Me siguen...

Traductor

miércoles, 3 de febrero de 2010

EL FOGUISTA.

Con el baúl de lata abierto el hombre repasaba su contenido.
Le gustaba preparar el baúl, lo hacia con esmero, siempre las mismas cosas, tenia un olor particular, mezcla de café, yerba, y ropa limpia.
A la media noche salió de su casa, con el baúl colgando de su hombro,  como si fuese un bolso.      Llego a los inmensos galpones del ferrocarril, su máquina, silenciosa y oscura, lo esperaba.
Acomodó su equipaje y comenzó su tarea de controlar, el agua de la cisterna, la carbonera, donde el carbón de piedra tenía brillos de cristal.
Tomó la alcuza y bajó a aceitar los pistones, con una estopa limpiaba el sobrante.      La tronera, con su boca abierta, esperaba la primer palada de carbón, entre paladas miraba el gran reloj, que marcaba la presión.
Llegó el maquinista, leyó todo el tablero de instrumentos, y comenzó a mover la máquina, probó el silbato, la válvula  para aliviar la presión, hizo la maniobra para entrar a la playa, donde esperaban los vagones, el farolero, hizo el cambio de vía y le dio luz verde, lentamente el maquinista arrimaba  la máquina, atento al farol, a la luz roja o verde.
El farolero, tomaba los enormes enganches y sus cadenas , y unía el largo convoy, en la noche se escuchaban los vagones chocar entre si, caía el enganche, luego el tirón que trababa los mismos, y así sucesivamente, hasta llegar al vagón de cola donde iba el guardia.
La máquina toma su ramal de viaje, ya se anunciaba el día, el maquinista revisó los controles, y dio el visto bueno, cada uno abrió su baúl. y sacó su desayuno, hacia frío, se acomodaron cerca del fuego con sus termos, de vez en cuando uno se asomaba,  y regresaba a sentarse sin decir palabra, señal que todo estaba en orden.
Los dos hombres ya no tenían historias  que contar, en el pequeño habitáculo se entendían en silencio.
Le gustaba asomar la cabeza,  y dejar que el viento limpiara su cara de ollin, cerraba los ojos y soñaba.        En medio del campo,  los changuitos los saludan agitando sus brazos, ellos le regalaban un toque de silbato, por momentos corrían carreras con los autos en la ruta, otros los veían malhumorados, parados en el paso a nivel.
En la noche hacia mucho frío, el viento se llevaba el calor de la tronera, pero aun así le gustaba, se sentía poderoso,  detrás de ese rayo de luz, que avanzaba cortando la oscuridad.
Los dos rostros se veían anaranjados  por la luz de las llamas, en medio de la pampa, eran una larga sombra humeante, cual cíclope furioso, avanzaban,  haciendo temblar la tierra.
El foguista era feliz en su tren, cuando el maquinista pedía mas velocidad, tomaba su ancha pala,  y llenaba de piedras negras el fuego, las chispas,  formaban una estela brillante a lo largo del tren, que la oscuridad devoraba.               Sonaba el silbato en la llanura, espantando animales, de regreso parecía cobrar vida , nos llevaba bufando su humo negro, aminorando suavemente su marcha , paraba en el anden, liberaba el vapor,  quedando envuelta en  una nube blanca, donde las personas,  entraban y desaparecían.
Bajó su baúl de lata , casi vacío, enfiló para su casita, pensando, dentro de dos días, otro viaje, tengo el tiempo justo de lavar la ropa,  y  preparar el baúl.

22 comentarios:

  1. buenas nochess abuelita de nuevo disfrute mucho de este relato, que tengas un bello Jueves, te dejo muchos besitossssssssss

    ResponderEliminar
  2. Querida Abuela

    De lejos, uno pensaría que la vida de un fogonero es un poco triste: siempre lleno de hollín, siempre de viaje, y sin embargo, la minuciosidad con la que este hombre prepara antes de cada trayecto su baúl; el cuidado que pone en sus sencillas pero determinantes labores... hacen ver que uno se equivoca: como fogonero, él es feliz y eso es lo importa

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ... que bueno por el, que logró encontrar esa paz

    interior; esa plenitud que se conserva aun en los

    momentos en que no tenemos nada que decir; conten

    tos con la compañia de los compañeros de viaje y

    sin mas pretencion que ser, y estar .............

