Me siguen...

viernes, 12 de febrero de 2010

APUROS DE UN INDIO

Llegó el rey Momo, el fin de semana prometía gran asistencia al corso.
El barrio fue famosos en su tiempo de esplendor, por sus fiestas de carnaval.    Las noches eran días, por sus luces y bullicio, las carrozas alegóricas, en su lento pasar, eran las delicias de niños y jóvenes que arrojaban serpentinas a las reinas, enlazando sus manos, en un contacto fugaz con la mirada.
El papel picado, era lluvia permanente, las aguas de los pomos venían perfumadas, estos eran como los pomos de pasta dental, de plomo y descartables, palabra no conocida en esa época.
Era una galantería rociar una dama, con agua perfumada.
Los disfraces lujosos y distinguidos, en los visitantes a la fiesta, los dueños del barrio, sobresalían por la temática popular de los mismos, personajes de  historietas, indios, mascaritas, payasos criollos, y gauchos malos, como Moreira.
El tiempo pasó, y se llevó con él los grandes festejos, que hacían el pintoresquismo del barrio.
Hoy los carnavales son tristes, no hay carrozas ni serpentinas, los pomos no existen, generalmente concurren varones, que desfilan sus disfraces por las calles empobrecidas, como las plumas de sus ropajes.
Noche de viernes, gran movimiento fiestero en la ciudad, el ómnibus venia  lleno, hizo una última parada, para completar el pasaje, subió una pequeña murga con redoblantes, trompetas y maracas, todos elementos musicales, de la barra de hinchas del club, ya arrancaba el micro, cuando,  gritos y silbidos de los murgueros detuvieron la marcha, se acercaba sacudiendo sus brazos y piernas llenas de largos  flecos, y en la cabeza , que contrastaba con el resto del cuerpo por su rigidez, una corona de plumas que llegaba a sus pies.
Con ayuda, y sudando subió,se cerró la puerta a presión y quedaron todos cara a cara con el indio, no podían acomodarse, todos se comedían  y probaban suerte, pero el indio enojado por el trato, no colaboraba,  y moverlo era dificultoso en el mínimo espacio, como resultado,  las plumas siempre molestaban la cara, o la nuca de alguien, ademas el armazón de plumas,  era de fierro, y en cada giro dejaba algún  lesionado.
El micro se detuvo en la parada, se abrió la puerta con estrépito, dejando entrar una fresca oleada de aire, que todos trataron de aprovechar , renovando el aire de sus pulmones.    Los primeros,   sin perder tiempo empujaron al indio fuera del ómnibus, fallido el empujón, probaron de nuevo, nada, el indio no salia, estudiaban la puerta para ver COMO subió, todos opinaban, todos querían salir de ese hacinamiento, los curiosos ya se juntaban fuera, en su desesperación,  un pasajero le dio un empellón, ahora si se  dobló  el armazón,  quedando encajado en el marco de la puerta, ya las disputas eran compartidas, por el indio, que paso a ser victima,  y por el pasajero.          Llegaron los bomberos, el indio seguía  enojado y humillado en su disfraz, sus ojos  cobraron vida, cuando vio la enorme sierra que traía  el trabajador en sus manos, los cerró,  y se encomendó a Manitu y sus verdes praderas.     Cayeron las plumas junto con el indio, todos saltaban sobre el,   buscando su  camino.   Esperó, sentado en el cordón de la vereda, veía como la brisa hacia volar las plumas por la avenida, se preguntaba,  si  podría subir al micro con el tapa rabos de Tarzan, ese de leopardo, que tanto le gustaba a la Tota, que se lo hizo de  tela de un tapizado,  de un auto viejo.
Mañana sería otro día de carnaval.

17 comentarios:

  1. Hola:Lo que debió padecer el pobre indio, viendo la avalancha de gente sobre él.

    Muy hermoso tu relato.

    Leer tus escritos es vivirlos de tan bien como los describes.

    Un abrazo. Montserrat

    ResponderEliminar
  2. Gracioso relato que sin embargo, no prescinde de momentos de nostalgia y de agudas reflexiones...

    Me ha encantado, muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Aunque los carnavales ya no son como antes, la vida sigue siendo un carnaval.

    ¡Pobre indio, tan bonito que ha de haber sido su plumaje andamiado en fierros!

    ¿Y cómo subió?

    ResponderEliminar
  4. muy bacanas todas tus imágenes. me dio sentimiento sentir como las plumas se las llevaba el viento.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que tenía la posibilidad de otro difraz,hay el pobre. bonito relato como todos los tuyos.
    besos grandes para una gran mujer

    ResponderEliminar
  6. jaja ay Abue pobre indio y por aqui en mi país estamos de carnaval me hiciste recordar el fn de semna que me espera ufff
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  7. Pobre indio, digamos que ….., las paso canutas, ¿o no ABU? Menos mal a Manitu, que si no, En fin pobre indio.
    Gusto leerte ABUELA.
    Un FUERTE BESO, en esa preciosa mejilla, que adorna vuestro cutis ABUELA.

