Me siguen...

Traductor

domingo, 11 de abril de 2010

HISTORIA TONTA

El joven caminaba desganado, a cada paso, suavemente pateaba las hojas secas, las manos en los bolsillos.
El otoño llegaba temprano y frío.
Pensaba en su vida de trabajo y estudio, ejercía su futura profesión, próxima a terminar, en un estudio de abogados.          Su  novia ya insinuaba definir  proyectos de una vida juntos,  compartieron toda la carrera, se necesitaron, y se entregaron uno al otro.        No entendía el por que de estos pensamientos, todos sabían, que sus vidas eran una, menos él.
Una mujer, le preguntó por una calle, mientras le explicaba, ella no sacaba los ojos de los suyos, no prestaba atención a las explicaciones, de pronto, pidió si el  podía guiarla, ya que no conocía la ciudad, cuando dijo -si- ya sus ojos lo llevaban a la rastra, su perfume, su voz, quien era esta peregrina extraviada?.
Llegaron a la dirección que buscaban, pero no se correspondía con el habitante del lugar.        Ante la desazón, el la invitó a  tomar un café.        Ella aceptó,  al cruzar la calle, naturalmente la tomó del brazo, la tibieza del lugar los confortó.      Con la bebida, llegó la charla, reían, las manos se rozaban sin querer.
Los sorprendió la noche abrazados en el parque, cuando iban de regreso, un golpe de viento y hojas secas, los envolvió, juntando las almas.
Subió la joven al taxi y se prometieron  citas, él,  en un arrebato de emoción, reía, había encontrado  la mujer de sus sueños  perdida en la ciudad, que generosa suerte la suya.
La mujer en el auto sonrió,   ya tenía el acceso a los expedientes de su ex marido, en el juicio de divorcio con demanda millonaria.       Solo necesitaba tiempo y seducción, el solitario secretario de bufete, le daría lo que ella  pidiese.
La suerte tenía cara de mujer, el joven....de tonto.

19 comentarios:

  1. Que malas pasadas juega la ingenuidad a veces !!!
    Creo que lo que narra su texto de hoy pasa muy frecuentemente en nuestros dias. Fantástica la forma de contarlo.Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tiene tela este, ¿lo denominamos, un FINAL FELIZ, ABU? Para ella claro. Bueno yo diría para los dos, si el NO estaba muy allá con su primer amor.

    Muy bueno este ABU.
    Besitos cruzan, mares, ríos y montañas.

    ResponderEliminar
  3. Un encuentro que cambia la vida de dos personas.
    Nunca se sabe donde está nuestro destino. Sobretodo cuando somos jóvenes.

    Recibe una abrazo de abuela a abuela.

    ResponderEliminar
  4. Asi suceden las cosas... asi es la vida.. a veces.
    La atracción puede ser fatal o maravillosa.
    relato interesante..
    besos grandes desde mi Tenerife primaveral

    ResponderEliminar
  5. Ay, madame, jiji, que tontos son los hombres a veces! Se creen unos seductores y en realidad son utilizados miserablemente.

    Pero uy, que señora tan mala! Mire que tenia pocos escrupulos la mujer.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Que bonitas tus historias abuelita linda, , besitos y que tengas una super semanaaa junto a tu familiaa.

    ResponderEliminar
  7. !que bueno abu!, !pero que bueno... menudo relato, es genial esta historia tonta tuya... así es, la seducción interesada ha pasado miles y miles de veces... unas interesada por el expediente del ex-marido -como ésta-, otras por el dinero, o por las patentes, o por ascender... etc., y ahí están, los siempre confiados que las alimentan... en el relato tuyo el tonto es él, pero también las hay donde la tonta es ella y el interesado él, que hay para todos los gustos.
    Me ha encantado abu !superchula!

    Un besote, ya sabes, de esos bien gorditos y sonoros

    ResponderEliminar
  8. Buen relato abue, muy bueno.

    Saludos cordiales,

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué mujer más maliciosa!...
    ;)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Pobre jóven inexperto en manos de una mujer de malas artes. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  11. HOLAAAAAAAAAAA ABU GENIAL COMO SIEMPREE TU RELATOO, QUE TENGAS UNA BUENA SEMANAAA ABRAZOS Y QUE ESTES BIEN, CHRISTIANNNNNN

    ResponderEliminar
  12. Dicen que somos peores que ellos, que somos más calculadoras...a veces sí Abu, otras en cambio, nos demuestran lo contrario. Que mal hace que te pongan la cara de idiota... duele y mucho.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  13. Abue,que esta historia tiene moraleja,
    ojala los jovenes la leyeran.

    ResponderEliminar
  14. SIMPLEMENTELE DIGO:
    GENIAL
    Un abrazo en Cristo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  15. Moral de la historia: las mujeres son astutas, los hombres no tanto (asi como en la historia de Adón y Eva)
    Diamantino

    ResponderEliminar
  16. Ajá...qué cosa. Nunca sabremos qué motivaciones se esconden detrás de los halagos, sobre todo si van acompañados de dos grandes ojazos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola, mi querida Abu! Pobrecillo e ingenuo secretario, que sólo le quieren por el interés... Historias de ese tipo y similares hay tantas...Un besito, Abuela querida.

    ResponderEliminar
  18. jajaja... pero qué perversas que somos, algunas veces ;)

    magnífica historia tonta, abuela

    besotes

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.