Me siguen...

Traductor

martes, 31 de agosto de 2010

¿ LLORA LA FLOR ?

Asombrada,  la niña miraba la flor.  Giraba en torno a la planta, en voz alta se preguntaba -¿Por que?-
La madre, asomada a la ventana sacudía una alfombra, vio a la niña en el huerto y fue a su encuentro- ¿Hija, por que tienes tanta tristeza?-  Pasó la mano en su cabecita para darle ánimo - Madre, mira, está llorando la flor  ¡¡¡Está llorando la rosa ¡¡¡-
La madre, que de todas las cosas de la vida, trataba de sacar una lección, tomó la mano de su niña, y con una sonrisa, y paciencia le dijo -No hija, las flores no lloran, esas son gotas de rocío que la noche le regaló, sabía que tu vendrías, y ella quería estar hermosa para ti.  Las gotas de rocío, son las perlas del cielo-
La cara de la niña, cambio la incertidumbre de la pena, por el brillo de la alegría -¿Madre, la rosa sabe, que todos los días vengo a verla?-  Besando la tersa frente, dijo  -Si, y esto no debes olvidar, todo en este mundo tiene vida, todo siente como tú, el dolor y la alegría.  Mira tu flor que feliz está, por el afecto que le das, ella se engalanó solo para ti -
El sol ya evaporaba las pequeñas gotas de rocío, la niña y su madre, entretenidas en la charla, regresaban a su casa.


domingo, 29 de agosto de 2010

MAESTRO DE LA MUERTE

Todos los niños, igual que él, leían en silencio el libro sagrado, arrodillados sentados en los talones, sobre un tapete.
Sentía que todos oraban por él, elegido para la gran misión de libertad, estaban en la escuela de formación para la lucha armada.  Ser elegido para ser mártir, era un honor para si, y para toda su familia.
Los niños que lo precedieron, esperaban por él en el paraíso, donde una doncella virgen y bella,  caminaría con el,  la eternidad del gozo sin fin.
El niño imaginaba la gran aventura de su vida,  que en un segundo lo proyectaría al lugar de los héroes, en el salón, junto a los retratos de los inmolados, ya esperaba aun sin foto, el suyo.  Imaginaba su carita, y la de sus compañeros, mirándolo con respeto y admiración.
Por la noche, en la despedida de su familia, su madre lo abrazo fuertemente, los sollozos contenidos de ella, hacían temblar su cuerpo, no debían mostrar flaqueza, ninguno de los presentes.  Luego raparon su cabeza , y comenzaron a vestirlo, sobre una camisa, un chaleco con dos bultos en forma de panes, con cables que se unían entre si, luego los abrigos.
Al amanecer salieron en un auto viejo, europeo, todos mantenían el ánimo con charlas de antiguas victorias, hacían participar al niño, así,  todos animados llegaron al gran edificio del shopping mas bonito de la ciudad, ese que siempre quiso conocer, ahora estaba en él, seguro era parte de los premios por su entrega.
Según le indicó su maestro, tenia que pararse en el centro, el lugar mas luminoso, donde estaban todas las tiendas.  Mientras esperaba,  el niño miraba un mundo desconocido allá en las montañas, ¿seria así el paraíso?. Por las dudas se le concedieran todos sus deseos, eligió un camioncito rojo.  ¿Por que demoraría tanto en llegar el maestro?  Ya quería ser héroe, ya quería ir al paraíso, a mostrarle a  los otros niños su camioncito rojo.  De pronto, sintió un calorcito en la panza, y un clic, cuanta gente feliz, que rico olían ¡¡¡
Solo alcanzó a oír, el comienzo de un gran ruido...su viaje había comenzado.  No sabia que tantas personas irían con él, cuando miró elevarse los cuerpos, vio en el suelo mucha sangre, muchos cuerpos rotos, en el sitio donde esperó al maestro, un enorme foso, distinguió una de sus sandalias, sabia que era suya, pues aun tenia la cuerda con que la sujetó a su pie, un trozo de la reata del  asno de la familia.
Ya no alcanzaba a ver, su paraíso estaba próximo, estaba tan cansado...
A lo lejos, un grupo de hombres cobardes, y temerosos, huían en un viejo auto europeo, el maestro, aun renegaba con el control remoto, que había demorado la detonación del niño.
En las pantallas del mundo, ya se veían los daños y las muertes, ocasionados por un mártir religioso, se decía, que era un niño.

viernes, 27 de agosto de 2010

ANOTACIONES TONTAS

Cuéntame una historia...
¿De qué quieres que la cuente?
De pájaros y de cielos.

