Me siguen...

Traductor

jueves, 13 de mayo de 2010

AMORES VIEJOS

Tengo amores viejos guardados en el Alma, pues el corazón, de tanto dolor, los arrojó fuera.
El Alma piadosa los tomó, y sin preguntar, los cobijó.        Solo oía  lamentos de amores perdidos, allá en el tiempo en que los cuerpos florecían como primavera, todas las estaciones.
Todos se fueron pensando  volver, olvidando que quien hace los planes,  es el destino, sin tener en cuenta al hombre.       Cuando pudieron regresar, ya todo era pasado, no había primaveras, los cuerpos se secaron, apagando los deseos y los sueños.
Solo quedó el recuerdo de aquel tiempo de planes, abrazos y besos dados sin apuros.    La juventud es eterna decían los ilusos, sin ver que comenzaban a morir en ese instante.
Guardaron lo mejor de si,  para el momento que según ellos,  reconocerían como el principio de su vida, los tontos,  se pasaron buscando ese momento, sin saber que en la vida, nada llega de regalo, por todo se lucha, la lucha es fe y esfuerzo.
Los amores viejos cuando los veo pasar arrastrando su tiempo, compartiendo la nada, cierro el postigo, y abrazo a mi hombre, que llenó mis días de amor y alegría, y mi casa de flores y niños.
Que tonta mi Alma, de aguantar tanta pena.
Hoy rezare por ella, pidiendo se libere de esa carga inútil.
A veces de la vida, solo tenemos que tomar aquello que nos ofrece, aunque no sean nuestros sueños.
Los premios por vivir, apostando a ser feliz, siempre dan réditos.

25 comentarios:

  1. impresionante, y real, enhorabuena abuela, me ha gustado mucho este escrito

    ResponderEliminar
  2. Cuanta razón tienes abuela frescotona...
    Buen relato.
    Te mando un beso fuerte

    ResponderEliminar
  3. A mi me encanta recordar los amores viejos. Me gusta porque los recuerdo como realmente nunca fueron. Los mitifico, los hago casi perfectos y me olvido de todo el dolor que nos causamos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Amores pasados, existen¡tantos! El amor a la madre, el amor al padre, el amor a los hijos, que bello que puedas abrazar a tu hombre. Precioso relato nos dejas hoy querida Abue.

    Saludos cordiales,

    Aída

    ResponderEliminar
  5. Qué buena reflexión, abue. Todo (TODO) es experiencia, de cada cosa que vivimos y sentimos aprendemos algo. Eso es lo positivo, aunque nos encante sentir lo inverso.

    Cariños!

    ResponderEliminar
  6. Es verdad, madame, siempre hay que apostar a ser feliz. Los sueños son bonitos, no creo que haya que renunciar a tenerlos, porque aportan ilusion, pero a veces por perseguirlos dejamos pasar lo que tenemos ante nuestros ojos, y no valoramos cosas que tambien podrian hacernos muy dichosos.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Qué buen relato y cuánta verdad. ¿Quién no tiene guardado en su alma vuejos amores?. Muy bien el abrazo a tu hombre. Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  8. Abuela Frescotona :
    Pasado el tiempo es cuando uno se da cuenta de que a veces lo que te da la vida es lo mejor que tienes, en cuestion de amores luchar en contra del destino es un absurdo.Yo no tengo amores viejos, mi hombre (como tu dices) y yo estamos juntos desde antes de que ambos hubieramos terminado de crecer.Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Los recuerdos aunque sean de amores pasados son bonitos de recordar. Un ser humano sin recuerdos significa que no ha sabído vivir ni dar vida.
    Es normal que algunos recuerdos nos sean dolorosos, no obstante aún así, son muy buenos de tener para saber valorar el presente que estamos viviendo. Por eso vale la pena dar un abrazo a «su hombre», porque tiene el recuerdo de cuando ambos eran dos tontos enamorados.
    Con ternura.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  10. Hola abu:

    A veces yo también suelo revobinar, me acuerdo de espisodios del pasado.

