Me siguen...

Traductor

jueves, 9 de septiembre de 2010

MARIQUITA

Encima de la hoja, brillaba bajo el sol la Mariquita.  Inmóvil, parecía una gota de sangre.
El niño,  curioso la miraba, ella tomó confianza y se movió lento, levanta sus alitas rojas, y aparecen otras transparentes moviéndose rápidamente en un vuelo sereno, que terminó en el brazo del niño.
La pelusa dorada de la piel, dificultaba su andar, subía y bajaba los pelitos, de pronto sacudió las alitas como amenaza de inminente vuelo, pero no, comenzaba a trepar un lunar,  que por su oscuridad la  asusta  ¡¡¡ Ay Mariquita, que audaz eres¡¡¡  El niño de pronto la encerró en su mano, y la devolvió a la hoja.
Una mariposa sobrevolaba la flor, se acercó curiosa al verla posar,ella nuevamente mostró sus alas saludando el agitar,  de la bella cubierta de polen.
Que concurrido estaba el jardín después de la lluvia.  Aun debía pasar por la rosa blanca, en amable charla con una abejita.  Primero daría otro paseo, el brillo del día hacia salir a sus amigos, el huerto era la gran vía de la naturaleza, donde confluía todo el microcosmos subterráneo, y aéreo.  Mariquita solo era una partícula volando, deseosa de conocer los secretos de ese mundo verde en el que vivía.
Ay  Mariquita, que audaz eres.....

22 comentarios:

  1. Un canto vital, vital! Puedo sentir ese tiempo después de la lluvia, puedo ver los bichitos andando por ahí, puedo ver al niño, o sentir que ese niño soy yo. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Abu,
    Ya sabes lo mucho que me gustan las mariquitas ;)
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué lindo canto a la vida, abu, al despertar, al brillar de la luz, al campo!Te comento que cuando yo era chiquita, hace...mucho, solíamos ir al campo a buscar mariquitas, las poníamos en la mano pedíamos un deseo y soplábamos suavemente sobre ellas, si volaban tu deseo se había cumplido...¿ y el tuyo se cumplió con tu mariquita audaz?
    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Un placer volver a leerte abu,me encanta tu alma de niño

    ResponderEliminar
  5. Que bonito!!

    Parece la reflexiòn un niño-grande.

    Hermoso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Lindo, muy lindo. Mucha ternura en tu escrito abue. Te dejo un fuerte abrazo.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  7. Ya de regreso de unas largas vacaciones paso a dejarte mi agradecimiento por tu visita, espero que estemos en contacto tu espacio es muy lindo. Un beso grande

    ResponderEliminar
  8. Un canto muy hermoso a la naturaleza.

    Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  9. Detrás de esos entrañabler relatos a los que nos tienes acostumbrados, se esconde un ser muy especial que se agarra a la vida fuertemente y se deja querer por todos los de su entorno.
    Entrañables y bucólicas palabras, que nos transportan al lugar en donde se encuentra la mariquita...."Sarantontón" como las llamamos en Canarias

    ResponderEliminar
  10. Ay, abue, ¡cuánta ternura! Tu escrito desprende parte de la vida para traerla con el conjuro de las letras...

    ¡Bellísimo!
    (Me encantan las Mariquitas o Vaquitas de San Antonio:)

    Besotes.

    ResponderEliminar
  11. Tu cuento es una celebración de la vida.
    Son los rastros de Dios.
    Pero ..... no se que es una Mariquita.
    Me imagino que es un animalito muy pequeñito.
    Besos Abu.

    ResponderEliminar
  12. Abuela querida

    Acá en México les llamamos catarinas y, sobre todo cuando niños, las creemos portadoras de buena suerte. Siempre me han parecido preciosas. Bello y bucólico relato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. UN LINDO CUENTO Y A LA VEZ REAL.

    ME GUSTARIA, CONTÁRSELO A MI NIETA.

    ABRAZOS DE ABUELA A ABUELA, Montserrat

    ResponderEliminar
  14. Querida Abuela, es que no me canso, de verdad, no me canso de leer tus cosas. Un saludo sevillano.

    ResponderEliminar
  15. Tierno relato Abu, hay tanta ternura en tus escritos, felicitaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta sentarme a detallar las maravillas que la naturaleza siempre tiene para ofrecernos. Casi nunca me encuentro mariquitas, pero cuando las encuentro, nunca me pierdo el espectáculo.
    Un besito, mi abu.
    Feliz fin de semana, linda.

    ResponderEliminar
  17. Abuela Frescotona: ¿Sabías que la mariquita es usada para terminar con las plagas?
    Una vez un amigo mío me contó, que sus padres, que tenían cultivos de algodón, compraban bultos y bultos llenos de mariquitas y sus trabajadores agarraban puños de esto insectos y lo regaban por los cultivos para que se comieran las plagas que amenazaban con terminar con sus cosechas. Y así, sin necesidad de usar plagicidas, terminaban con los insectos dañinos.
    Recibe un fuerte abrazo de tu amiga: Doña Ku

    ResponderEliminar
  18. ¡Gracias Marichuy! por decirme que es una Mariquita. Ahora sí ya se.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Que bonito relato abu. Aqui en España tambien las consideramos portadoras de buena suerte. Feliz fin de semana. Muak

    ResponderEliminar
  20. Bellísimo abuela. POdría ser un excelente cuento infantil. Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Nonna : Siempre es muy agradable leerte , tienes un estilo único y original , donde el costumbrismo se refleja con acierto en la claridad de tus letras . Tu forma particular de describir las cosas ,los momentos , los sujetos ,los personajes ,hacen que las imágenes y situaciones lleguen de inmediato en cada palabra .Hay un complemento visual -escrito , agudo y nítido con lo literario que le da profundidad a tus textos .
    Cada vez que tengo la oportunidad de leerte cuándo vuelvo de mis ausencias ,siento que alimento mi curiosidad y mi conocimiento .
    ¡ saludos !

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.