Me siguen...

Traductor

domingo, 21 de noviembre de 2010

CORTEJO FATAL .

Rostros sombríos lleva el cortejo, dolientes bocas, cerradas en mutis de odio.  La oscuridad, viste de luto.
Solo la voz del cura, arrojando rezos y agua bendita, en humos de incienso.  Lentos los pasos, no quieren llegar negando la muerte, la última resistencia, luego la fosa y la tierra cayendo.  Se libera el llanto echo grito, aceptando por fin, la visita fugaz y fatal.  El nunca jamas, se cumplió una vez mas, ya nunca volverá a reír, a amar, a ser.  Todo acabó, los demás gritan el llanto, temiendo su hora, en la que solo serán testigos muertos, del temor de los vivos.

23 comentarios:

  1. ¡Primer comentario!

    Lo del duelo me parte el corazón, pero sabes referirte a él con el esmero de las cosas importantes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Madame, tratada por usted, hasta la muerte resulta muy hermosa. Preciosa descripcion la que nos deja hoy.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Y sí, la verdad cuando uno llora en un entierro, no llora por el muerto sino por su propio dolor. Muy buen relato mi querida Abue.

    Te dejo un fuerte abrazo y un gran beso.

    P.D. Te informo abue, que estaré ausente por el mes de diciembre nos vemos en enero. Estaré pendiente de las publicaciones y cuanda pueda entrar entraré a comentaros. Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Un secreto abuela? yo no le tengo miedo a ese viaje final... pero me entristece -desde ya- el dolor que ocasionaré a mis seres queridos.

    Elevas lo cotidiano a experiencias extraordinarias, con tu cuidada y sentida prosa, querida abuela :)

    abrazos de domingo

    ResponderEliminar
  5. Ame, mientras te leía, me iba imaginando la escena. Parecía una película.
    Muy bien contada la situación final a la que llegaremos todos.
    Besosssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. La muerte, también puede ser poesía, y con tus palabras tan certeras, has puesto un bálsamo a momentos tan tristes.
    Un fuerte abrazo, querida y buena amiga.

    ResponderEliminar
  7. Que poco me gsutan esos cortejo, y más cuando son de alguien querido
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
  8. Hola Abu, por mi trabajo veo a la muerte casi cada día, es duro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ..."sólo serán testigos muertos del temor de los vivos"...
    A veces lo he pensado, tal vez muchos de los que lloran no lloran por el que se va sino por la propia evidencia del hecho del cual nadie podremos escapar,encontrarse con la muerte de otro siempre es un recordatorio de que la nuestra esta ahí, al acecho...
    Un abrazo Abuela!

    ResponderEliminar
  10. INVITACION
    Hola!! No tuve la oportunidad de presentarme, Soy Gianina, llevo leyendo tu blog desde hace algún tiempo y considero tu blog muy bueno, por ello me presento para invitarte a ser Colaborador del blog “1 Pregunta con muchas respuestas” donde requiero de escritores jóvenes que deseen compartir sus ideas con respecto a la vida. Encontraras mas información en el blog, Espero que te animes!!
    http://1preguntamuchasrespuestas.blogspot.com/
    Gianina Rojas

    ResponderEliminar
  11. Uff, Abu, un tremendo escalofrío ha recorrido mi espalda al leer su relato... Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  12. Leerte y ver ese cortejo fúnebre es todo uno. Describes con maestría ese momento.

    Muy bueno el post. Te felicito

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Estos cortejos tan tristes me deprimen mucho, pero has descrito la muerte muy bien haciendo poesia.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Este sabado estuve en uno y lo describes como solo tú sabes hacerlo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Cuan cierto abuela, y vos lo escribis de una manera que hoy en esta tarde lluviosa lograste estremecerme. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  16. Una escena... impactante, abue, donde la confrontación con lo efímero llama a la reflexión, sí señor, claro que la llama, la muerte es parte de la vida nos guste o no.

    Muy buen texto, abue, corto y conciso, dijiste lo que tenías que decir, y aún más.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. Abuela Fresquecita: No sé, pero cómo cada ceremonia que realizamos lo seres humanos, el duelo por la muerte, de pronto me parece una mascarada, sobre todo los funerales de personas que tenían un cargo público. Siento que muchos de los que parecen dolientes amigos. han escogido con mucho cuidado su negro atuendo y se ponen al frente para que sean retratados, mientras que manifiestan sus condolencias al pariente cercano de él o la muerta y derraman dos lágrimas (que vaya usted a saber si no son gotas para lo ojos).
    Definitivamente pienso, que a los funerales sólo debieran ir quienes realmente sienten la ausencia de su ser amado.
    Con mi cariño: DK

    ResponderEliminar
  18. Odio morirme. Pero quizá, estar muerto sea un estado maravilloso.

    ResponderEliminar
  19. No le temo a mi propia muerte. Temo dejarlos. Tan niños, tan indefensos.
    Saludos abuela

    ResponderEliminar
  20. Duro el dolor que se siente por la perdida de un ser querido, pero seguro que nos espera en un lugar mucho mejor que este.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Creerás, querida Abuela, que de niña me gustaba ver pasar los cortejos fúnebres? En mi pueblo eran, valga la contradicción, bellísimos, con música, llenos de flores.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  22. cuando comenzamos a ser capaces de enfrentar la muerte venidera sin esconder la mirada.comenzamos a descubrir que despues de todo no hemos hecho las cosas tan mal.quien nada debe nada teme.Bexo <3

    ResponderEliminar
  23. Huy, estremece leer tus palabras, Abu, porque son absolutamente ciertas, pero ¡cómo te expresas! Nadie lo haría mejor, no lo dudes. Otro beso grande, mi buena y deliciosa amiga.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.