Me siguen...

Traductor

miércoles, 27 de octubre de 2010

CAMBIOS DE ETERNIDAD.

El silencio aplastaba los sonidos, ningún estertor de muerte se oía ya.  La bruma del campo de batalla, se elevaba como las almas de los cadáveres.
Las figuras etéreas marchaban encarnando su energía, discutiéndole a la dimensión terrenal los tiempos establecidos, ellos son los marcadores que llenan los espacios ocupando cuerpos,  dioses otorgando y negando preces.  Eones que buscan la finitud de la materia,  para completar el ciclo eterno de su existencia.
Espíritus que enlazan lo terrenal con el cosmos, uniendo esencias buscando la perfección.
El ciclo de vida y muerte se cumplió, ahora, todos son uno.  La eternidad rescató a la materia, en un devenir de goces y felicidad.

23 comentarios:

  1. un final violento asi como lo marca el libro...
    y los justos que mueran en su gracia...
    dejaran la tierra...

    me gusta el surrealismo...me eleva y me hace creer.

    love

    ResponderEliminar
  2. a veces pienso que, en medio del paralelo: vida y la muerte, existe un eslabón codiciado. gran pensamiento.
    besos

    ResponderEliminar
  3. impresionante en sus expresiones, cada vez me sorprende más usted.La considero muy buena escritora.
    Reciba mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. Madame, los campos de batalla siempre se cubren de eternidad y dejan mucho dolor, como siempre que esa eternidad viene de la mano de la violencia, irrumpiendo por fuerza y truncando vidas que tal vez guardaban aún muchas cosas hermosas que ya nunca naceran.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Muy bien descripto. todo es un ciclo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. El ciclo de la vida y de la muerte siempre se cumple, da igual el escenario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ya se acerca todos los santos y la Fiesta de los difuntos.

    Y nos has regalado este cuento.

    Hoy jueves voy a rezar especialmente por Argentina.

    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  8. Qué profundo, Abu!!!, como de costumbre, vida y muerte, al fin y al cabo, es todo uno, como bien dice... Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  9. En la vida y la muerte todos los seres humanos somo iguales,pasando por aquí unos más y otros menos. Hoy que en Argentina estais de luto os deseo mucho amor y que la paz reino en vuesto país.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Querida abu, visto así como lo cuentas parece que es algo terrible pero el final es perfecto porque en el fondo todos esperamos que al acabarde nuestra vida nos unamos en una eternidad feliz.
    Preciosa y triste entrada te felicito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Querida abue, de nuevo por acá, paso a saludarte y a refrescarme con tu lectura. Te dejo un fuerte abrazo.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  12. el texto me llamó la atención, me puso a pensar, Abuela!

    ResponderEliminar
  13. Abue,fresca como las mañanas de mi país,

    me ha encantado esta historia.

    Abue, que he elevado infinidad de oraciones y plegarias a Dios por Argentina,tu vives ahí,y te quiero saber feliz,tranquila,en tus labores diarías,rodeada por tu familia.

    recibe mi cariño en estas primeras letras que escribo en un blog después de un tiempito de relax y "vacaciones internautas".

    tu amiga marucha.

    ResponderEliminar
  14. Una muestra excelente de cómo se debe llevar adelante un relato. Es un placer seguirte.
    Humberto desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  15. Contundente y futurista, como el tema que lo origina. Me fascinó en su profunda y elegante simplicidad. Gran abrazo y besos para usted, abuela. Pase un fin de semana maravilloso junto a los suyos.

    ResponderEliminar
  16. Estupendo cuento para la noche de difuntos, recemos por ello y su descanso eterno.
    Un beso Abu

    ResponderEliminar
  17. Huy, Abu querida, te nos has puesto muy filosófica y con un lenguaje de primera, con un léxico súper culto, y si a eso añadimos tu habitual y entrañable forma de hilar historias...tendremos un estilo digno de una profesional de la escritura. Venga a seguir en la brecha, que quiero ver cómo una mujer ocupa el pueto de los grandes de la literatura. Quiero una Abu- Borges, por lo menos!!!

    ResponderEliminar
  18. Así como hay un círculo de la vida, también lo hay de la muerte, y en ella intuímos desde la materia, lo que no podemos saber desde la ignorancia...
    Siempre hay un nuevo comienzo, una nueva oportunidad de ser.

    Excelente, abue, sos lo más :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. En la Biblia se habla del "Arrebatamiento": "Luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire,y así estaremos siempre con el Señor"
    1 Tes.4: 17
    Es una linda promesa ¿no crees?
    Te felicito abue,eres muy clara en tus escritos y recreas muy bien tus pensamientos.
    Demuestras que las personas de la tercera edad, sómo bastante productivas y coherentes.
    Cariñosamente: DK

    ResponderEliminar
  20. Abuela, otro fin de semana que me tienes por aquí...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Querida Abuela

    Siempre he imaginado, vislumbrado a la muerte, quizá erróneamente, justo como esa palabra que has empelado: etérea. La muerte para m{i es pasar a un estado etéreo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Hoy día de los difuntos recordamos lo efímera que es nuestra vida. Debemos apaciguar las prisas que tenemos en ella, porque todos llegaremos al mismo fin; queramos o no, todos somos piezas que cubren un ciclo.
    Certera historia nos traes hoy amiga querida. Te dejo mi abrazo solidario

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.