Me siguen...

Traductor

lunes, 1 de febrero de 2010

VIVIENDO.

Los años, se instalan en nosotros, sin darnos cuenta.
Despertamos un día, antes del alba, tampoco le damos importancia, hasta que se hace costumbre, y buscamos tarea para ocupar ese tiempo.          Con alegría descubrimos que, es nuestra mejor hora, pues es toda nuestra.
Así vamos ocupando nuestras horas vacías, con actividades que nadie haría a una hora insólita.
Despacio la sabia Naturaleza nos va dando nuestro nuevo lugar en el mundo.
Vamos renunciando a los viajes largos, a las salidas sociales que no sean de compromiso, hasta que quedan reducidas solo,  a los sepelios, bodas y bautizos.
Tratamos de no preocupar a la familia con achaques pasajeros, también  Natura,  los ubica a ellos en su tiempo de hijos, que saben que su momento critico llegará, y en cada molestia, con temor en sus corazones,   se preguntan, "YA"?.
Ponemos nuestra  Fe en los ancestros, que vivieron sin los adelantos de hoy en  medicina, y llegaron solos al final de sus días,  por que ahora, tendría que ser distinto?.
Regresamos a los valores olvidados, buscamos confianza en el pasado y nos seguimos preparando en silencio para el gran encuentro.
La casa se va apagando con nosotros, ya no hay reuniones, no se pinta todos los veranos, las plantas no se renuevan  en primavera,  y sus flores son cada vez mas pequeñitas, las mascotas que se van, ya no se remplazan
Solo las manitas agitadas y los gritos de alegría de los nietos al vernos, son los afectos verdaderos en el gozo,  y entendemos,  que todavía,  nos queda la preocupación de velar por ellos, en aquello que aun podemos, los consejos y los rezos.
Debemos asumir la finitud de nuestra humanidad, y si Dios nos da la posibilidad de notarlo, tenemos que mostrar lo felices que fuimos,   en el lugar que nos puso en el mundo.
Que vivir es una obligación, mas que un derecho, y  tratar de ser felices, es nuestro destino.

29 comentarios:

  1. Triste pero cierto, arrancamos fuerte las pisadas en este mundo, pisoteamos con rapidez el tiempo y cuando mas debería sonarnos a tranquilidad, este se empeña en demostrarnos que hizo su labor, correr y correr, y nosotros estamos o lo parecemos, dándonos cuentas del tiempo, que esta vez, irremediablemente se escapa entre nuestros dedos, encantado con tu reflexión...

    Abrazzzusss

    ResponderEliminar
  2. Que bella reflexion, madame. Usted es una mujer muy sabia. Es cierto, tratar de ser felices es nuestro destino, y siempre hay algo a lo que aferrarse para conseguirlo, sean esos lindos recuerdos que justifican una existencia o sea, en su caso, esos nietecitos.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. lo peor de todo, es que no pedimos vivir.
    excelente tu reflexión.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con tu sabiduría, un regalo precioso, como la vida.
    Besos

    pd por cuestiones de trabajo llevaba unos días sin visitarte y hoy, por fin, he podido regresar a tus bellas palabras.

    ResponderEliminar
  5. Llegar a la meta con una sonrisa en los labios.
    De verdad Nonna ,que tu eres una sabia de la vida .
    ¡ saludos !

    ResponderEliminar
  6. Yo siento mucha resignación en tu texto, creo que no importa la edad, que hay mucho que hacer. Nos queda tiempo para aprender, para estudiar algo nuevo, podemos hacer ejercicio, Taichí y alguna otra práctica. Natación, es edificante, caminatas matinales, escribir por ejemplo, imponernos una disciplina, podemos participar en certámenes literarios, tener la esperanza de ganar, editar nuestros libros, en fin mil cosas y más. Podemos amar a alguien y compartir nuestros últimos días con la persona amada. No mi querida Fresquetona, en esto si no coincido contigo. Pero me gusta la forma como lo relatas. Yo me siento tan joven como te imaginas, la edad está en el corazón y mi corazón es un corazón joven. Saludos cordiales, Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  7. aBUE,¿ESTÁS UN POQUITO TRISTE?

