Me siguen...

Traductor

miércoles, 26 de mayo de 2010

DUDAS ETERNAS

Por qué será, que el silencio se ve, cuando cae la nieve; me paro en medio del camino tratando de oír el ruido de los copos rosarse entre si, pero burlándose de mis oídos, bailan en mi cara, amortiguando su caída.
Mi madre me observa detrás de las ventanas; temiendo por mi precaria salud, me llama con la mano. Hago que no la veo, y sigo siendo agredida por los cristales, que en pequeños remolinos se burlan de mi, como si solo ellos escucharan el sonido de ruidosa algarabía.
Son los únicos cristales que no hacen ruido al precipitarse. Sigo caminando, mansamente mi espalda se cubre de blanco, entro en la casa. Mi madre amorosa sacude mi ropa y me arrima a la estufa, -Hija, cuida tu salud-
Mujer de fe, pero como todos en este mundo, ignorando las verdades de la misma, lo que según dicen, da valor a dicha gracia.
-¿Que quieres saber?-, no fue pregunta, mas bien imperativo. Hay personas que no permiten la duda en otros, pues confirma las suyas propias, y a cierta edad, ya se ha vivido negando las dudas, aceptando ciega lo que tantos han creído, recibiendo la herencia espiritual de todo un mundo de fieles.
La fe es un cuadro que se pinta cada día, haciéndolo cada vez mas hermoso , y mas comprensible su incomprensión, -Madre, por que la nieve es silenciosa, si es un cristal?- Me miró con sus ojos como brasas, y contestó- Que responda tu pregunta, no cambiará nada, ya todo está hecho, no es un cristal, es un copo, y los copos son suaves, no hacen ruido, solo se deslizan.
Mi madre aceptaba la vida como su fe,- Quiero creer que es así, porqué sería distinto?-
Entonces comprendí, todo está en nosotros, solo tenemos que elegir el modelo a creer, eso no cambia la esencia de la fe, la nieve seguirá siendo nieve, sea copo o cristal, la fe seguirá siendo el medio contenedor de la incertidumbre del hombre, solo tenemos que aceptar los dogmas, para eso fueron hechos, para evitar las preguntas y solucionar las dudas. Los dogmas sostienen la fe, liberan al hombre del compromiso de búsqueda. Me senté junto al calor pensando en mi vida, ya mis tiempos de búsqueda se están terminando, tengo que elegir, llegar al final del camino, con el zurrón lleno de dudas, o aferrarme ciegamente a la creencia de que he descubierto los secretos de la incomensurabilidad divina, aceptando los dogmas.

15 comentarios:

  1. Cuantos hemos sentido esa lucha entre la fe ciega y la duda que carcome.Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  2. Abuela,

    Incluso la fe deja un pequeño espacio para expectativas. Muy necesario que así sea y tan humano como cuestionar y divagar, para tener otro enfoque de la vida y sus tonalidades.
    Me parece que "absoluto" es lejano pero muy anhelado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Nos regala una cuestión existencial: el misterio. Se encuentra en lo cotidiano, y quizás en gran parte es mejor no adentrarse a buscar una solución, porque la magia desaparece. Así caen los copos de nieve.
    Muchos besos Abuela.

    ResponderEliminar
  4. La fe mueve montañas, querida Abuela. Y ese relato está embellecido con los firmes renglones de la fe, entrañablemente escrito.

    Un abrazo.
    Luis.

    ResponderEliminar
  5. HOLA ABU:

    Es un relato precioso.

    Sabes, yo he tenidos mis crisis de Fe y mis altibajos, es humano.

    Pero yo tengo Fe y estoy convencida que la Fe es hasta terapéutica.

    Cuando me voy a dormir, es como si me volviera una niña inocente y me pongo en manos de Dios.
    Y enseguida sale Morfeo a mi encuentro.

    A no ser que me despierten por algún contratiempo, duermo de un tirón, con los correspondiente sueños hasta el día siguiente.

    Sabes, abu, no quiero hacerme más preguntas, sigo mis principios y a esta ensalada le añado el Pensamiento Positivo y el Amor al Prójimo y ya está.

    Muchos besos de abuela a abuela, Montserrat

    ResponderEliminar
  6. Precioso relato.
    Tu si sabes lo que es el camino y no tienes duda alguna de tu recorrido. Eres tan especial!!
    te mando un beso grande

    ResponderEliminar
  7. Hola, Abuela, precioso relato, pero, ¿qué sería la vida sin las dudas??? Nos aburriríamos muchísimo, ¿no cree? Las dudas, son buenas, siempre y cuando no sean excesivas. Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  8. Es cierto que recibimos la fe hecha de nuestros mayores, no obstante a medida que vas creciendo te haces preguntas, vas a las bibliotecas, estudias , buscas información y formación por todas partes y al final, sin más la fe queda desnuda cuando tiene una viva experiencia de Dios, y ya te dejas de preguntar, Dios ya ha colmado lo que necesitabas, ahora solo tienes que seguir el camino:«Jesucristo»
    Con ternura.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  9. Las deliciosas preguntas de los niños, madame, esa curiosidad que busca el conocimiento. Qué precioso relato. Pero es verdad, sea copo o cristal, la nieve es nieve. Y la llamemos nieve, neige, snow o le cambiemos el nombre, no podremos evitar que siga siendo nieve. Y aunque no conocieramos la nieve, no por eso dejaría la nieve de ser nieve.
    Pero nos moriremos siempre con tantos interrogantes sin resolver, porque la vida es un camino de continua busqueda, y el que ya no tenga dudas es que esta muerto.

    feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Abuela tener fe y unas creencias firmes no nos alejan de los interrogantes, la fe es un don , no se cree uno por comodidad los dogmas , se llega a ello despues de años de evolución y de pensamiento y de meditación, no se escoge creer con el fin de acomodarse en lo creído. Es verdad que en la infancia en nuestro seno familiar vamos descubriendo los cultos , los ritos...el conocimiento de la religión nos llega casi por herencia aunque en los dias que corren cada vez menos, pero luego ha de ser uno quien mire que es lo que habita en su interior, uno ha de ser quien alimente esa fe.Creo que todos pasamos por fases de oscuridad del alma y los interrogantes siempre estan detrás.La fe es algo vivo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Qué tema el de la fé. Yo no sé si la tengo, o si puedo utilizarla como sinónimo de "esperanza". Pero sí, todo está en nosotros y la nieve seguirá siendo nieve y las manos que se tienden seguirán allí.
    Preciosa entrada, abue.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  12. Muy buena la reflexion, cuando llegas o esas llegando al final del camino, es cuando miras atras en tu vida, intentas ver lo positivo y negativo de la vida, intentas poner orden en las dudas, al final somos humanos y nuestro pensamiento no puede ir mas alla, lo mejor es pensar en positivo y no caer en el vacio.
    que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  13. Mi madre me acaba de decir eso hace un ratito. Y yo a ella. Cuídate tú también amiga. Un abrazo bien grande

    ResponderEliminar
  14. Me acuerdo una de esas preguntas...una de las que me marcó para siempre...fue preguntarle a mi mamá si yo me iba a morir...y cuando supe la verdad...no pude parar de llorar...

    ResponderEliminar
  15. Buff, querida Abu, esta vez te nos has ido por el terreno filosófico y has escrito una de las frases más elocuentes al respecto: "Los dogmas sostienen la fe, liberan al hombre del compromiso de búsqueda." Creo que nada hay más cierto. Un beso enorme, mi querida abuela filósofa y disfruta mucho del fin de semana.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.