El cielo azul
se pintó de blanco,
miles de plumitas
traían volando a las gaviotas,
llegaron alegres
anunciándose con su canto.

        ..........

Mamita, quiero un dulce.
Los dulces hacen daño.
¡Mamita!  Tus besos no dañan...

     ............

Abuelita, quiero volar
Ya tendrás tus alas, y volarás.
¿Cuando abuelita?, las quiero ya,
Ya no se puede.
¿Por que?
Cuando muden sus plumas los ángeles,
ellas llegaran a ti;
entonces, volarás.

        ............

El niño cuidaba el pozo.
La madre preguntaba,
¿Niño, que celos tienes en ese brocal?
Madre, habla quedo que ella duerme.
¿Quién puede dormir en el agua?
Shh... no despiertes la luna, madre,
velo su sueño.
Cuando llegue la noche,
la dejo salir.

jueves, 26 de agosto de 2010

PALOMA MENSAJERA

Explotó la bomba y una lluvia de tierra, escombros y cuerpos mutilados, iban ocupando su sitio en el campo devastado.  Donde,  los que corrían desesperados para llegar al refugio de las trincheras, pasaban sobre ellos, enceguecidos por el pánico, aturdidos por el fragor.
La metralla mordía las carnes, como la muerte, en dentellada feroz, llevando vidas.
El soldadito se tira de bruces al foso, donde el lodo formado por la lluvia y los desechos humanos hedía.
Sin moverse esperó hasta que cesó el ataque, lentamente se arrodilló y fue sacando de sus hombros y espaldas, las correas que sujetaban la jaula, donde llevaba las mensajeras.   Su misión era cuidar de esas aves con su vida.
Portaba una cantimplora con  agua,  solo para ellas, y una bolsita con los granos, por la mañana, y por la noche comían.  Entre él y sus palomas existía un laso,  que les animaba mutuamente, por la noche las cubría con su capote, les hablaba, tenía encarnadas las marcas de las correas de su carga alada.
Al amanecer llegó la orden de enviar un pichón,  eran mas veloces que las palomas adultas, pero estas compensaban la demora con la seguridad, y la experiencia.   Se adaptaban  a los cambios climáticos, y resistían mejor los ataques de los temibles alcones, su único enemigo en el aire, aparte de las balas.
Este mensaje era importante, cortadas las líneas,  los estaban diezmando, pedían refuerzos.
Tomó la paloma gris, con alas tornasoladas, y en su patita, prendió el mensaje, los soldados la miraban esperanzados, ella con sus ojitos redondos los miraba con paz.  El joven abrió sus manos en un suave impulso, dio un giro para orientarse, y aceleró el  vuelo rumbo a su palomar, en la jaula quedó un lugar vacío.
Para el atardecer llegarían los refuerzos.
Llegaron,  y comenzó el ataque a las trincheras enemigas, él siempre en retaguardia con su preciosa carga, la orden era avanzar, corría agazapado, oía los gritos, veía caer a sus compañeros, avanzar, avanzar...
Sintió un golpe en el pecho que lo arrojó al piso, quiso gritar, pero no oyó su voz, un calor le bajaba del ,pecho al abdomen, se sacó la jaula, las aves estaban bien.  Le subió a la boca, el sabor de la sangre, entonces supo que iba a morir.  Que quedaría como parte de ese paisaje desolado, donde la muerte se paseaba en su vestido de gala.
Abrió la jaula, las palomas no se movían,  como esperando el envión de sus manos para volar, con su último esfuerzo, tomó una en cada mano,  les dio un beso, entregándoles su alma para el regreso a casa.  Se iban los sentidos de su cuerpo, su mirada se fijó en las aves, que se perdían en la luz del atardecer.
La bruma ya cubría los cuerpos sin almas...y una jaula vacía, con sus puertas abiertas.

