Me siguen...

Traductor

lunes, 4 de octubre de 2010

LOCURA EN LIBERTAD.

Amanece,  algunas luces aun encendidas, buscan las sombras. El viento corre libre por las avenidas, jugando con papeles, los hace volar, los junta en un remolinos, los dispersa en una ráfaga...
Por el medio de la gran calle corre la locura descalza, dejando que el viento  arranque las pocas ropas que lleva.  Ella ríe y grita en el desierto citadino,  gozando la libertad.  Los edificios altos y amurallados de seguridad, siguen en su noche quieta de descanso.
Se acuesta con los brazos en cruz , mira ese cielo que hace mucho, mucho tiempo no veía brillar con sus estrellas, cierra los ojos, e imagina ese mismo cielo con el sol agitando la vida.  A lo lejos se oyen las sirenas, se pone de pie, y corre, corre abrazando el viento,  sus ojos riegan la noche de salado rocío, su boca desdentada por los tratamientos eléctricos, es un agujero negro que devora el mundo en su grito.
Sujeta y relajada, sonríe, solo ella veía a ese espíritu loco,  que corría remontando la avenida, buscando la luz del sol.
Se cerraron las puertas de la ambulancia, llegada al nosocomio, como un útero gigante se abrieron, y parieron nuevamente seres extraños, que de vez en cuando, como un relámpago,  visitaba la razón.

18 comentarios:

  1. Una metáfora preciosa. Sólo los hombres son los asesinos de ese regalo primero e incomparable que es la libertad. Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Relato que da para pensar en las actitudes negativas que a veces hacen del ser humano algo irracional.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Querida abu, es verdad, de tanto encerrar la locura nos están dejando sin ella y ¿qué es del ser humano que no tiene un poquito de locura suelta?
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ya no encierran solo la locura.

    Ya encierran hasta las ganas de vivir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Alguna vez se libero la locura y se fugó de mi conciente también...Lo bueno es que al tiempo
    vivía entre humanos...

    buena fantasía que aveces se realiza.

    love

    ResponderEliminar
  6. A veces estar cuerdo no es lo mejor para el hombre...a veces en la locura se vive y se siente más.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. "Corre, corre abrazando el viento..."¡que bonito!!

    Los locos estan fuera Abu, y la mayoría tienen puestos de responsabilidad...

    Por casualidad mi última entrada toca el tema en carne propia.

    ResponderEliminar
  8. Madame, estoy muy contenta de poder regresar por fin e incorporarme a sus bonitos relatos.
    Los problemas tecnicos me han tenido medio apartada mucho tiempo, teniendo que entrar a pequeños ratitos en los ordenadores de mis amigos, pero por fin me han devuelto mi PC. Aunque esta a prueba! Espero que hayan acertado al fin.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Interesante este cambio que percibo en este relato. Muy interesante querida Abue.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  10. La locura en libertad puede ser muy peligrosa ... y hoy hay mucho loco suelto...
    Un abrazo abuela!

    ResponderEliminar
  11. muy buen relato, cada día te esmerás más, felicitaciones.
    Besossssssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  12. Ay Abu y qué sería el mundo sin una pizca de locura???? Qué corra libre, pues! Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  13. Hay tantos que ya no se sabe el que está cuerdo y el que está loco.

    Cada dia me maravillan más tus relatos querida.

    ResponderEliminar
  14. Gracias amiga por su nuevo relato.
    El hombre que pierde su libertad se vuelve loco, y un loco en libertad, nos vuelve locos a los demás.
    Me casi aterra pensar en la locura, quedé muy impactada con 19 años, siendo alumna de enfermería me destinaron al pabellón psiquiátrico, estuve 6 meses,los más largos de mi vida, los horrores de la locura que allí vi, no los quiero ni recordar, no eran hombres, tenían la forma de hombres pero con tal degeracíón y sufrimiento como nunca vi en mi vida. Estamos quizás acostumbrados a ver algún locuelo, pero un loco de verdad...¿Qué pocos se han visto? Ya están casi todos tan locos que solo les queda morir en su locura.
    <<<<<<<<amiga...Prefiro morir loca de amor. La invito a vivir esa experiencia de locura, usted ya me entiende.
    Reciba mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  15. La locura siempre tiene permiso de libertad, aunque una ambulancia se la lleve, su espíritu campea por sobre la razón y la cotidianeidad. Estupendo texto, abue, donde la metáfora se entromete para darle fuerza a tus convicciones desde la poética pura.

    Un besazo gigante.

    ResponderEliminar
  16. el que está loco pensará que nosotros estamos locos?? ..jaj.Todo es tan relativo.Un beso grande.(me cuesta un poco seguirte donde publicas tan seguido)

    ResponderEliminar
  17. Querida Abuela

    Como decía alguien por ahí:

    Bienvenidos los locos que de ellos será el reino de la libertad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.