    Es bueno recordar, porque significa que aún conservamos la memória.

    Besos querida amiga, Montserrat

    ResponderEliminar
  11. Hola Abuela,

    La voz y el sentido de la lógica yacen siempre de tu lado. Es cierto; al día de hoy, somos resultado de todo lo que ha acontecido en nuestras vidas, y lo que más huellas deja, invariablemente es el amor con sus tinos y desatinos.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  12. y que podemos hacer.sino llenarnos de imagenes.sensaciones.e ideas.que nos atan.para luego aprender lentamente.a sanar cada uno de nuestros deseos.a dejar soltarse los hilos.por que cuando comenzamos a trasenderlos.se vuelven paulatinamente.en cargas.Un beso enorme.lindo texto.

    ResponderEliminar
  13. Linda y enternecedora historia, Abuela, como siempre, gracias.

    ResponderEliminar
  14. Abu:
    ¡que hermoso relato¡-
    llena de imágenes y sentimientos.
    es bueno recordar, todos los momentos vividos, nos dejarón su enseñanza.
    besitos,besos y besotes

    ResponderEliminar
  15. Que gran verdad expresas en lo que tu corazón siente y que palabras tan hermosas dedicas a tus sentimientos.
    Después de un período de alejamiento, vuelvo de nuevo con mis queridos amigos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Querida Abuela

    Qué nostálgico relato. Me hiciste acordar de una canción (quizá la habrás escuchado, si no acostumbras apagar el sonido) que hay en la cajita de música de mi blog: “La chanson de vieux amants”:

    «Bien sûr, nous eûmes des orages
    Vingt ans d'amour, c'est l'amour fol
    Mille fois tu pris ton bagage
    Mille fois je pris mon envol
    Et chaque meuble se souvient
    Dans cette chambre sans berceau
    Des éclats des vieilles tempêtes»

    "Cierto, tuvimos nuestras tormentas
    veinte años de amor, loco amor
    mil veces tú hiciste las maletas
    mil veces yo levanté el vuelo.
    Y cada mueble se acuerda
    en este cuarto sin cuna
    de los destellos de aquellas viejas tormentas"

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Hay abuela pero que bello texto. No devemos ver estos amores con amargura, sino como momentos de felicidad en nuestra vida, que anelamos que regresen.

    Besos abuela!

    ResponderEliminar
  19. Y me he quedado llorando... entré al blog de Adal, luego acá y ya voy a por la caja de pañuelos... Abu, ¿Serán esas las voces que oigo? ¿Serán los amores del alma?...Yo tengo una Abu guardado en el corazón y cada vez que trata de desparramarse, lo empujo otra vez para adentro. Que se quede hasta que me muera, como se lo prometí y soy de cumplir promesas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Siempre existen amores en el alma, viejos, presentes y futuros. El más importante de todos: el amor a uno mismo. Si lo tenemos, todos los demás amores pasan a ser parte del AMOR ETERNO.
    Un gran beso, querida abuela!!!!

    ResponderEliminar
  21. la verdad añoro vivir mucho, para que el en mí sea muy largo.
    besos

    ResponderEliminar
  22. Te entregaría
    una urna
    llena de estrellas

    Y al abrirla
    te encontrarías
    hipnotizada

    Acompañada
    de mariposas encantadas
    que te bordearían

    Batiendo ufanas sus alas
    por el fin de semana
    que se avecina

    Y al cerrarla
    se iría
    la belleza y la magia

    Que guardan
    esmeradas hadas
    entre sedas rosadas
    el resto de los días...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  23. Querida amiga ¿quien no tiene recuerdos de otros amores? Siempre se dice que aquel que olvida nada tiene, recordar, sobre todo esos amores puros que tuvimos, el primer beso a escondidas de todos con alguien que a lo mejor nunca más lo has vuelto a ver. Maravilloso relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Muy buen relato, me gustó mucho eso de: "Los premios por vivir, apostando a ser feliz, siempre dan réditos".

    Saludos, primera vez que me doy una vueltita por acá.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.