Me siguen...

Traductor

sábado, 29 de mayo de 2010

LOS AMANTES

La luna dueña de la noche, iluminaba a su antojo la tierra, se burlaba de las sombras, que irremediablemente  caían abatidas por su luz.    La nieve agradecida, brillaba mas que nunca reflejando su belleza.
En medio del monte, una columna de humo mansamente se elevaba.      Del pequeño refugio,  la luna se adueñó iluminando sus ventanas, cuando descubrió a los amantes en ella se quedó.
Celosa iluminó el virginal cuerpo extendido,  que silencioso provocaba al motivo de sus ardores, el amante asombrado contemplaba  tal desparpajo, y en silenciosas caricias recorrió, los misterios de esa lucha eterna, entre el amor y la virtud.
Su boca como brasa dejaba indelebles huellas en esa piel, que por siempre llevaría, el recuerdo de su primera pasión compartida.
La sorpresa del contacto no amedrentó sus ansias, que silenciosas se entregaron.
La luna estática, iluminaba el goce de los amantes, y su cósmico candor iluminó el triunfo del amor.
El amante en amoroso gesto, recibió a su amada vencida entre sus brazos, como animal herido ella gemía, y el,  delicado en su arropo, besaba sus heridas.
Una vez mas en la tierra se cumplió el rito sagrado, el misterio, embellecido  por el hombre y la mujer, de dar vida a otro ser.
El oficio de crear, el Supremo, en un gesto de amor lo confió al hombre, será este, capaz de ejercerlo con equidad?.

18 comentarios:

  1. Oh Abuela si de verdad se tomara el oficio de crear como el milagro que realmente es tal vez no se hubiera perdido el respeto a la vida como pasa hoy.
    Ahora nos quieren hacer creer que la maternidad encadena, que las mujeres necesitamos mil cosas para sentirnos bien...yo no puedo hablar por las demas allá cada cual pero yo nunca me senti mejor ni mas feliz ni mas mujer que cada vez que tuve un hijo...ellos son mi fuerza y mi grandeza y el haber sentido como crecian dentro de mi es el privilegio mas grande que me pudo conceder el Supremo como dices tú, ante ese milagro ¿quien se siente inferior?, abuela, hoy se mata a los niños, estorban ...Ojala el hombre y la mujer supieran de verdad enaltecer "el rito sagrado" que da lugar a la vida.Un cariñoso abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que embeleso de relato, tan sutil y lleno de amor, caricias envueltas en cuerpos que se funden
    bueno abuela frescotona... he pasado un ratito bonito leyendote.
    besos enormes

    ResponderEliminar
  3. El milagro del Amor. Los dos amantes se multiplicaban, a la vez que intercambiaban sus energias, y de ellos se formó un nuevo ser en el vientre de ella.

    Como dice la gran visigoda, hoy no se sabe apreciar el valor de los hijos y hay mujeres que se desprendren de ellos antes de nacer.

    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
  4. querida amiga, sus anteriores comentaristas son amigas mías y como decímos en España, no sé si acá también-Somos de la misma cuerda-
    El oficio de crear vida, es de dos, aunque sí que el hombre tiene un papel único en ello, así Dios lo dispuso, quiso que las mujeres fuesemos superiores en número, porque con un sólo varón podía fecundar a muchas mujeres. Ahora con la ingenieria genética, podrán elegir no sólo el color de los ojos si no también el sexo, y ya podemos despedirnos del equilibrio de la vida.
    Su historia es una poesía de amor, ha tratado con gusto el tema. Gracias amiga.
    Un abrazo en Cristo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  5. Precioso relato en el que prevalece el amor.

    saludos cordiales, Abue.

    Aída

    ResponderEliminar
  6. Al leer su relato, Abuela, veía esa luna inmensa, plena, qué momentos y qué recuerdos, gracias ;-)

    ResponderEliminar
  7. Ay, madame, que pocas cosas hace el hombre con equidad y cómo le cuesta. Pero bien está cuando al menos se hace con amor.Que no nos falte nunca, y no deje de traer bellos momentos como el que usted nos narra hoy.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Abuela

    Un relato que reivindica al acto amoroso en forma deliciosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Que belleza...amoroso gesto...que belleza y cuanta verdad...y además, dicho así...casi que me estaba sintiendo amante. Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Un gesto sublime donde dos enamorados lo dan todo.
    Un bello poema que hoy nos dejas.
    con cariño
    mari

    ResponderEliminar
  11. !Que relato tan lleno de belleza y de sensualidad!, terminarlo con tan profunda reflexión desde luego lo enaltece.
    Pienso abuela que, cada vez se va perdiendo la esencia misma de esa maravilla que es crear vida, y peor aún el asunto de ejercer con equidad esa creación... baste decirte abu que en España, hace apenas unos días se aprobó una ley del aborto por la que las jóvenes de 16 años que se queden embarazadas y quieran abortar, pueden hacerlo sin necesidad de decirselo a sus padres, pese a ser menores de edad... !como si fueran al dentista! ¿no te parece terrible y tristísimo?... se fueron la sensibilidad y los valores.

    Un besote, de esos enormísimooooooosss

    ResponderEliminar
  12. Qué bonito y romántico te ha quedado, mi querida Abu! Precioso cómo lo describes todo y las palabras tan escogidas que utilizas para ello. Un beso y pasa un muy feliz domingo, amiga mía.

    ResponderEliminar
  13. ufffff, deja tu escrito una gran incógnita.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Abu, que entrada más ardiente has hecho, sensual, amoroso, bello. Gracias por publicar. Besossssssss

    ResponderEliminar
  15. Tengo mis dudas abuela! Tu relato impecable. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  16. La luz y las sombras se unieron, y en el universo germinó una nueva semilla llamada AMOR.
    Un beso, abuela, gracias por tan bello poema!!!

    ResponderEliminar
  17. será que aún hay espacio para los que vivimos el amor de ese modo? no sé yo en estos tiempos...
    Muy lindo mi Abu.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.