Me siguen...

Traductor

domingo, 15 de noviembre de 2009

LA PROPALADORA -.Publicada el 15/11/2009

El canto del teru-teru anunciaba el alba y a su eco se unía la naturaleza entera, en ese pueblo de campaña en donde la vida se hacía a trabajo cada día. A las siete llamaban a misa las campanas que se escuchaban en todo el pueblo por los altavoces de la propaladora. Los negocios abrían sus puertas, sus dueños y ocasionales clientes, mientras hacían sus compras, contestaban al cura en la propaladora. A todo esto el cura incitaba al pueblo, por el mismo medio, a que sea mas ferviente en sus respuestas, como si los tuviese enfrente y mirase a los ojos a todos y cada uno. Se los veía en la cola del banco, en la feria de hacienda, a los barrenderos, a las fámulas barriendo las veredas, y a todo caminante hablando solo, respondiendo a la propaladora.
Cuando terminaba la misa, seguían los avisos comunitarios, tales como: "dice Juancito de la estancia el Picaflor que lo esperen en la tranquera a la seis de la tarde", o, "la comadre Juana que prepare la clueca que Alarico le lleva los huevos de la pava ", y entre mensajes y música la mágica voz se metía en todos los rincones del pueblo uniendo a sus habitantes. Los días de viento, éste se llevaba las voces alejándolas del pueblo, de pronto las regresaba aturdiendo a los más cercanos y se las volvía a quitar en un remolino de tierra, como jugando a las escondidas.
Al atardecer se daban las necrológicas, el momento en que todos dejaban sus tareas para el descanso y les daba el tiempo para despedir al vecino. Por la mañana, y hasta la hora del responso en la iglesia, sólo se oía música sacra, las campanas tañían a muerte hasta que regresaba la carroza del cementerio. La propaladora callaba su voz hasta el próximo día, en que todo volvía a comenzar.

26 comentarios:

  1. Es usted una maestra con sus relatos. Son entrañables y cargados de sentimientos cálidos. De seguro los recopila para sus niet@s!!
    Muchos muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Madame, que curioso! En ocasiones habria de volver locos a los vecinos la propaladora, cuando intentaban concentrarse en algo.


    Que bueno que haya vuelto, madame, me alegra que el teclado ya este bien tras el pequeño incidente.

    feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, me gustó mucho venir... y encontrarla tan feliz...

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  4. Sus relatos-anécdotas son muy ágiles, me encanta venir a leerte Abuela, es refrescante un tipo de lectura como éste.

    Saludos cordiales, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. Abuela, es tan lindo leerte. Tus relatos tienen esa pizca de ternura, me recuerda mucho a mis abuelos, eso me encanta. La verdad es que después de leer cada entrada tuya dan unas ganas inmensas de darte un abrazo.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  6. Simpático relato de los recuerdos vividos.

    Un beso. Armando.

    ResponderEliminar
  7. Imagino cómo sería estar en casa y escuchar a la propaladora informándonos de los sucesos del día.
    ¡Qué hermoso relato!
    Una cosecha de abrazos

    ResponderEliminar
  8. abuela hacia mucho que no pasaba por tu sitio, mil líos, en fin, y vengo y me encuentro esta joyita, un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ....▓
    ....▓▓▓
    ...▓▓▓▓▓▓▓
    ....▓▓▓▓▓▓▓▓▓
    ...▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓
    ..▓▓▓.█▓▓▓▓▓▓▓▓▓
    ..▓▓▓▓▓▓▓▓.█▓▓
    ....▓▓▓.██.▓▓▓▓
    ...▓▓▓▓Q▓▓▓▓
    ....▓▓▓▓▓▓▓..........▓▓
    ....▓▓▓▓▓▓▓▓.....▓▓
    .....▓▓▓▓▓▓▓▓▓...▓▓
    ....▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓...▓▓
    ...▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓...▓▓
    ...▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓..▓▓
    ...▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓..▓▓
    ....▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓.▓▓
    ......▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓.▓▓
    ........▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓.▓▓
    ..........▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓
    ............▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓
    ............▓▓▓▓▓▓▓▓▓
    .........▓▓▓▓▓▓▓▓▓

    HOLA MI BELLA ABUU COMO SIEMPRE GENIAL TU ESCRITO JEJE ME GUSTA ESE CERDITO DE LA FOTO
    QUE TENGAS UNA GENIAL SEMANAAAAA
    ABRAZOS DE TU AMIGO CHRISTIANNNNNNNN

    ResponderEliminar
  10. ¡Ay abuela qué vivencias!... no sé la localidad ni los añosque hace de esas vivencias pero me imagino a los lugareños sabiéndose -en cierta forma- protegidos por esa voz que es oída por todos... el detalle de la misa es sencillamente hermoso...
    abrazos abuela, espero tengas una hermosa semana

    ResponderEliminar
  11. Hola abuela, que buenos ratos paso con sus entrañables relatos.
    Algunos de ellos me traen bellos recuerdos de la infancia.
    Un abrazo muy fuerte.
    Fernando.

    ResponderEliminar
  12. Que buen relato, y como todos atentos a la voz.

    Recibe un abrazo des tierras mexicanas.

    ResponderEliminar
  13. Abuela... me encantó su relato, y me gustaron también los comentarios que provocó! Hasta no hace tanto, en mi pueblo, seguía sonando la propaladora. Sólo hizo que se callara la llegada del teléfono y de la televisión con cable.

    ResponderEliminar
  14. La verdad, me invitas a viajar a ese pueblo y ver y sentir todos los acontesimientos... Es una grande Abu,... Un fuerte abrazo con cariño!

    ResponderEliminar
  15. Me gusta tu blog por que rebosa vitalidad! un besote de los gordos gordos.

    Ah! estas genial en esa foto. ( bueno el cerdito tambien)

    ResponderEliminar
  16. Maravilloso relato, Abuela!!
    Es como para sentarse un domingo en el patio a sentir la brisa que acaricia el rostro, mientras nos llevas a un viaje de vida, con paisajes y gente cálida!
    Besos,
    Chiqui.-

    ResponderEliminar
  17. Que hermoso relato Abue, mi parte favorita, la de los avisos comunitarios. Gracias por tus abrazos y van otros tantos de regreso.
    (^v^)

    ResponderEliminar
  18. La propaladora era el eje del pueblo, en torno al cual giraba la vida de sus habitantes pero... ¿Qué es la propaladora? ;P

    dirty saludos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Hola abuela, me encanta verla tan feliz
    Besotes y feliz semanaaaa
    Miguel Nonay
    ------------
    www.asaltodemata.com

    ResponderEliminar
  20. Alegraría mucho tener una en el pueblo, pero sin el cura, solo alguien que lea tus cuentos.
    Un besote!
    Saludos,
    C.

    ResponderEliminar
  21. Muy bien contado!. Casi he visto el pueblo que describes...

    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  22. ...

    Jajaja...

    Simpática narración.
    Aunque te seré franca, un día le aventaría con buena dirección y adecuado viento un buen zapatazo a esa propaladora, ¡que joda! eso de escucharla a diario, los 364 días del año ¡caray! Jajajá...

    Saludete mi encantadora Abuela.

    Mafalda

    ResponderEliminar
  23. A mí personalmente me fascinan estas historias. Principalmente porque he nacido y crecido en un ambiente puramente citadino, entonces, ellas me traen esa vida sencilla y hermanada de los pueblos. Es algo sencillamente maravilloso. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  24. Qué simpático esto de la propaladora, querida Abu, done yo vivo no tenemos estas cosas y mira que están bien. Un besote

    ResponderEliminar
  25. La exquisita vida pueblerina; auténtica e irrepetible.

    Mi abrazo querida abuela.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.