Me siguen...

Traductor

domingo, 10 de octubre de 2010

DULCE DESTINO.

La fruta madura pende del árbol,
arrogante mece la rama
se ve apetitosa, luciendo lozana
brillante y jugosa
su cuerpo en sazón.

Que suerte que tengo
mi dulce destino,
alimentar  aves de paso
disfrutando mis mieles.

La gravedad, en su paciente espera
recoge su premio.
La atrae a su boca invisible
estalla en la tierra, que devora
sedienta,  humedades de almíbar.

Las hormigas llegan,  cargan sus restos.
Ya nada pende del árbol
el tiempo pasó, llevando su carga.
Existencia fugaz, de dulce pasar.

18 comentarios:

  1. Querida abu, especial destino el de la fruta madura. Si me permites el atreviemiento me gustaría compararlo con la madurez de la mujer, la tuya,la mía..porque somos como fruta madura y tenemos un dulce destino, eso espero.
    Espero que te haya sentado bien la cervecita, tan apreciada por sus múltiples propiedades "sanadoras"...qué rica.
    Cuidate mucho, te deseo una buena semana con un poquito de lluvia, sin exagerar.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Bello poema Abuela, metáfora de la vida. Genial, como de costumbre. Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  3. MUy chuli tu poema,tan sencillo y evocador...

    Es lo que tiene eso de vivir...que te mueres.Esto es tránsito,puro tránsito hacia la simplicidad de la molécula que formará parte de otra cosa, o tal vez no.

    ResponderEliminar
  4. Muy guapo tu poema , me lo adjudico un poco como Susana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. creo que nuestra mente va adaptandose a nuestras necesidades, para estar siempre en armanía con la vida, en la vida. interesante tema.
    besosssssss

    ResponderEliminar
  6. Muy lindo poema Abu! Escribis precioso. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. No se si me gustaría ser frutita pendiendo del arbol hasta que vengan a comerme, jiji. Pero es dulce para quien la encuentra, desde luego!
    Pero pobres hormiguitas, madame, una vida tan corta y siempre atareada, siempre trabajando.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. es lo que me gusta de ti que lo cotidiano lo haces un acontecimiento

    UN abrazo enorme querida abuela

    ResponderEliminar
  9. Grácias por hacer de lo simple algo tan especial.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Como la fruta madura.Así debe de ser nuestro paso por la vida, para dejar un buen sabor de boca.
    Un fuerte y querido abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, no solo aves de paso también hormigas querida Abue.

    Un fuerte abrazo para ti.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  12. Y la fruta madura deberá caer en buen terreno para que al menos de sus restos renazca la semilla... Un abrazo Abuela!

    ResponderEliminar
  13. Bellísima alegoría de la vida en estos maravillosos versos, abue. Lo realmente encantador es que reconozcas y halagues el dulzor de la vida.

    Besos y cariños, querida amiga.

    ResponderEliminar
  14. A veces la madurez de la fruta pasa desepercibida y termina muriendo sola en el piso. Un bello poema, con profundidad.
    Besos mi querida abuela.

    ResponderEliminar
  15. Querida Abuela

    Clarito vi una larga fila de hormiguitas dando cuenta de lo que quedada de la fruta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Y esa bocota que tiene la gravedad...
    me la imagine como un moustro...
    riendose despues de probarse.

    buena la risa granma.

    love

    ResponderEliminar
  17. Algunos destinos nos parecen terribles. Por ejemplo, el de esta fruta. Y sin embargo, el secreto parece estar en aceptarlo como viene.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Que interesante encontrar a una abuela como yo, en estos momentos estoy tratando de salirme de los nervios que me provoca el rescate de los mineros y pienso lo difícil que será para esas madres.
    Un hermoso y dulce poema, espero volver si me lo permites.
    Un abrazo.
    Maria Antonia

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.