    .. con respecto a lo de la ropa: cuando mi situación

    economica se mejore, me gustaria pagar a alguien

    que se encargue de ello. La verdad es que las labores

    domesticas son algo noble; pues requieren de energia, y

    además de tiempo. Las dos cosas en mi caso por lo menos,

    preferiria dedicarlas a otro tipo de cosas ;) BESO <3

    ResponderEliminar
  4. Precioso relato, ABU.
    Un par de preguntas, ¿en esa vuestra Argentina, aun circulan de estos?, por aquí, hace ya décadas, dejaron su camino al gasoleo y electricidad.
    Yo también hubiera podido relatar algo así, pues conocí su existencia, en mi niñez, casi juventud. Por aquí se les denominaba” fogoneros”.

    Abu, ¿os gusto Granada?
    Otra cosa ABU ¿Por qué vos NO os hacéis seguidora de mi blog?, más que nada, por que así tendrías notificación puntual cada vez que realice alguna entrada.Abu esto NO es condición de nada y si preferís seguir así, pues vos decidís, estamos en contacto directo y eso me gusta.
    Un FUERTE y caluroso, ABRAZO, ABUELA, os aprecio cantidad.

    ResponderEliminar
  5. HOLA:

    4-2-2010, 8,3O DE LA MAÑANA EN ESPAÑA.

    MIENTRAS LEO TU RELATO IMAGINO, UNA PELÍCULA DE BLANCO Y NEGRO, MUY ANTIGÜA DE AQUELLAS DE CINE MUDO. QUE SE HICIERON, CUANDO YO AÚN NO HABÍA NACIDO.

    ASÍ DE CLAROS SON TUS RELATOS, QUE MIENTRAS LOS LEO LOS VIVO.

    AHORA ME VOY A PREPARAR EL DESAYUNO. BESOS. Montserrat

    ResponderEliminar
  6. Todo reside en la forma de afrontar nuestra vida, de realizar lo que te gusta, y de hacerlo de la mejor forma posible.

    Lindo como siempre.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Que hermoso, madame, con lo que a mi me gustan los viejos trenes que van echando humo! me parece la forma mas romantica de viajar.
    Sabe, uno de mis sueños desde chiquita ha sido el de viajar en el transiberiano!
    Que escena hermosa la que describe, rescatada al pasado.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. HOLA DE NUEVO AMIGA: EN ATENCIÓN A TI Y OTRAS
    PERSONAS QUE NO ENTIENDEN EL CATALÁN. HE TRADUCIDO EN UNA NUEVA ENTRADA LA LETRA DEL VIDEO DE LA HABANERA EL MEU AVI(MI ABUELO).

    ResponderEliminar
  9. HOLAAAAAA ABU TU REATO GENIAL, QUE TENGAS UN BUEN FIN DE SEMANAAAAAAAAAAA ABRAZOS CHRISTIANNNNNNNN

    ResponderEliminar
  10. esas historias tuyas... siempre atrapan.
    un besote para ti.

    ResponderEliminar
  11. Me pasa igual mientras leo, imagino ,que yo soy la que observo las cosas y, los personajes de tu relato. Gracias abuela frescotona eres fantástica
    besos

    ResponderEliminar
  12. Hola abue, me había perdido por un rato pero ya estoy de vuelta, que bello escrito como siempre me dejas pensante, como me hubiese gustado haber andado en una maquina de esas, recorrer tierras del norte y del sur embelesada por el paisaje y sintiendo el viento en mi rostro,.

    Simplemente hermoso lo que provocas con cada historia.

    Un gusto amiga.

    ResponderEliminar
  13. Quiero agradecerte los bonitos momentos que me regalas al dejar que te lea. Escribes muy bien!! Ojalá nunca se agoten tus palabras.