    Recibe miles de besos curativos,y sabes algo? pediré a DIOS QUE TE REGRESE TODA LA ALEGRIA QUE SIEMPRE DERROCHAS EN ESTE BLOG.

    abue.sigo con tos,los jarabes,los thes,los antibioticos,los antivirales,todos han perdido la batalla ante mi tos.

    también me embarro unguentos calientes en el pecho y espalda,y nada,y en la planta de los pies,y nada.

    pienso que es un castigo,porque cuando hizo caklor,yo comí mucho hielo,bastante,cada que tomaba líquidos,eran con 3 o 4 hielos.
    estoy arrepentida.

    recibe un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. preciosa entrada, me ha
    dejado maravillosas sensaciones
    abrazos..

    ResponderEliminar
  9. EN ESPAÑA SON LAS 8,3O DE LA MAÑANA.

    DE ABUELA A ABUELA. TE DIGO QUE MI NIETA ES LA FLOR MÁS BELLA DE MI VIDA.

    AH EN EL OTRO COMENTARIO SE EM OLVIDÓ DECIRTE QUE HAY UN VDEO DE JORGE CAFRUNE, QUE SE LLAMA PEÓN DE CAMPO, ESTA CANCIÓN ME ENCANTA IGUAL QUE JORGE.AUNQUE DESGRACIADAMENTE YA NO ESTÁ EN ESTE MUNDO.

    UN ABRAZO Y ¡VIVA ARGENTINA!

    ResponderEliminar
  10. Quizá la base de vivir felices está en tener conciencia de su finitud sin que nos provoque desasosiego. Vivir tratando de ser felices, SI
    Un abrazote mañanero, abu

    ResponderEliminar
  11. No tienes tu pinta de reducir las relaciones sociales o no renovar las plantas en primavera..
    sinceramente creo que en cada edad hay que disfrutar, no caer en el error de querer hacer cosas que se hicieron en la juventud y que a lo mejor ya no se pueden, pero tampoco quedarse inmóvil al borde del camino.. porque hoy es siempre todavía... mañana ya veremos..
    besos abuela

    ResponderEliminar
  12. Abuela

    Bella forma de hablar de un proceso que, a veces, es duro aceptar: nacer, crecer, vivir, envejecer, saber que nunca más seremos lo que fuimos. Y por eso, no nos queda más que esa obligación que usted cita: vivir a tope, no dejar que la vida se nos escape... sin haberla vivido

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Cuánta riqueza en este texto Abue.. Cuanto para reflexionar, cada vez te estás metiendo más en este rubro de hacernos pensar a través de tus propias reflexiones, me gusta, mucho.
    Cariños!!!

    ResponderEliminar
  14. Que gran semblanza haces de las personas que ya hemos pasado el ecuador de la vida.
    Que hermoso es observar las diferentes etapas de nuestra vida del modo que tú lo haces.
    Nuestras experiencias, alegrías y penas, nos han ido curtiendo y a la vez, nos han abierto nuevas puertas para sentir que la vida sigue,que es hermosa, y que cada momento que atravesamos nos va insuflando un aire de confianza con la esperanza del deber cumplido y de haber sembrado el campo para los nuevos segadores.
    Llegar al final de nuestros días con este cometido, es lo que nos hará obtener la Palma de la Victoria.

    ResponderEliminar
  15. Tus reflexiones son fantásticas, llevas toda la razón del mundo, hay momentos, ratos, tiempos de nuestra vida que todo queda relegado a eso a compromisos, nos paramos a pensar y no queremos volver la cabeza ¿Para qué? Quizás para no tropezar.

    Un fuerte abrazo querida amiga, es un placer poder leer todas tus enseñanzas que son muchas.

    ResponderEliminar
  16. el tiempo pasa en un suspiro así que hay que aprovecharlo al máximo...

    dirty saludos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  17. Tristemente asi es la vida y así mismo la tenemos que acpetar y disfrutar!
    Un abrazo fuerte Abue hermosa reflexión!

