cautiva

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. SCRIBIR

    Es mi placer escribir
    expresarme y decir
    cosas simples y dichosas
    pocas palabras no sosas.

    Es un arte muy barato
    lo digo pues no es costoso
    pulirlo bien eso trato
    es un arte maravilloso.

    Lo hago para mi ser
    aunque me gusta compartir
    son poemas para sentir
    mas que para razonar.

    Amar la Vida y abrir
    el alma de par en par
    es entregarse a vivir
    este momento y amar.

    Es un placer sin igual
    estos poemas hacer
    con Amor Incondicional
    mi conciencia va crecer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Es muy común estas escenas en nuestras tierras... a veces hasta se patea al muerto para que no estorbe en la bailada... ;)
    Muy bueno, Abu.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Esa fiesta sí estuvo buena, con muerto y todo. Besos abuela.

    ResponderEliminar
  17. Un gusto haberte conocido ayer en el encuentro. a mi hija le encantó también

    ResponderEliminar
  18. Ya dice el refrán que lo que mal empieza mal acaba y se veía venir que habría sangre y hasta un muerto, como al final hubo. Pero ya ves, "aquí no ha pasao ná", jaja. Estupendo relato arrabalero, querida Abu. Otro besote bien fuerte y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.