Me siguen...

Traductor

miércoles, 2 de diciembre de 2009

SEQUÍA

El sol en el cenit abrazaba todo con su luz . En el cielo sin nubes, los jotes bailaban la danza de la agonía, la vaca con su cuerpo flaco trataba de darle sombra al ternero, que prendido a sus ubres tironeaba y empujaba tratando de saciar su sed y hambre, la madre lo dejaba agotarse, así su muerte sería más rápido. Los pájaros en silencio respetaban el momento, refugiados en la copa de un árbol.
Toda la pampa seca, sin pastos y sin agua, estaba de luto, estaba quieta , nada se movía. Sólo un tractor araba la tierra, para así evitar que se formen dunas y se tornen infértiles. Bajaron las aves de carroña, posadas en los alambrados observaban, otros hacían el reconocimiento acercándose al posible cadáver con pasos cuidadosos, estando a centímetros comenzaban a agitar sus alas y dar pequeños revoloteos sobre la presa para ver si tenía vida. Los invitados al macabro festín, comenzaban a descender y a pelearse a picotazos, por un lugar de privilegio sobre el cadáver.
La vaca, madre de la víctima, miraba la escena con sus ojos resignados y vacíos. De pronto comenzó a alejarse tropezando y meneando su pesada cabeza , sus mugidos no tenían eco en ese lugar donde el tiempo se detuvo, en un verano eterno, devorando las aguadas. En la pampa ya no cantaba el "teru-teru". Las hojas del ombú , languidecían por falta de humedad, el ñandú ya no tenía refugio para su nidal y deambulaba bajo el sol, picoteando todo lo que brillara.
De noche se escuchaban las bandadas de patos que se movían en la oscuridad buscando la laguna, que se había evaporado. Al amanecer formaban escuadra y levantaban vuelo desorientados, pues acababan de llegar del frío, buscando agua y comida para anidar. La pampa estaba triste, sus habitantes emigraban o morían. Solo el agua producía el milagro de la vida, como una señal de alerta, la Naturaleza mostraba al hombre su dureza, pidiendo ayuda para contener la vida y mantener el equilibrio.

17 comentarios:

  1. Ha hecho descender sobre nosotros una oleada de calor del infierno. Que bien nos ha transmitido esa sequía y sus efectos devastadores en la tierra y los animales, madame.
    Ojala encontraramos la manera de domeñar la hostilidad de la naturaleza.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. HOLAAA ABU QUE LINDO RELATO, OJALA MEDITEMOS SOBRE EL Y LO QUE LE HACEMOS A ESTE BELLO PLANETA, MAÑANA NOS LO COBRARA QUE TENGAS UN MUY BUEN DIA , SALUDOS DE TU AMIGO
    CHRISTIANNNNN

    ResponderEliminar
  3. Cada día que pasa me siento mejor con tus palabras... No seremos parientes lejanas? Ja ja.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  4. ¿Dónde diablos aprendió usted a escribir? No me diga que es autodidacta, porque rayos, lo hace de manera sobresaliente. La leo recibiendo sus buenas ondas y absorbiendo su equilibrio y profundidad. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Maravillo relato el de hoy abue con un mensaje en el, un besito y buen dia para ti..

    ResponderEliminar
  6. Que relato tan evocador, lo del ombu en particular me ha tocado... me recuerda una leyenda que de niña me embelesaba, "la leyenda del ombu" que unicamente pedía al Señor dar una buena sombra y así ser refrescante cobijo para los hombres, no quería tener madera fuerte para que con él nunca se hicieran ni ataudes ni cruces.
    Gracias abuela por traer a este día un recuerdo con tu grandioso relato.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Querida amiga paso a saludarte y desearte unos bellos dias
    un gran abrazo Isthar

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. MORIR DE SED ES UNA DE LAS PEORES MUERTES.
    CUANTOS SEDIENTOS HAY QUE SE ESTÁN MURIENDO SIN DARSE CUENTA.
    EXCELENTE RELATO COMO SIEMPRE.
    UN FUERTE ABRAZO AMIGA MÍA.

    ResponderEliminar
  10. Morir de sed es una muerte terrible Abu, lindo escrito con gran mensaje,te dejo muchos besitosss y mi deseo de que termines bien tu diaaa.

    ResponderEliminar
  11. Hola abuela,
    Haber si hay suerte y dejamos pronto de hablar de sequia.
    Besos.
    Fer.

    ResponderEliminar
  12. Ufff, que triste. Espero que pronto tengais agua. Precioso como siempre abuela, aumentando hoy una fotografía devastadora. Tus palabras, retratan divinamente la situación.

    Saludos cordiales,

    Hasta pronto, un beijo.

    ResponderEliminar
  13. Abue tus historias desatan todo tipo de sentimientos, como siempre me encanta leerte y por cierto esa fotito comiendo chivito jaja quedaste super!!!
    Mis abracitos

    ResponderEliminar
  14. ...Nos estamos cargando el planeta Abu...y es en serio...Que triste relato...muy triste...
    Un besito linda.

    ResponderEliminar
  15. Es muy triste pero real!!! y me encanta como lo transmites mi querdia abue!!! un fuertisimo abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Un relato muy realista y por eso triste. Lo malo es que lso humanos poco podemos hacer al respecto, como no sea tratar de devastar y deforestar lo menos posible para evitar estas tremendas sequías que sufre nuestro planeta. Un besote fuerte, querida Abu.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.