    ResponderEliminar
  18. Si, es cierto, vivir tal vez sea una obligación. Hemos de vivir para nuestros hijos y nuestros nietos, para dejarles un recuerdo agradable de nuestro paso por su lado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Pero si usted está hecha una chavala!
    Cuántas abuelas querrían desprender la mitad de su energía!
    El texto le quedó triste, no hay manera de que sea así. Recordar lo vivido también es vida.
    Muchos besos abuela!

    ResponderEliminar
  20. Es cierto lo que dices en tu bonito relato.. aunque he de reconocer que no me libro de la ansiedad que provoca la vida y su final, bueno al leerte algo de ánimos tengo.
    Besos enormes para ti de mi.

    ResponderEliminar
  21. Es una realidad que tiene que ser aceptada por derecho propio.

    Cuando se es más joven no nos asaltan preguntas sin respuesta...

    El ciclo de la naturaleza va preparando los estados y los momentos como a los niños cuando se están desarrollando y ahora es a la inversa...

    Es un vivir de recuerdos, pero hay que darse cuenta que si nos vamos al pasado no vivimos el presente y hay que aprovechar cada minuto que la vida nos regala.

    Negarse a ello es no existir...

    Hay que intentar dejar buen recuerdo a los que nos preceden, no ser una persona adulta y un poco pesada y llena de problemas tanto corporales como mentales.

    La casa se va quedando vacía, pero hay que no ser parte de ese vacío silencioso, hay cantidad de cosas y motivos para salir de entre las cuatro paredes. Uno nunca está sólo puesto que todo está en movimiento, hay que abrir las ventanas y dejar entrar los rayos del sol y el frescor de un nuevo día, para seguir formando parte de el...

    Hoy el día nos indica que posee alguna nube, pero mañana será diferente...

    Un abrazo de afectos.

    Marí

    ResponderEliminar
  22. ¿Por que siento algo de depresión en vuestras palabras?

    Si vivieramos nuestra vida pensando en el término de ella no viviríamos felices.

    Vivamos y amemos intensamente

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Una gran sonrisa por este escrito.

    Gracias!!!!!!!!!!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Me encanta tu optimismo y tu estilo. Espero que con la edad yo también adquiera algo de ese optimismo que te caracteriza. No cambies nunca ;)

    Besos grandotes!

    ResponderEliminar
  25. Ay abuela querida... y dices tanta verdad!!! es como que al pasar los años noto yo, que uno deja las costumbres por otras nuevas... hay obligaciones que la vida te hace cumplir para subsistir si o si, a su vez esa obligacion puede tornarse, pesada, monotona o llevadera, pero como bien dices hay que sobrellevarla con el orgullo de decir, yo pase por esta vida!!! es encontadora esta reflexion, me emociona y mucho, perdon por no venir antes, pero prometo que los meircoles me tendras aqui... si??? un beso querida abuela!

    ResponderEliminar
  26. ... que lindo escrito. Concuerdo con lopillas:

    el ir conformandonos con nuestra finitud, es si

    nonimo de que hemos ido hacercandonos cada vez

    mas a lo que la vida deparaba para nosotros. En

    tonces nos vamos haciendo mas humildes, y por

    lo tanto, mas felices. BESO <3

    ResponderEliminar
  27. Es la vida mi querida abuela; tal cual vino tal cual se va; sin nada en las manos. Solamente quedará lo que fuimos humanamente.
    Gracias por tu reflexión.

    Mi cariño.

    ResponderEliminar
  28. Preciosa reflexión abuela querida. Yo soy consciente de que cada día es un regalo y procuro no amargarlo a los demás, sé que llegará el día y ¿sabes? no me importa, salvo por la tristeza que -seguro- dejaré en mi familia... pero no vivo pendiente de esa llegada.
    Es un placer leerte y seguirte
    (a ver si ya no tengo más problemas con el reader)

    abrazos y buena semana

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.