martes, 24 de agosto de 2010

EL MILAGRO

Tan grande era la tristeza de las personas, la confusión  entre el dolor y los reproches del por que, que Dios se apiadó del Hombre, una vez mas.  Nos regaló otro milagro, que confirma su existencia, y profundiza la confianza del hombre en su creador, estimulando sentimientos de nobleza en los seres, como la solidaridad, y la hermandad ante la tragedia.
Las treinta y tres vidas que esperan en el limbo, que debe ser la fría entraña de la  roca, prisioneros  en un vientre de mujer, que como ella, puede ser generosa, rebelde y fatal.
Los hombres, en la oscuridad, enfrentados al silencio y la resignación de la espera, la vida retenida en un espasmo mineral, esperando que madure el parto que los expulsará hacia la luz.
¿Cual será el misterio de este echo, en la vida cotidiana del grupo, que los hermanó en esta tensa espera?.
¿Cual será el replanteamiento existencial de estos hombres?    ¿Como regresaran al mundo de los vivos, después de la experiencia de la sepultura?
¿Que diferencia harán las edades,  en la resistencia física y psíquica, que nuevo valor otorgaran al don de la vida?
Lo cierto que,  ciegos como niños recién nacidos, llegaran nuevamente al mundo, que los recibirá con vítores y alegría, pero sin la palmadita de bienvenida.
El hombre, hoy, llega en días a la luna, pero necesita mucho mucho mas para adentrarse en su mundo.

lunes, 23 de agosto de 2010

AMOR EN SOLEDAD

¿Alguien vio pasar al amor?

El está triste

lleva rosas rojas, en su latir.

¿Alguien escuchó su música?

Teje en el aire trampas

para cazar soledades.

El amor está solo

busca a quien querer.

sábado, 21 de agosto de 2010

PARA TAHIEL

El sol entró por la ventana, se posó en los cabellos que tenían su color, que al contacto se iluminaron.  El niño dormía en su corola de luz, su nariz perfecta, su boquita colorada, abrió sus ojos de miel, cuando la madre dejó un beso en su frente, despidiendo al sueño.  El,  mimoso, entendió sus brazos y atrapó su rostro que le sonreía, y anunciaba -Vamos niño, que se hace tarde¡¡¡-
Obediente buscó las pantuflas, sus rulos alborotados bailaban en su cabeza.
El día por fin,  se anunciaba bello y templado, la madre animaba-Vamos apura el paso¡¡¡-
Comenzaba un suave trote, que a él le costaba, pero hizo el intento y se puso a la par.  Así era su día escolar, haciendo el camino, un poquito caminando, y otro poquito trotando.
De regreso, un poco mas rápido, cuando la tarde moría entregando su luz, llagaban al hogar.
Le gustaba su vida, su lugar en el mundo, su casa en medio del paisaje serrano, sus días eran libres, caminaba investigando y descubriendo  lugares nuevos.  Pasaba las horas en el puro silencio, toda la naturaleza para él.  A veces los inquilinos de su parque, alborotaban las horas con su canto, atentos a la presencia de extraños.    Hoy es  un día especial, no por ser domingo....es su cumpleaños ¡¡¡
La casa tiene otro ritmo, mamá trajo el desayuno a la cama, aromas deliciosos circulaban por el aire.
Aparecían signos de festejos, colores y música, y los amiguitos llegando con gritos y risas, alterando a los plumíferos, que optaron por dejar el nido, hasta el retorno del acostumbrado silencio.
El sol de la tarde pintaba los cerros,  mientras se iba ocultando en el horizonte.
Cuando apareció la primera estrella, Tahiel y su madre se miraban,  disfrutando el cansancio de un día feliz.  La madre, añorando ese niño,  que  la vida cada año le iba cambiando, por el joven robusto, y bello,  que prometían sus genes.
Feliz cumpleaños querido amiguito mío, que tu día sea feliz, te abrazo y te beso en la distancia.

viernes, 20 de agosto de 2010

AMOR PEREGRINO.

Despierta corazón, despierta
la pasión está llamando,
comienza el jubileo.

Alégrate, enciende el fuego
que el eterno peregrino,
llega,buscando consuelo.

Oh, fuego sagrado
cauteriza la herida,
que sangra constante
la pena de amor.

jueves, 19 de agosto de 2010

MI ÁRBOL Y YO.

En el patio de mi casa, tengo un árbol que quiero, una amiga muy querida  me lo regaló en uno de esos momentos,  en que perdemos la alegría, los deseos, y de a poco,  sin darnos cuenta, se van adormeciendo los afectos, y achicando nuestro mundo cotidiano.
Se llama Ginkgo Biloba, también dicen los que saben, es una de las especies mas ancianas  que existen, pues de ella, se alimentaban los dinosaurios.
Otros le llaman el árbol de la vida, y por este nombre me lo obsequiaron, pues es el único árbol  al que no quemó su sabia, la apocalíptica bomba de Hiroshima y Nagasaki.
Es recto, muy esbelto y saca prolijamente sus ramas, tres ramas opuestas, en forma escalonada, a una distancia de cinco o diez centímetros cada una, crece mas o menos entre diez y quince centímetros por año.  Las hojas nacen directamente de su tronco, o ramita, y tienen la hermosa forma de un abanico.
Cada vez que salgo a mi patio, me recuerda mi derecho a la vida, y mi obligación de ser feliz, y hacer felices a quienes me rodean.  De cuidarme, y cuidar a aquellos que buscan el refugio de mi afecto y mi compañía.
Ese árbol y yo nos parecemos en la fortaleza y el tesón por vivir.
Es el mejor regalo que tengo en mi casa, me siento a tomar mis mates, y lo miro pensando en las historias que tendrá para contar...  El paso por ese infierno, el segundo terrible en que,  las personas arrastradas como pétalos de cerezos, desaparecían en la oscuridad de las cenizas.
Como añorará la frescura de los solitarios y verdes valles de su origen, la vida donde solo los animales eran los reyes de la creación,  cuidando su equilibrio.
Como sufrirá mi árbol en estos siglos mecanizados, ahogado por la contaminación, y viviendo en un pequeño patio en soledad.

miércoles, 18 de agosto de 2010

INFANCIA FELIZ

El niño trataba de concentrarse, mientras los otros dos, esperaban con cierta ansiedad.  Uno de ellos hurgaba nervioso su nariz, alcanzando su dedo índice, profundidades asombrosas en el cornete, salia del orificio a velocidad de vuelo de pájaro, y entraba en la boca, que solo cerraba para chupar el dedo.  Hacía esto sin detenerse, con la mirada fija en la cara de su amigo, quien trataba de juntar baba, para hacer el globo de saliva mas grande de los tres.
El otro miraba asombrado como crecía el globo de baba, hermosamente se transformó en una esfera multicolor, que cuando estalló, salpicó la cara de los tres.
  Con el puño de la remera se secó la cara, y mirando a sus amigos, dijo -¿Y?-  -¿Me vieron?-   Si, había ganado la lecherita, la bolita blanca que faltaba en su colección.
Trazaron con un palo en el piso de tierra, una raya, había de premio un bolon de acero para chantar, para aquel que escupiese mas lejos.  Se esforzaron, pero no había caso, ninguno logró hacerlo como el Pichi, su amigo de once, que incluso escupía por un costado de la boca.
De pronto la voz de la madre de Juancito, llamaba a almorzar, arrastrando los pies llegó y se lavó las manos, mientras esperaba el plato de comida, pensaba -¿Cuando sería grande?-   Estaba cansado de ser niño, los grandes nunca se aburrían.
La mamá le puso el plato enfrente, mientras decía,  -Que suerte tienen los niños, jugar todo el día-
Juancito pensó, -Los grandes también se aburren -¿Es que nadie puede hacer lo que desee?- Mientras soplaba la sopa,  pensaba,  que a la siesta, iría con los chicos al arroyo a pescar mojarritas.
Por el momento dejó sus preocupaciones existenciales, se puso a escarbar en la huerta, y sacar lombrices. Agarró la tacuara con el anzuelo mosca, el tarro con la carnada y salió corriendo, los amigos ya lo esperaban en la esquina, bajo el ardiente sol de la tarde.
Juancito, también ignoraba que,  cuando fuese grande, añoraría este día, la infancia, los amigos.
¿Adonde los llevaría la vida?  Eso no importaba, momentos como estos, enlazaban sus corazones para siempre, en el tiempo feliz de la niñez.  Ellos aun no sabían que este era el paraíso de sus vidas.


