Me siguen...

Traductor

martes, 27 de julio de 2010

JARDÍN INGRATO

Y ella dijo adiós...como una de sus flores, cerró su corola y guardó las emociones.  Era inútil seguir amando a la nada.  El vacío que devora, que se nutre de la savia del árbol, que silenciosamente va atrapando en la trama,  absorbente de su sed devastadora.
Como último gesto desesperado, extendió su brazo y atrapó la verde rama de la libertad, no la dejaría marchar. Buscó los muñones de sus raíces recortadas, como un viejo bonsai,  les insufló esperanzas, y...allá fue¡¡¡
La vida,  esperaba en otros jardines sus manos amorosas,  su tiempo fértil.
Desde la altura de su vuelo, miró el jardín de sus amores, tan ingrato a sus favores.  Se sintió renacer en el ansia de la entrega, por aquellos que sabía,  amaría.
Amaba tanto la vida, que se negaba a vivirla en soledad.
Los silencios, son la pausa de la razón, para escuchar la música callada del espíritu.

16 comentarios:

  1. Y que razón tienes al pronunciar la palabra silencio para escucharnos a nosostros mismos.Eso es lo que necesita el mundo de hoy, mucho más silencio interior para frenar la podredumbre externa de nuestros egoísmos.
    Un gran texto.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cuando nos van despojando de todas nuestras ramitas y al final solo queda una inmensa soledad, entonces sientes que el tiempo se ha cumplido, y que llega el momento del renacer. Ojala siempre pudiera ocurrir en paz, en ese jardín, como una de sus flores.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. ..."cerró su corola y guardo las emociones"...
    son muchas las veces que he pensado en este gesto, en ese guardarse todo para si, porque a veces el silencio abrasa y se empeña en hacer un galimatías con todos los pensamientos. Precioso relato Abuela, un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno abuela.
    Y que nunca nos abandone la preciosa compañía del "uno mismo" aunque nuestra vida esté siendo compartida.

    ResponderEliminar
  5. Los silencios son necesarios para escuchar nustro interior. El título al principio no me gustó, al leer el texto, me encantó.
    Sigue publicando, tenemos mucho para aprender.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ay Abu, mi viejo decía que era mejor no hablar cuando no tengas nada bueno que decir de una persona. El amor es un misterio, hay momentos memorables y momentos en los que se necesita estar en silencio...también como en las flores, hay un momento para la siembra y otra para la recogida...cuando no se sembró nada, nada podemos recoger.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. Querida Abuela

    Entre más necesarias se nos vuelven las pausas del silencio, más ruido hueco hay a nuestro alrededor.

    Un abrazo hasta tu jardín

    ResponderEliminar
  8. Estimada amiga , un relato hermoso y tocando al silencia que es mi delici como monja contemplativa, me ha gustado que la emplease:El silencio es la pausa de la razón y es una gran verdad
    Con ternura
    sor.cecilia

    ResponderEliminar
  9. Buenas imàgenes. bien escrito, aunque tan triste.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. A veces, lo único que nos retiene somos nosotros mismos. La solución está en prestarnos más atención...; sólo así sabremos si nuestra alma tiene hambre sed.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Precioso relato abuela. Adoro el silencio, los árboles, la naturaleza, sí, quizá por eso vivo en Foldada... Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  12. ...que lindoooooooooooooooo!!! el silencio ...la pausa de la razón!!!!!! y cuant arazón tambien...en que uno no quiere amar en soledad!! ni vivir solo ""el amor"",como un algo,y mucho menos si nos hes ingrato..he disfrutado mucho de tu escrito...un beso grande querida ABU!!!

    ResponderEliminar
  13. Hay Dios que cosa bonita de poema.
    un gran abrazo mi amiga bonita

    ResponderEliminar
  14. HOLA ABU:

    De un esqueje, puede renacer una plantita media muerta.

    Así son nuestras esperanzas, mientras queda algo de vida, puden renacer nuevas ilusiones.

    Ay abu, querida amiga argentina, que calor nos hace en Valencia.

    Besos grandes, Montserrat

    ResponderEliminar
  15. pero a veces la soledad es necesaria...
    mil besos!

    ResponderEliminar
  16. bellíssimo blog ...
    me gusta tu energia ...
    me gusta tu escrita ... besos

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.