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  14. Precioso, !maravilloso tu relato!, ¿te has fijado abuela que todo lo que envuelve los trenes -y no otros medios de transporte- tiene como un halo especial mezcla de magia y de romanticismo? especialmente los trenes antiguos, con sus sonidos, sus aromas, sus colores, sus formas, sus miles de historias... has retratado con palabras maravillosamente bien a esos hombres del tren, al farero, al foguista, al maquinista. Que buen relato abu, !que bonito!, realmente precioso.
    Me ha alegrado que usaras el término alcuza, que en Sevilla se utiliza muchísimo, ya que solemos desayunar pan tostadito con aceite. Ahora las modernas alcuzas son de cristal o de cerámica, pero todavía quedan de acero inoxidable igual que las tradicionales de latón. Cuando voy a casa de mi suegra (un pueblecito de Salamanca) o de mis cuñados en Burgos, y pregunto por la alcuza, casi siempre me responden con el y eso qué es, no se acuerdan de un año para otro que es el recipiente donde se sirve el aceite... ya me he dado por vencida con ellos, con lo bonita que es la palabra y son incapaces de retenerla en su vocabulario, por eso, me ha encantado leerla aquí.

    Un besote, de esos la mar de gordos

    ResponderEliminar
  15. NO SÉ SI EXISTIÓ O NO. EL BARCO "CATALÁ".

    CUANDO LOS MARINEROS CATALANES FUERON A LA GUERRA DE CUBA, ESCRIBIERON MUCHAS CANCIONES QUE LLAMARON HABANERAS, POR EL NOMBRE DE LA CAPITAL DE CUBA.
    EL VIDEO LO INSERTÉ DEL YOUTUBE.

    UN ABRAZO. Montserrat

    ESTA CANCIÓN NOS LA CANTABA UNA TIA QUE VIVIA EN MI CASA Y MURIÓ CON 90 AÑOS.

    UN ABRAZO. Montserrat

    ResponderEliminar
  16. ¡Que buen final Abuela!... esa última frase lo dice todo, cierra el ciclo y lo abre a su reinicio, el baúl y sus pocas pertenencias son el símbolo de esa vida anónima hecha de trenes y carbón. Tus textos tienen la mirada de las Crónicas, ese ser testigo de los seres y sus días. Nos presentas imágenes pequeñas, vidas anónimas y distantes que se universalizan.

    Abrazos y besos!

    ResponderEliminar
  17. Ah!, se me olvido decirte que si tienes tiempo y ganas te des una vuelta por El Sur también existe, allí estamos realizando un pequeño registro de nuestros modos de decir latinoamericanos, considerándo que son una poderosa fuente de Identidad que nos hermana. En esta ocasión abordamos "Nuestras partes pudendas", está muy divertido. Si quieres revisar otros posts asociados al tema de nuestro lenguaje e identidad puedes hacerlo en el archivo del blog, en La Identidad del Sur.
    Te dejo este comentario con el perfil que te lleva directo a ese blog...

    ResponderEliminar
  18. Abue fresca como las mañanas de mi país, los trenes,que gran entrada has hecho,con lo que disfrutaba viajar yo en tren en mi niñez,ahora solo hay para mrcancias.

    Recibe un gran abrazo .

    ResponderEliminar
  19. Nos distraes con tus buenos relatos,
    pasar por tu casa es un placer,
    te felicito por tu buen texto.
    que disfrutes el fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Guau todo lo que me estaba perdiendo pero ahora te sigo y no me perderé ni una entrada.Suerte y Felicitaciones .Tus escritos atrapan mi espiritu que disfruta de ellos

    ResponderEliminar
  21. ..........o°o

    .........O....° Holita...
    ....o°°O.....o º
    ...O..........O
    ....° o o o O Hoy..

    ..........o°o
    .........O....° Paso a Dejarte...
    ....o°°O.....o º
    ...O..........O
    ....° o o o O

    ..........o°o
    .........O....° Miles De Burbujas...
    ....o°°O.....o º
    ...O..........O
    ....° o o o O Llenas de gratitud

    ..........o°o
    .........O....° y de Felicidad!!!
    ....o°°O.....o º
    ...O..........O
    ....° o o o O



    Muchas gracias por tu comentario en Mundo animal de Chris cuando tuve mi Cirugia, que dios te bendiga con salud y tengas un buen fin de semana besitoss y hasta prontito..

    Jessi.

    ResponderEliminar
  22. Tus relatos son vida, abuela. En mi localidad no hay estación de tren y -sin embargo- gracias a tu relato "veo" perfectamente como son los vagones y su máquina... siento el aire y huelo el humo :) eres magnífica

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.