martes, 17 de agosto de 2010

MI LIBRO

Pasan los años y sigue en mis manos, mi amigo fiel, silencioso, lleno de letras que alegran mis días.  Cada historia, que casi sé de memoria, cada vez que las leo renuevo en mi espíritu, antiguas emociones. Echos sencillos de la vida cotidiana de una comunidad y sus habitantes, narradas por el autor, en relación con su borrico... Si, Platero y Yo.
En ese pequeño libro, a veces pienso, que hay emociones que se gravaron en mi corazón, y que ya, muchas personas no podrán experimentar, pues los ritmos del  mundo, ya no permiten ese solaz del diario vivir, admirando con asombro los echos  de la vida.
No se conocían las palabras estrés, rutina, vacío existencial.  Salir a la luz del sol, disfrutar esos huertos, llenos de pájaros, las bellezas del clima, los paisajes, y la delicia de una fruta, que desde mi infancia no he vuelto a comer, la granada.
Juan Ramon Jimenez, su autor, de espíritu puro y noble, toca el corazón del lector.
Hoy quise recordar a este escritor y poeta, que junto con otro maravilloso hombre de letras, Miguel De Unamuno, son representantes de un tiempo que se fue, y que los nostálgicos, vivimos a través de sus obras.

lunes, 16 de agosto de 2010

GUERRA

Recuerdo los días
aquellos, vividos
en campos de paz.

Seco la sangre
que moja mi rostro,

pienso en tus lágrimas
de gozo y ternura,

la muerte lastima
el estruendo aturde.

En el silencio del alma
solo, gozo contigo
mis días de paz

sábado, 14 de agosto de 2010

LA LUZ MALA

Se paseaba  por la pampa al caer la noche, se levantaba como suave resplandor de rocío, e iba creciendo temblorosa.
Las formas eran cambiantes, igual que su rumbo.  Había noches, en que vaya a saber por que, estaba agitada, se agrandaba de pronto, encaraba las sombras y las personas como si danzara, las tocaba y se disparaba.
Refulgía en los llanos y era el terror de todo ser viviente.  Los perros aullaban, sintiéndose en desamparo, las personas, se creían signadas por el mas allá en un llamado esotérico.
Las cruces y los rezos danzaban en las noches,  en que a la luz mala se le daba por inquietarse.
A veces se la veía por los alambrados, correr carreras con las ánimas.  El terror hacia ver a los humanos mas allá de la razón, y en el rancherío ardían  las velas,  iluminando a las almas del purgatorio, o,  a la de algún reciente fallecido, con deudas pendientes, esperando el pase al mas allá.
Todo es posible, con el miedo en la mente.  No hay en la pampa ser mas valiente que el Gaucho, y  tampoco, mas supersticioso.  La luz mala, mató a mas de uno, de puro susto nomas.
Gnomo travieso  de los llanos y la pampa, al que las historias de fogones y payadas, le dieron carácter de leyenda, a un fenómeno de la Naturaleza; la reverberación de los fósiles, por su contenido de fósforo(P).

viernes, 13 de agosto de 2010

LÁGRIMAS

Hoy me preguntaba,  cuanto tiempo hacia,  que mis ojos no lloraban. ¿ Será que agote la dosis de una vida, antes de tiempo?   ¿Hice,  uso y abuso del líquido elemento?
¿Que haré ahora?  ¿Como será mi llanto seco?
¿ Creerán en mi dolor, si no dejo caer mis cristalinas gotas saladas?
¿Y mi risa...como será  sin el brillo acuoso de la alegría?
¡¡¡Que será de mis emociones sin lagrimas¡¡¡
Esa agua que fluye del Alma, reflejo  etéreo de ese  mundo invisible, del que solo se asoma la gota llorosa.
En que pena, en que risa, agote mis lágrimas...

