Me siguen...

Traductor

miércoles, 25 de noviembre de 2009

PIJAMADA

El ladrido y los saltos de alegría de Oky anunciaban que la procesión estaba llegando. Empujaron la puerta como si fuera batiente, y se estrelló en la pared.
El primero que entró venía de pijama y pantuflas, de corderito (en esos piecitos debe hacer una temperatura caribeña), en la cabeza un casco, que debió ser un juego de mineros, o algo parecido, ya que tenía una luz de linterna.
La segunda, hizo una entrada silenciosa, como ella, toda suave. Traía un sombrero de bruja con pequeñas luces, si tocabas un botón, se prendían y apagaban en un rápido parpadeo de colores, un negro vestido y una blusa de su mamá, y las botas negras de goma; en la mano una escoba de juguete y en la otra una muñeca, su preferida, traía un ojo cerrado y el otro fijo sin pestañear, en un asombro permanente.
El tercero, gritando que lo esperen en su media lengua, había echo un alto en el camino, estaba dejando los pañales, y de su celeste slip caía un chorrito como el de la fuente. Cuando quiso correr, patinó con su ojota de goma, con lo que tomó una velocidad inusitada, cayendo en los prontos brazos de su nonna. Traía un sombrero de trapo, un antifaz y el escurridor de piso, compañero de la escobita que traía su hermana.
Eran mis invitados a la pijamada de esa noche. Los últimos en entrar fueron sus padres, todos querían merienda, yo conociendo mi majada ya estaba preparada: palito helado, ese y no otro, con chocolate para Joaquín, licuado de banana para Lucas y gelatina de frutilla para Candela. Los mayores mate con torta de la abuela. Mientras tomaba mi mate, disfrutaba mi cosecha. Uno rayaba la pared con chocolate, al otro el licuado se le había tornado algo marrón por el calor y lo dejaría, beneficiario el perro, quien ya comía las lombrices y gusanos de frutilla que caían de la copa de la bruja.
Como amo la vida que me da mi familia... con problemas, necesidades, luchas por llegar a sus metas. Trato de mostrarles sin palabras, que sin amor nada es posible, sin fantasía tampoco.

19 comentarios:

  1. Sos simplemente una emoción, toda vos abuela, lo sos. Me estremece tanta belleza. Y me imagino a los pequeños desparramando sus caricias en tu vida, así como desparraman el chocolate en la pared, así como cubren tus días con dulzura.
    Y si bien creo que alguna vez ya ahbías nombrado el mate, esta vez me llamó un poco más la atención, por lo que fui corriendo a tu perfil ansiando que fueras del sur para compartir unos con vos algún día.
    A veces viajo a tus tierras por trabajo. La próxima vez quie lo haga te avoisaré.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Emoción, sueños, cariños, ilusión todo eso encuentro en tus textos!
    Como me gustaria probar el mate, quién sabe algun dia...

    Besitos
    Flor

    ResponderEliminar
  3. Muy sabia reflexion la que nos deja al final, madame. Sin amor nada es posible, y si lo fuera no mereceria la pena.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. y que cierto es abuela, sin fantasía y amor no hay nada.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan tus relatos, Abuela, siempre nos abres los ojos con una dulzura que sólo tú dominas, gracias por volver a pintarle colores a mi día, que no salía de un angustioso corredor gris.
    Besos y abrazos,
    Chiqui.-

    ResponderEliminar
  6. Repito lo de siempre. Me encantó este relatito lleno de amor. Una anécdota inigualable.

    Un saludo Cordial Abuela Frescotona

    Hasta pronto un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. LO MÁS HERMOSO DE LA VIDA.....LA FAMILIA
    LO MÁS NECESARIO DE LA VIDA...LA FAMILIA.
    LO MÁS IMPORTANTE DE LA VIDA..LA FAMILIA.b

    Besos de nuestra familia de Gran Canaria.

    ResponderEliminar
  8. Qué bonita pijamada, mi querida Abu. Si es que lo tuyo es hacer fiestas para niños y grandes, ahí estás en tu salsa. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Precioso Abue y es cierto todos estos momentos en familia son los mejores que se pueden disfrutar y los que siempren estarán en nuestro corazón como lo mas hermoso que podemos guardar, como le amyor de los tesoros, eso son los momentos en familia.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  10. Querida abuela

    Es una pena que me quede usted tan lejos... se me antojó asistir a su pijamada y no sólo por la merienda, os lo prometo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Ay abuela. Yo sueño con ser una abuela como tú. Me sueño haciédonle galletitas a mis nietos e invitándolos a "las tardes de la abuela" en mi casa, pero todavía creo que tengo que esperar unos añitos para eso. Ahora estoy en esa etapa un poco latente en que mis hijos terminan de formarse. Pero mientras tanto, seré abuela contigo en los momentos que te leo y gozo con esas imágenes tan bellas que nos dejas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Me educaron con el respeto y amor a la familia, esas reuniones que alimentan el corazón, a pesar de la distancia es retomar cada vez que nos juntamos el momento de dos segundos antes, aunque entre esos dos segundos hayan pasado meses...

    Abrazzzusss

    ResponderEliminar
  13. Pero que bonita Abu esta pijamada que nos has descrito, cuantisima ternura cuando describes a tus nietos, es que tus relatos son de suma belleza, !que bonitos!, pero qué bonitos Abu, qué rebonitos... yo, como Joaquín, me hubiera pedido el palito helado con chocolate, sin dudarlo, y, que maravilloso final has puesto a esta entrada: sin amor y sin fantasía nada es posible !cuanta razón abuela!, !cuantísima razón!, sin el amor, nada de nada y sin fantasía y sueños, nada de nada... yo soy de una familia humilde en recursos económicos pero millonaria en amor. Tu también eres millonaria en amor, Abu, y tu familia: una suerte que ellos te tengan, una suerte también que nosotros te tengamos.

    Un besote, por supuestísimo, de los gordos

    ResponderEliminar
  14. Me encantan tus relatos y siempre encuentro en ellos algo que me recuerda a mi padre, dios mio cuanto lo hecho de menos, sobre todo en los malos momentos él siempre sabia como consolar mis tristezas. Las reuniones familiares son lo mejor con los abuelos hay a la cabeza dirigiendo y fabricando alimentos para compartir.
    mil besos abuela y gracias por estar ahí

    ResponderEliminar
  15. Qué lindo que es resbalar, y aterrizar exactamente en los brazos de la nonna!!!!

    ResponderEliminar
  16. finalize tu texto con una sonrisa de ternuera, abue re contra sensible... me encanto queridisima abuela... fuertisimo abrazo

    ResponderEliminar
  17. ABUE FRESCA COMO LAS MAÑANAS DE MI PAÍS,QUE LINDO RELATO.

    CUANDO TENGA NIETOS,RECORDARÉ TODO LO QUE DICES,Y TENDRÉ MUCHA PA-CIEN-CIA,Y SOBRE TODO,MUCHO AMOR A MIS NIETOS.

    RECIBE MI CARIÑO.

    ResponderEliminar
  18. Si perdemos la fantasia, el amor y la ilusion, poco de vida nos queda.
    Sabias palabras,abuelica!!!


    Besos.

    Ps. O te bjas del gorrino o te bajas!!!!
    Como te des un porrazo ... Veras!!!!
    Mira que te gusta tener nuestro corazon en vilo.jajajaajajajajaaa

    ResponderEliminar
  19. ¡¡yo quiero ir a una pijamada tuya, abuela!! si, ya... soy demasiado vieja para eso pero ¡si estuviera más cerca verías! :)
    Dios bendiga a tu familia, querida amiga
    besos y abrazos

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.