Me siguen...

Traductor

miércoles, 5 de mayo de 2010

PAISAJE DE AMOR

Los paseantes, se dejaban llevar al ritmo indolente de la tarde, el lago era un espejo, donde la naturaleza se reflejaba.
El martín pescador, en audaz vuelo le robó un pez, el agua lo delató abriendo su boca en círculos, como nadie lo escuchó, de nuevo lo intentó.
El bote, en medio de ese mundo líquido avanzaba lento y silencioso, solo hablaban las miradas, los amantes gozaban el amor deseándose,  en la mínima distancia que los separaba.       El remero, sabía todos los recorridos para cada ocasión, eligió su preferido, el camino verde.       Lentamente bogaba de espaldas a los pasajeros, imaginando los distintos silencios del amor.
Avanzaba el bote por un canal donde la vegetación se iba cerrando, la luz de la tarde se vistió de savia.      Las enredaderas y las flores colgaban rozando a los pasantes,  él estiró la mano, y adornó su pelo con una flor blanca, ella lo premió con una sonrisa.      Se veía la luz de la tarde, cambiante en sus matices, al final del camino verde, despidiendo a la pareja,  los nenúfares rodearon el bote con  suave caricia, ella tocó el agua y refrescó su frente,  luego mojó su pañuelo de fina batista y lo pasó sobre el rostro del hombre, ya nada podía evitar el beso, el silencio gritó de gozo en el canto de los pájaros.      El remero feliz sabía que nada rompía el embrujo del camino verde.
Los enamorados enlazados sonreían al mundo , que veían con los  ojos del amor.
Ya unidos a los caminantes, cierto aura los diferenciaba, cuando felices iban al encuentro de un futuro de bellas promesas.
El amor, ganó otra vez.

18 comentarios:

  1. ¡Hay! el amor abue, el amor. Preciosa descripción de un paseo romántico. Me gustó bastante.

    Saludos cordiales Abuela,

    Nos seguimos leyendo.

    Aída

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡¡¡Eeehhhhh, ABU, muy sexual y sensual os quedo este.
    Gracias buena amiga.
    Realizáis unas descripciones, que paréceme estar navegando por entre esos “nenúfares y ese camino verde”.
    Pobre “remero”, lo siento por el, pero como estaba de espaldas.
    Abrazos, MI criolla AMIGA.

    ResponderEliminar
  3. ABUELA.
    ¡OH EL ROMÁNTICO Y VERDADERO AMOR!.
    ES PRECIOSA ESTA ENTRADA.
    BESOS Y QUE TENGAS UN FELIZ DIA, Montserrat

    ResponderEliminar
  4. ¡Que hermoso relato Abuela! ¡Como nos cambia el amor la mirada y l apercepción de las cosas!, te echo de menos el día que no nos muestras tu relato. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. "Los nenúfares rodearon el bote con suave caricia"
    me quedo con esa frase tan bonita
    precioso relato hay el amor!!
    besos grandototes

    ResponderEliminar
  6. Un placer pasar por tu espacio y encontrarme con esta grata entrada llena de sentimientos en cada párrafo según voy leyendo.

    Te saludo dejándote mi amistad como tarjeta de mi visita.

    Esta que te aprecia incondicionalmente.

    María del Carmen.

    ResponderEliminar
  7. Acá, yo una vez me quise hacer el romántico con mi chica, y fuimos a la costa del Paraná. No llegamos al beso, la horda de mosquitos nos destruyó. Beso, abue.

    ResponderEliminar
  8. Precioso, Abuela, los efectos de la primavera, supongo, jeje.

    ResponderEliminar
  9. ¡Ah, de esa época mágica, donde el amor era mágico! Donde las miradas lo decían todo, donde los gestos hablaban a hurtadillas y los ojos se perdían en futuros...
    ¡Cuánto romanticismo, abue!

    Me hiciste derretir toda :)

    Besazos y cariñotes.

    ResponderEliminar
  10. La naturaleza no siempre es cruel, y tambien depara momentos apacibles en lugares idilicos, hechos para el amor.
    Hoy su casa es un remanso de paz, madame, para alejar el estres de la jornada.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Jo, dan muchas ganas de hacer ese camino, en esa tarde de paz cosidos al sentimiento del amor..
    besos abuela

    ResponderEliminar
  12. Le´amore, le´amore...
    Precioso tecto abue!!
    Cariños!

    ResponderEliminar
  13. El amor siempre vence,no tiene prisa,sabe labrar el camino ya sea en la arena de una playa solitaria, ya en una barca donde el barquero es el verdadero artífice del romance.
    ¡Qué astuto barquero!Bogaba el destino de un beso, la fragancia de tomar el fresco pañuelo empapado de agua en la frente del que espera ese beso. ¡Qué asturo barquero, qué astuto,... bogando de espaldas al encuentro del beso.
    Con ternura.
    Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

    ResponderEliminar
  14. Que hermoso abuela, el amor eso tan maravilloso que nos llena de gozo,cosquillitas en la panza y la cabeza encualquier lado. Besotes tía Elas.

    ResponderEliminar
  15. Cruzo los dedos para que gane siempre. Que hermoso Abu! suspiré y suspiré...y volvi a suspirar...
    Un beso linda.
    Feliz finde.

    ResponderEliminar
  16. Ay, mi querida Abu, es que no hay nada más bello que el amor y es que hasta cambia los semblantes, jeje. Un besito y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. 私の語学力は、貧弱です。
    私は、もっと、良く理解したいです。
    ありがとう。

    ResponderEliminar
  18. El amor impera siempre por encima de todo, tus relatos son fantásticos, este además bellisimo, describes de tal forma el paisaje que hasta yo he paseado por esas aguas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.