jueves, 12 de agosto de 2010

FUTURO

Se están volviendo realidad, las fantasías que cuando niños leíamos en los comics,  que los superheroes siempre llegaban a tiempo,  para salvar la Humanidad de las catástrofes de la Naturaleza y el Cosmos.
Lo único que sigue siendo utopía, es la aparición de los superhèroes.
Es como si el mundo convencido de su destino fatal, acelerara su fin.  Fatalidad, escrita a fuego, en la naturaleza del hombre.
Mucho es la degradación de la raza humana, que arrastra con ella, a las posibilidades de recuperación global.
Azotan al mundo, el hambre, las enfermedades, la inequidad en la distribución de bienes, se acerca el fin de los recursos no renovables del sistema.  Todo anuncia la locura del hombre, y la Naturaleza entregada, pareciera desencantada de su aventura humana.
Están escritas todas las soluciones, están comprometidos sus cumplimientos en infinidad de congresos, pero en un acto propio del hombre, convence a su propia conciencia para olvidar.
El  ser humano vuelve a tropezar con la misma piedra bíblica, la soberbia.  Creer que puede dominar las fronteras del tiempo, y las fuerzas del cosmos.  Esa falsa seguridad, en conseguir ese objetivo, lo aleja de su presente y su mundo, que sin él saberlo, se devora a si mismo.
Nada puede evitar al hombre, cumplir con su destino aciago.

miércoles, 11 de agosto de 2010

CRESTA DE FUEGO

Esta es la historia de Cresta de Fuego, el enorme gallo colorado de enormes espolones, que de tan largos, y filosos, caminaba con sus patas abiertas, como un viejo vaquero.  La enorme cresta, pulposa y colorada, le caía hacia un costado de la soberbia cabeza, dándole cierto toque femenino.
Todas las madrugadas, desde la punta del algarrobo, batía sus alas y tomando aire, lanzaba su canto, en medio del campo, alguna lechuza dormida levantaba vuelo, con su lúgubre canto.  Era la hora del ordeñe, los peones entraban al tambo a vaciar las ubres de las vacas, y comenzaba el día de labor en la chacra.  Todos se ufanaban de la lealtad a Cronos, del gallo.
Llegó la primavera, y con ella, el alboroto en la hacienda, el patrón renovó los planteles, y entre ellos,  trajo uno de gallinas batarazas, que ostentaban su plumaje sin decoro.  El gallo tenía las alas a la miseria, de tanto arrastre, y tanto giro, a las batarazas, les comenzó la peladura la nuca,  de tanto pico del Cresta de fuego, bajaba de una y la otra ya esperaba por  los goces de eros.
Esa noche, tenían planes de chamuyo en la parva de alfalfa, el Clorindo y la Amneris, el capataz y la niña de la casa, a escondidas...     Correteaban, jugando entre las briznas, salió la luna y se complació de ver la vida bullir en las especies.  Se detuvo sobre los amantes,  envidiosa, los acarició dormidos, aburrida siguió rodando, viendo la paz en la tierra.  Pasó sobre los árboles, donde, como si fuesen sus frutos dormían las aves, curiosa miraba las plumas, que iluminadas, cobraban su brillo de lentejuelas.
La asustó un perro con su aullido, temerosa dejó atrás una tímida nube, en la parte alta del árbol vio al gallo, que con su cabeza bajo el ala, dormía abrazado a una rama.  Siguió la luna rodando el horizonte, mientras el sol se anunciaba en el alba, las vacas nerviosas en el establo, pedían ordeñe.
Ante tal alboroto, apareció el patrón escopeta en mano, lo alarmó la claridad, no puede ser, todos dormían, miró el árbol, y lo vio, Cresta de Fuego dormía plácidamente,  cuando el disparo lo desplumó y como si un fuerte viento los empujaran,  todos los habitantes del árbol salieron despedidos, el gallo llegó planeado hasta la parva, de donde salían despavoridos los amantes, acomodando sus  ropas, en la penumbra, se encontraron de frente  Amneris y su padre...   Ese fue el final del idilio, pupila hasta la mayoría de edad.
Cuentan los vecinos, que ante la furia del hombre, Clorindo, nunca mas apareció por la zona.
Y que el culpable de todos estos desencuentros, Cresta de Fuego, y su harén, se salvaron de la olla,  a él suelen verlo fugitivo rondar los gallineros ajenos, desplumado y maltrecho, fruto de aquella balasera.
Ya no le llaman Cresta de Fuego, solo le dicen Gavilán.
Y así fue como,  culpa de un ave, sobrecargada de trabajo, se rompió la cadena productiva de la chacra.