    ResponderEliminar
  8. Que linda historia.
    Que diferentes eran los carnavales de antes, sin querer parecer una vieja quejosa, te cuento en voz baja: eran más divertidos.
    Un saludo.

    María

    ResponderEliminar
  9. Bonito relato abue, por aquí no hay carnaval, aquí tenemos procesiones. Me encantaría estar algún día en un carnaval en Brasil. ¡Lindo!

    Hasta pronto.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  10. Carnavalesco a más no poder... Hace mucho que no vivo el carnaval de incognito, siempre voy disfrazada de mi...No sé creo que no nací para eso, aunque disfruto mucho vistiendo a mis peques de lo que quieren y viendo el coso...me gusta el colorido, el aroma a aguardiente que escapa de la multitud y la música, eso...la música.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. ▅▅。▅▅。▅▅。▅▅。▅▅。▅▅ . ▅▅ ..
    ╘∞╛╘∞╛╘∞╛╘∞╛╘∞╛╘∞╛╘∞╛


    ___0♥0♥_____♥0♥0,*-:¦:-*
    _0♥0000♥___♥0000♥0,*-:¦:-*
    0♥0000000♥000000♥0,*-:¦:-*
    0♥00000000000000♥0,*-:¦:-*
    _0♥000000000000♥0,*-:¦:-*
    ___0♥00000000♥0,*-:¦:-*
    _____0♥000♥0,*-:¦:-*
    _______0♥0,*-:¦:-*
    _____0,*-:¦:-*
    ▒♥▒ Para
       ▒♥▒ quien
         ▒♥▒ tiene
            ▒♥▒ un
               ▒♥▒ Amigo,
                  ▒♥▒ no
                     ▒♥▒ existe
                        ▒♥▒ La Soledad.

    abuelita que tengas un lindo fin de semana y bello dia de la amistad 14/02/10
    besitosss

    ╘∞╛╘∞╛╘∞ ╛╘∞╛╘∞╛╘∞╛╘∞╛
    ▅▅。▅▅。▅▅。▅▅。▅▅。▅▅ . ▅▅ ..

    ResponderEliminar
  12. Ay, pobrecillo indio, pero qué simpático está tu relato carnavalero, querida Abu. Un beso muy fuerte y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Querida Abuela

    Me creerá que jamás he estado en un Carnaval? Trise, pero así es. Leyendo esa parte donde dice que ahora los Carnavales son tristes, pensé que quizá se deba, no tanto a la crisis económica, como a la de valores y a esa especie de tristeza que anida en buena parte de la población. Pero igual, como ya le dice Äriastóteles Lumínico: la vida es un Carnaval.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Donde yo vivo también estamos en pleno carnaval, todo vale estos días, es una liberación de las almas.
    Gracias por tu comentario en mi casa, te dejo un abrazo carnavalero.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno tu relato,un placer leerte. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  16. Hoy es el día del amor y la amistad, un hermoso despertar a la esperanza de compartir amor con la pareja y el que no la posea por casuales circunstancias, intercambiar abrazos de positivismo, alegrías y sonrisas de amistad, con un afecto sincero por el tiempo que llevamos manteniendo un contacto basado en la confianza y asiduidad...

    Pretendo durante el día de hoy visitar a tod@s l@s amig@s que me acompañáis durante el año, con l@s que he ido creciendo en este corto periodo de tiempo que llevo en el mundo de la la blogosfera.

    Siendo muy afortunada por recibir caricias y afectos de vuestros corazones continuamente. Sin limites ni fronteras de todos los conocidos y los no tan conocidos que por mi parte ya tienen el aprecio indiscutible de amigos.

    Como los pétalos de tu rosas

    Como los pétalos de tu rosa
    firmes y bonitos
    proteges con tus púas
    para que nadie separe
    ni un pétalo de tu amistad.
    Con tu perfume das
    a cada uno de ellos
    el aroma de tu belleza,
    y con cada roció
    alimentas los corazones.

    La luz brilla su color de amistad.
    Luz.... que iluminas tu camino.
    Tu aroma para sazonar tu existir.
    Su belleza para entrega todo su amor.
    Una rosa de tu bella amistad
    que perdurará
    hasta la eternidad
    Anónimo

    ¡¡FELIZ SEMANA AMIG@!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  17. jajaja... ¡qué pobre! lo dejaron sin plumas y "cacareando"
    abrazos

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos