Me siguen...

Traductor

domingo, 28 de febrero de 2010

LA NIÑA Y EL MONJE.

La brisa hacia volar su cabello, como las briznas del campo.
Era una imagen llena de sensaciones el cuerpo de la joven, el hombre se quedo quieto, bajo la sombra del árbol, disfrutando la vista.
Las cuentas del rosario se deslizaban entre sus dedos,  Santa Maria...., pasaba la joven tratando de abrazar al sol, las cuentas quedaban estrujadas entre las yemas, solo salían cuando el sudor las hacia resbalar,  Madre de Dios...
El árbol inclinaba su copa cuando el viento lo agitaba enloquecido, parecía reír, de la lucha del hombre y el rezo.
El sudor pegaba los rizos en el rostro de la niña, ella, coqueta los separaba con la punta de sus dedos,  con una rama jugaba en el campo de ababol en flor, cazando mariposas blancas,   Ruega por nosotros..., se apresuraba a decir con fruición,  mordiendo las palabras, mientras,  sus ojos entornados traicionaban la plegaria.
Su canto llevaba el viento,  como el de las sirenas de Ulises, solo que aquí, no había cadenas en el mástil.
Las flores rojas se acamaban en la brisa, invitando al paseante a descansar,     Oh, Santa Madre de Dios, ruega por nosotros.....
Como un ángel,  la mujer salio del sembradío de flores, se detuvo frente a él,  sorprendida.                           El aire le traía el perfume de mujer,cerró los ojos, aspiraba lentamente por temor a espantarla, recordaba sus tiempos lejanos,  cuando era un hombre, el salado sudor del cuerpo joven, la humedad turgente de esos labios,  no tocados por el amor, el pliegue del  cuello,  donde un rojo pétalo,  se había pegado a la humedad de su piel,    Ruega por mi....
Dejó la niña el saludo y una sonrisa respetuosa al monje, siguió su camino, dejando tras de si, los despojos de alguien que se derrotó a si mismo, que traicionó su condición humana, encerrando la belleza de la vida, con candados de hipocresía.

17 comentarios:

  1. Abue, qué linda entrada has colocado hoy. Me gustó, y más acompañada de nuestra Madre Celestial. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Dificil dejar atras los recuerdos cuando uno decide dar un giro tan drastico a su propia vida. Supongo que cada dia acuden como un tormento, y que es la parte mas dificil de vencer para vivir en paz.

    Feliz domingo, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. ABU, oración un tanto larga, pero buena, a pesar de su extensión.
    ABU, las últimas líneas, cruzaron mis cables, NO entendí, vuestro mensaje.

    Que significan estas dos últimas líneas
    ” Dejó la niña el saludo y una sonrisa respetuosa al monje, siguió su camino, dejando tras de si, los despojos de alguien que se derrotó a si mismo, que traicionó su condición humana, encerrando la belleza de la vida, con candados de hipocresía.”

    Vos sabréis pero me gustaría comprender.
    Abrazos ABUELA.

    ResponderEliminar
  4. Abue, abue, que estás tremenda hoy.

    Recibe un abrazo, y un guiño de felicidad dominical.

    ResponderEliminar
  5. Abuela

    Una historia religiosa, misteriosa; inocente y, al mismo tiempo, casi perturbadora.

    Roguemos porque vos sigas escribiendo así.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Bonito mensaje abuela, el Rosario, las cuentas del mismo y esos misterios, esos rezos lentos... pensando y reflexionando... pidiendo y llamando... llamando a esa Madre que con su manto nos acoge, nos une, nos protege, llenando de amor nuestros corazones.
    Sigo rezando ese mismo rosario para pedir por todos aquellos que tanto están sufriendo con esos terroríficos terremotos.
    Un fuerte abrazo abuela

    ResponderEliminar
  7. Intenso relato , me gusta mucho, como escribes verdaderamente eres sabia.
    besos grandes, espero que estés bien.

    ResponderEliminar
  8. Tan bien describes las miserias humanas, cuantos habrán encerrado sus deseos y pasiones con candados de hipocrecia. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  9. y salió bien... que si le hubiese tocado el de Verona, igual ni la contaba... Sabes Abu? ultimamente cuando no quiero perder la fe, pienso en Juan Pablo II... creo que la sonrisa de él era la de un hombre bueno, por él sigo creyendo en Dios...
    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Por lo general cuando nos pasan ciertas cosas perdemos la fe que tanto cuesta conseguir, pero no es imposible tener nuestras bases en la oración y desencadenar nuestro interior que a veces parece ser el mismo infierno.
    Un abrazo Abue

    ResponderEliminar
  11. Que relato fuerte, humano y sincero.
    Jamás podré entender ese voto de castidad!

    Besos abuela, que bien escribes!!!!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  12. Abu, es un relato muy profundo este de hoy, buenísimo -como todos los tuyos- y un tanto crudo, porque deja de manifiesto esas miserias humanas, ese deseo contenido, esa hipocresia guardada en candados como tú dices... por condición humana -se sea monje o no-, la belleza, la sensualidad, el deseo, son la belleza, la sensualidad y el deseo, es bien dificil encerrar eso en unos votos y ser inerte a los mismos, repeto la voluntad de los que lo hacen -claro está-, pero creo que es bien dificil, y, luego por otra parte también están, esos otros muchos que hipocritamente rezan y rezan y ponen candados a sus emociones o a veces ni los ponen y dan rienda suelta a sus pasiones sin miramientos, abusando incluso de la confianza y el respeto de su condición.

    Un besote, como siempre, uno de esos gordísimos

    ResponderEliminar
  13. ABU: Con retraso he leído este bello relato, mezcla de oración y de candidez y también de sacrificio en pos de unos votos.
    Mezcla también de esos olores de las flores del campo.
    Un abrazo de abuela a abuela, cuando en España son las 16,45 h. de la tarde. Montserrat

    ResponderEliminar
  14. uffffff amiga, excelente disparo!! así sin tapujos.
    besos

    ResponderEliminar
  15. :: (\_(\
    *: (=' :') :*
    .. (,('')('')¤°.¸¸.•´¯`* holitaa abu que tengas una super y linda semanaa, te me cuidas muchoooooooooooo, besitosss.
    Jessi

    ResponderEliminar
  16. Hola percioso texto,
    pasaba a saludarte y comentarte que mi poema
    “ES LA DICHA” compite en Antología Literaria, si te gusta agradeceré tu voto, solo hay que marcar el circulo en la columna derecha y pinchar vota.
    aquí te dejo el enlace para ver el poema,
    gracias por tu dedicación.
    que tengas una feliz semana.

    http://antologialiterariaactual.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. La miserias humanas viven también con faldas y a lo loco, bajo la hipocresia de las disculpas, conozco tantas parejas y en apariencia es todo tan pulcro y sumiso, quisiera yo vislumbrar la noche, que es igual de oscura como para los demás, cuando se quitan el disfraz dando rienda suelta a sus sentimientos carnales...

    Feliz semana para ti!!

    Un abrazo de sonrisas te regalo para compartir con aquellos que no la encuentran.

    Marí

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.