Me siguen...

Traductor

lunes, 6 de septiembre de 2010

BERNARDITA

Como dice una canción, Bernardita ha llegado al mundo.  Como un regalo de Caperucita, vino en una canastita rosada, y tibia...la panza de su mamá.
Dos manos fuertes, la sacaron de su nidito y la presentaron en sociedad - Es una niña¡¡¡- dijo el médico, y la puso sobre el corazón de su madre, una gran sonrisa, una cara llena de lágrimas, y ella, con esos ojitos recién abiertos, solo trataba de mirarla.  Ese fue el momento en que, se liberaron sus cuerpos y se conectaron las Almas.  La mamá besó a Bernardita, trasmitiendole el amor que guardó para ella.
La niña lloró, buscando cobijo, la madre amorosa la prendió a su pecho.
Así pasó desapercibido para el mundo, el milagro cotidiano de la vida, ese que cada mujer es capaz de lograr, sola con el amor.

17 comentarios:

  1. ¡No hay nada más maravilloso que el nacimiento de una nueva vida! Si es recibida con amor mucho más. ¡Bienvenida Bernardita!.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. HOLA ABU:

    ESTA ENTRADA DESCRIBE UNO DE LOS MOMENTOS MÁS BELLOS EN LA VIDA DE UNA MUJER.EL NACIMIENTO DE UN HIJO/A

    RECIBE MUCHOS BESOS, Montserrat

    ResponderEliminar
  3. Y COMO DIGO SIEMPRE,EL SER POR EXCELENCIA, NOS DA TODO. EN PRIMER LUGAR, LA VIDA, Y EN ESE AMOR QUE DERRAMA CONSTANTEMENTE, EN SU ENTREGA ABSOLUTA,NOS OTORGA TAMBIÉN LA SUYA EN LA SENCILLEZ Y EN EL SILENCIO DE SU AMOR.
    UN FUERTE ABRAZO MADRE Y ABUELA.

    ResponderEliminar
  4. Momentos maravillosos dar vida a un nuevo ser y también a veces amargos por no poder.

    Un fuerte abrazo para todas las madres que de una manera u otra lo son.

    ResponderEliminar
  5. Ya te lo dije, estoy disfrutando esos instantes y se siente como si estuviese en el paraíso.

    ResponderEliminar
  6. Que bello momento.

    El milagro del amor.

    Porque tantos, no lo entienden?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. El gran milagro de la concepción. Preciosa entrada Abue. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Precioso milagro aunque sea cotidiano, bienvenida Bernardita

    Mil besos para ti

    ResponderEliminar
  9. Te leo y pasan por mi mente los nacimientos de mis tres hijas. No hay recuerdo más hermoso e imborrable.

    ResponderEliminar
  10. Hace casi tres años tuve a mi "Bernardita". Después de la césarea, tuve una hemorragia interna, no me morí porque no era mi hora, pero estuve realmente cerca. Mientras recibía el litro y medio de sangre que almas nobles donaron para que yo pudiese vivir y de quienes no sé tan siquiera el nombre para darles las gracias, pensaba si había valido la pena...si me hubiese muerto por ella, habría valido la pena?... sí abu, por mis hijos todo, lo que venga, lo que haya, lo que sea, vale la pena.
    He cometido muchos errores en la vida, me arrepiento de muchas cosas, pero de ellos dos, jamás y nunca. Han sido lo mejor que me ha podido pasar en la vida. Gracias a ellos conoci el amor en su estado más sublime y hermoso. Me hubiese gustado tener más hijos, porque como bien lo dices, es un milagro.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Abuela, traer una vida al mundo es lo mas maravilloso que existe, ahi si que se olvida el dolor y el sufrimiento, ahí si que se da todo, del todo y para siempre, nunca fuí mas feliz que cada vez que traje un hijo al mundo. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  12. El traer una nueva vida al mundo es el mayor acto de amor y generosidad.
    Feliz semana Abu.

    ResponderEliminar
  13. Querida abu maravillosa entrada llena de ternura amor como es la llegada de un hijo, no hay cuadro mas bello que ver a una madre amamantando a su pequeño, trasmitiendole su calor, su amor.
    besitos para ti querida Abu, que Dios te bendiga

    ResponderEliminar
  14. Abuela,

    La misma Vida és un milagro!! Somos todos hierofantes y no lo sabimos.

    Saludos desde Brasil!

    Hasta!

    ResponderEliminar
  15. Bellísimo y sobre todo, muy tierno, querida Abu, el alumbramiento de un hijo es lo más bonito del mundo. Otro besito, amiga mía.

    ResponderEliminar
  16. Bernardita... Ay, Abuela, con sólo leer el nombre se me ha llenado el corazón. Qué dulce nombre, qué ternura. Ha de haber sido una delicia cuando brotó por primera vez de los labios de su mamá.
    Mil besos, abuela!!! Ah, Sofía te manda muchos más.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.