Me siguen...

Traductor

martes, 18 de mayo de 2010

La Propaladora - Publicada el 15/11/2009


El canto del teru-teru anunciaba el alba y a su eco se unía la naturaleza entera, en ese pueblo de campaña en donde la vida se hacía a trabajo cada día. A las siete llamaban a misa las campanas que se escuchaban en todo el pueblo por los altavoces de la propaladora. Los negocios abrían sus puertas, sus dueños y ocasionales clientes, mientras hacían sus compras, contestaban al cura en la propaladora. A todo esto el cura incitaba al pueblo, por el mismo medio, a que sea mas ferviente en sus respuestas, como si los tuviese enfrente y mirase a los ojos a todos y cada uno. Se los veía en la cola del banco, en la feria de hacienda, a los barrenderos, a las fámulas barriendo las veredas, y a todo caminante hablando solo, respondiendo a la propaladora.
Cuando terminaba la misa, seguían los avisos comunitarios, tales como: "dice Juancito de la estancia el Picaflor que lo esperen en la tranquera a la seis de la tarde", o, "la comadre Juana que prepare la clueca que Alarico le lleva los huevos de la pava ", y entre mensajes y música la mágica voz se metía en todos los rincones del pueblo uniendo a sus habitantes. Los días de viento, éste se llevaba las voces alejándolas del pueblo, de pronto las regresaba aturdiendo a los más cercanos y se las volvía a quitar en un remolino de tierra, como jugando a las escondidas.
Al atardecer se daban las necrológicas, el momento en que todos dejaban sus tareas para el descanso y les daba el tiempo para despedir al vecino. Por la mañana, y hasta la hora del responso en la iglesia, sólo se oía música sacra, las campanas tañían a muerte hasta que regresaba la carroza del cementerio. La propaladora callaba su voz hasta el próximo día, en que todo volvía a comenzar

18 comentarios:

  1. Madame, lo recuerdo, el sonido de las campanas y esos coches funebres que aun eran carrozas. Que hermoso relato. Así los lectores que se han ido incorporando despues tendran mas oportunidad de conocerlo.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Un muy buen relato, que debía estar en un libro de historia.¿Qué era la propaladora, un altavoz llevado por un vehículo?
    Besos comprovincianos

    ResponderEliminar
  3. Esta bella y muy solidaria, humana costumbre, querida Abuela, me temo que se ha perdido mucho. Ahora somos cada vez un poco más desapegados, individualistas y llenos de prisa. Triste.

    ResponderEliminar
  4. Querida abuela, es una delicia entar a tu mundo. Ahora, cada vez que vengo, tengo que llamar a mi esposo porque no se lo quiere perder!!! Fíjate que acá, en México, en algunos pueblos (como en Tetelilla, Estado de Morelos), aún se pueden escuchar gracias a los altavoces o propaladoras, los avisos comunitarios. Y es tan increíble las cosas que se dicen que se vuelven adictivos, y la gente está pendiente de ellos como si fuese una radionovela... Muchos besos!!! Y gracias por tan bellos momentos!!!

    ResponderEliminar
  5. HOPLA ABUELA:

    QUE LÁSTIMA QUE AHORA HAYAN CAMBIADO, LOS BANDOS QUE ANTES SE HACIAN EN PERSONA.

    EN EL PUEBLO DONDE A VECES VERANEO, LO HACEN POR LOS ALTAVOCES, DESDE EL AYUNTAMIENTO.

    QUE LÁSTIMA QUE LAS PERSONAS SE NOS COMA EL ESTRÉS Y SE PIERDAN ESTAS TRADICIONES.

    UN ABRAZO, Montserrat

    ResponderEliminar
  6. jeje, le juro Abuela que he tenido que buscar el significado de propaladora, disculpe mi ignorancia...;-) También le diré que en mi pueblo, en lugar de propaladora, que no sé si llegaría a haber, lo que recuerdo claramente es al pregonero que, salvando las distancias, venía cumplir la misma función, solo que con su voz y ayudado por una "turuta" ;-)

    ResponderEliminar
  7. Una estampa peculiar en los pueblos, costumbres desaparecidas, charlas amigables donde no existían las prisas y el individualismo. Me encanta la vida de los pueblos, donde aún hay personas que atienden al forastero con equilibrada hospitalidad.Pero, por los altavoces de la megafonía municipal del pueblo, se escucha:

    "Esta tarde tendrá lugar en el ayuntamiento una charla sobre impuestos".

    Para desmoralizar.

    Un abrazo, querida Abuela.
    Luis.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por su relato. Yo también asiento en este aspecto que hemos perdido. Mi calle daba al cementerio y cuando se oían los caballos, las mujeres se ponían detras de las persianas entreabriéndolas un poco y rezaban por el difunto. Luego tras el paso del carruaje salían y se comentaba los detalles de lo acaecido en la enfermedad y manera de asistir de la familia. Era otra manera de vivir, y no la tenemos tan lejana.
    Con ternura.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  9. El discurrir de un pueblo donde cada uno acomete sus obligaciones.... la vida es eso
    buen relato abuela frescotona
    Mis mejores deseos para ti, besos también

    ResponderEliminar
  10. Para mi es la primera vez. Y sólo me parecen los recuerdos de una Edad de Oro. Como algo inalcanzable...

    ResponderEliminar
  11. La vida de los pueblos en otros tiempos tranquila con costumbres que unian a los hombres!!!
    Ahora la individualidad, las prisas, el egoismo ...Tu relato me ha hecho revivir tiempos de mi niñez, los veranos largos en el pueblo de mi abuelo en donde la campana nos despertaba con su tañir triste cuando había un difunto y que todo el día tocaba hasta que el difunto era enterrado.
    Gracias Abuela por hacere recordar.Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. UNA BUENA FOTOGRAFÍA DE UN INSTANTE DE TU PUEBLO. ENCANTADA DE PASAR POR TU ESPACIO. ES UN GUSTO LERTE.

    SALUDOS CORDIALES,

    Aída

    ResponderEliminar
  13. Nunca lo había leído Abue, es muy muy bueno. Como dice alguien por ahí, debería estar en un libro.
    Maravilloso.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  14. Yo lo más cerca que he tenido es un micrófono de karaoke y tres cervezas encima, no avise muertos pero cante mi Abu, no como los ángeles pero de haber tenido una de esas, me hubiesen oído hasta en Pekín. Me gustan los pueblos, pero los de América...los que la civilización no ha podido domar.
    Un besito reina.

    ResponderEliminar
  15. No es que yo sea tan jovencita, pero nunca vi algo así.
    Gracias por ese cuadro costumbrista y amoroso.
    Besitos

    **Ya tengo compu!
    La estrené con una nueva casita:

    http://demadre-cassiopeia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  16. pues muchas gracias por traernos estos temas que se nos escaparon.
    besos

    ResponderEliminar
  17. 口蹄疫は宮崎県で感染拡大してる。
    政府の対応は、後手に回ってます。

    ResponderEliminar
  18. Apenas comencé a leerte me recordé de la primera vez que lo hice. Ya somos viejas amigas abuela, ¡desde noviembre!Abrazos.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.