Me siguen...

Traductor

miércoles, 10 de noviembre de 2010

SED.

La lluvia bienhechora nos negaba sus beneficios.  El polvo se adueñó de la ciudad, minúsculas partículas enloquecidas, abatían todo a su paso, ninguna cerradura, puerta, o ventana podían con él.  Los alimentos hacian crujir nuestros dientes, el sol, un disco ocre sin brillo.
Parecíamos insectos enloquecidos, huyendo de la oscuridad del día. Al caer la tarde comenzó a amainar, lentamente fue parando su agitada locura, hasta tomar pulso de suave briza.  En el cielo las nubes nos acercaban algunos truenos, esperanza de lluvia, asolada por el polvo.  La ciudad inmóvil, solo esperaba.
De pronto, sin aviso,  grandes gotas caían sobre el asfalto, al tocar el piso, enseguida eran absorbidas formando pequeñas bolitas de lodo. El ozono purificaba el aire, y por fin, el gran trueno que derramó toda el agua del cielo. Los árboles recuperaban su verdor, las paredes respiraban, chorreando turbia, el agua arenosa, y las calles,  encauzaban el torrente hacia la oscuridad subterránea.  Las luces de neón,  hicieron en la noche un arco iris luminoso, que movía sus colores invitando a salir.  La gran urbe calmó su sed.

24 comentarios:

  1. y por fin llovió! que bien vienen esas lluvias que todo lo lavan

    Besicos querida Abuela

    ResponderEliminar
  2. Madame, si supiera los grandes truenos que hubo en estos dias pasados por aqui! La lluvia cayó en exceso, y el viento arrasó con todo, destrozando 15 metros del paseo maritimo de mi ciudad.
    La lluvia o escasea o se derrama en exceso, pero parece que es cierto eso de que nunca llueve a gusto de todos.

    Buenas noches,madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Hay una figura que me gustó bastante: "parecíamos insectos enloquecidos" no pudo estar mejor dibujado.

    Me gustó mucho tu relato Abue.

    Dejo un fuerte abrazo y un gran beso.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. Casi todo el mundo escapa siempre de la lluvia, aún cuando esta a veces sea deseada, a mi me gusta ver la lluvia y sentirla y oler la tierra mojada.... un abrazo Abuela!

    ResponderEliminar
  5. Viste cómo llovió, el viento acá también se sintió. Buena tu entrada. Besosssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. el agua es un elemento tan preciado que, hasta la selva de cemento la necesita. excelentes imágenes.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hermoso como lo describes y es asi tal cual, cuando falta el agua parace que nos cubre un polvo, todo parece más pesado, las plantas sin brillo. Cuanta más necesaria aún en el campo. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  8. Bello paisaje mojado de lluvia. Es un poema escrito en prosa.

    Un beso.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  9. Que bien que la tierra, se mojara de tan beneficioso tesoro, el agua.

    Es un ralto precioso.

    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  10. Agua vivificadora,esperada,escasa y mal repartida...
    EStupendo relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola amiga!! Precisamente mi post de ayer trataba de la lluvia, y al parecer a todos les gusta que llueva aunque ensucie los coches y los cristales recién fregadoe¡Aleluia!!
    Un abrazo dde ternura
    Sor.cecilia

    ResponderEliminar
  12. lo hermoso de la lluvia cuando ha pasado mucho tiempo sin llover es ver como el agua limpia todo a su paso.

    ResponderEliminar
  13. Se olvida de la gran canitdad de polvo y suciedad que tiene la lluvia en als ciudades. La sed se clama, pero de forma amarga xD

    ResponderEliminar
  14. Hola abuela:

    Acabo de llegar a tu página y me ha gustado tu manera de narrar y de describir. Lindo eso de la lluvia y la alegría que produce en momentos como los que describís. La ciudad está sedienta, seca y el polvo se convierte en un traje no deseado. Tu relato, por momentos, me ha recordado a García Márquez, cuando habla de Macondo. Hay en tu narración una especie de realismo mágico que apasiona.
    Felcitaciones.

    ResponderEliminar
  15. Y que me gusta a mi pasear cuando llueve.
    Agua refrescante, que limpia, sacia y da vida a su paso.
    Un fuerte y lluvioso abrazo con paraguas.

    ResponderEliminar
  16. Abuela:

    Halagada y muy importante debe sentirse la lluvia de estar reflejanda en tus letras con tal encanto!!!
    Nada más refresacnte y renovador que una lluvia cuando se espera e inspira...

    Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  17. Precioso!
    La ciudad se ha renovado y con ella, los que la transitan.
    Un besito, Abu.

    ResponderEliminar
  18. Hay la lluvia!! que lo limpia todo hasta nuestras mentes.
    Bonita entrada querida abuela.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Muy bonita forma de relatar una tormenta que purifica y aplaca la sed.
    Besos Abu.

    ResponderEliminar
  20. Ay, mi querida Abu, el agua es tan beneficiosa!!! A veces también causa tragedias, pero otras es esperada con la mayor de las urgencias. Precioso tu relato, mi querida amiga, precioso y entrañable, como es habitual en ti. Un beso grande y disfruta mucho del fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. creo que lei una historia en mi biblia que hablaba de la lluvia y su encanto... duró cuarenta dias...cuando termino de llover... nadie estaba...

    buena historia abue.


    love.

    ResponderEliminar
  22. La lluvia, querida Abuela: tan deseada como temida; tan noble como -en exceso- letal. Pero sin ella no habría vida, quizá.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  23. La sed continúa mi querida amiga; estamos saturando nuestros pulmones con polvo en suspensión, y las lluvias, las lluvias aún ausentes. "Las paredes respiraban, chorreando turbias..." eso es poesía.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Preciosa entrada amiga
    feliz año,un besote mia.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.