Me siguen...

Traductor

miércoles, 2 de diciembre de 2009

CANDELA (mi nieta)

La niña subida a una silla cantaba una canción de moda en los canales de cartoons. Mientras lavaba los platos, la espuma en una lenta marea blanca ya llegaba al piso, ella seguía con su canto, y su abuela sentada a su lado, cuidándola, se deleitaba con su voz. Terminada la tarea , ya en los brazos de la anciana, la niña se arrebujaba buscando el calor y el perfume que sólo encontraba en el pecho de su abuela. La anciana pensaba, de todos lo roles que le tocaron en la vida, este era su premio, acunar la inocencia sin apuros, mimarlos, mostrarles que tenemos cada día la cosecha del anterior, y así será siempre. Que momentos como estos, su corazón de mujer los va atesorar, hasta que llegue su tiempo de posta, y los pasará a otros que vendrán, como ella, buscando memoria para el futuro.
Por la tarde las dos salieron de compras, una, en su lento andar estiraba el paso, para ir a la par, la otra saltaba las baldosas blancas y pisaba las negras, de pronto la niña le recordó, "Qué lindo pasaremos por casa de María".
La anciana buscó en su memoria y dijo "¿María?¿qué María"?.
La niña la miró, "¡Abu", "la virgencita María!"
Llegaron y la niña se paró enfrente de la imagen, "Dale abu, vos decí, que yo hago".
Mientras una decía..."En el nombre del Padre"...., y la otra se signaba la cruz, repitiendo lentamente las palabras.
Que secreta venganza es la del tiempo que se lleva los recuerdos, porqué la condición humana es tan frágil, qué mente cósmica se nutre de memorias..., no importa, el instante vivido nadie lo llevará.
***

18 comentarios:

  1. Me encantó la reflexión final abue. Muy bonita.
    Cariños!!!

    ResponderEliminar
  2. HOLAAA ABUUUUUUUU QUE LINDA ENTRADAAAA ESTA GENIALL, QUE TENGAS UN MUY BUEN DIA
    ABRAZOS DE TU AMIGO
    CHRISTIANNNNN

    ResponderEliminar
  3. Hormoso, Abuela, sigue llenándonos de memorias para el futuro!!!!!
    Te quiero!!
    Chiqui.-

    ResponderEliminar
  4. Qué entrada más bonita, disfrutar tanto de los abuelos como éstos de los nietos es de las mejores cosas que hay en la vida...

    dirty saludos¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Hola abuela,
    Como siempre me gustó.
    Besos.
    Fer.

    ResponderEliminar
  6. Los niños te dejan pasmado. Qué niñita más bonita, qué suerte tienes granuja! Yo tengo dos sobrinosy son... ay! Así que te puedo entender un poco. Tu texto, como siempre, impecable. Además de muy buena escritora, créetelo, eres una lectora observadora. Seguro que eres algo inconformista. Tus textos son como cachorritos de qué sé yo. Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  7. Pasajes cotidianos muy entrañables que para los que tenemos nietos, los entendemos a la perfección.
    ¿Qué María?......¡ENTERNECEDOR!
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ay, madame, que preciosidad, cómo me ha gustado su relato de hoy. Eso es amor de abuela, tierno y profundo, y prueba de que la vida aun depara momentos maravillosos, verdaderos tesoros.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Precioso ese cierre. Maravilloso!!!

    Un placer leerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Abuela, como siempre que bonito relato, que preciosidad de entrada, que tierna... que gustazo el leerte, abu, !qué tremendo gustazo!, me ha encantado como describes toda la inocencia de tu nieta Candela... entrañable, abu, y, absolutamente maravilloso ese final, esa secreta venganza del tiempo y de la fragil condición humana

    Un besote, de esos bien gordos

    ResponderEliminar
  11. toda la narración preciosa. Y el cariño hacia tu nieta Candela...Precioso cierre.

    Saludos cordiales.

    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  12. Preciosos recuerdos para encarar el futuro. Las abuelas siempre colmando de cariño a sus nietos y sí, qué triste que a veces los recuerdos se olviden, pues lo que se olvida es como si no se hubiese vivido. Un besote fuerte, querida Abu.

    ResponderEliminar
  13. Los abuelos como guardianes de la inocencia de los nietos, me encantó esa idea y propuesta, ojalá que siempre sea así.
    Un beso, Who.

    ResponderEliminar
  14. Sabes? a mi primer hijo lo críe con la sensatez de una madre y a la segunda, me la he disfrutado con la ternura de una abuela...Me gustaría tener más pero ya no puedo y probablemente por eso, es que vivo a mis hijos como pocas mujeres lo hacen. No quiero apurarles a que crezcan, sólo quiero que cada día de sus vidas sea único, que sean inmensamente felices.
    Besitos.
    Me has recordado a mi abuela Matilde.

    ResponderEliminar
  15. Gracias abuela por compartir tus vivencias,,que tengas una linda semana,,besos Victoria

    ResponderEliminar
  16. Ahhhh... que ternura... me hace acordar mi madre con mi sobrina que tambien se llama Candela!!! un fuerte abrazo mi querida abue!!

    ResponderEliminar
  17. Tu tienes una Candela, yo: una Amparo y una Emilia... ser abuela ha sido para mí como un "estado de gracia". Como bien dices esos instantes vividos, nadie (ni nada)los llevará.

    Y gracias por ser una fiel lectora de La Cala... lo valoro mucho.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Digna nieta de su abuela ¡qué hermosura!
    Abrazos y buena semana

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.