martes, 10 de agosto de 2010

A MIS AMIGOS BLOGUEROS

El amor me sigue asombrando. Desde que tuve mi primer amigo, consideré a la amistad el afecto mas puro del hombre, el más valioso por su influencia sobre aquellos que la comparte.
Para mí, en lo personal, es más valioso que muchos amores de sangre. Hay sentimientos en los que influyen lazos de unión como la maternidad, otros como el sexo, y algunos la naturaleza humana que los origina.
Pienso que un amigo nos complementa pues vemos en él aquellas virtudes que no tenemos. Nos hace vivir a través de sus actos compartidos, nos carga en el mundo de sus emociones y nos lleva siempre con él. Cuando lo perdemos, en ese lugar nadie más cabe, queda un agujero negro en nuestro corazón.
La amistad es promesa de alegría, de ideales, de un futuro acompañado en el andar de la vida.
No se cómo decirlo mejor, pero este escrito los representa en mi vida, queridos amigos blogueros; con el valor agregado, que aquí, solo los espíritus se tocan, a través de las palabras.

¡Gracias por estar!


NdA.: El técnico solucionó el problema con un teclado nuevo, entre otras pequeñeces, gracias a Dios.

LA PENA

La pena brilla en tus ojos,
fluye la lágrima clara,
sorben tus labios la sal
y tiemblan...
recordando el dolor.


NARDOS

Perfume de nardos trae la tarde
la niña en su labor, pálida
y llorosa, gimió su nombre.

Dulce tormento de corazones tiernos
primer amor
devastador de ilusiones
¿dónde estás?

Aromas de nardos trae la tarde
y tú...
¿donde estas?

lunes, 9 de agosto de 2010

AVISO

A MIS AMIGOS LECTORES, A TODO AQUEL QUE PASE POR ESTE PORTAL, LES DIGO QUE MI COMPU DIJO BASTA, NO SE CUANDO REGRESARE.   MI SOLEDAD SIN UDS., SERÀ NOTORIA, SOLO ME QUEDA SEGUIR ESCRIBIENDO, Y ROGAR QUE SOLUCIONE PRONTO EL PROBLEMA.   MIENTRAS,  TRATARÈ DE RECORDARLOS, Y A LAS BELLAS HISTORIAS QUE LEIA CADA DÌA.   LOS ABRAZO.

domingo, 8 de agosto de 2010

ORDALIA

Ordalia sudaba al lado del fogón, las flores rojas de su vestido,  parecían unirse,  a la llama que avivaba con la pantallita de palma.
Cortó una cáscara de naranja y la metió en la olla humeante, arrimó su cara y cerrando los ojos, aspiró.  Luego agregó una ramita de canela, y un clavo de olor.
El calor era agobiante, la morena acompañaba su canto con pasos de baile, agitaba su pollera echándose aire, sus pies pequeños volaban con el ritmo, dio una movida a la olla, donde el arroz con leche, se hacia casi una crema , tomando su punto.  Ordalia, pensaba en su hombre, era feliz.  Llevaba un trapo en su hombro con el que secaba sus manos, apaleaba un trozo de hielo, que iba poniendo en una jarra de limonada, tomó un cristal helado y refrescó su rostro, su cuello, el hielo derretido, corría por el canal de su pecho, y moría en su falda.
En eso estaba,  cuando sintió los brazos rodear su cuerpo, suspiró y se recostó en el cuerpo de sus sueños, abrazados no decían palabras, solo escuchaban hablar a sus cuerpos que,  reconociéndose, se disfrutaban.
Ofreció al hombre un vaso de refrescante bebida, y ambos regresaron a sus tareas, él campo, ella a la olla.
El arroz ya estaba listo, cuando se enfrió lo puso en una fuente, y lo espolvoreo con canela.
Los niños llegaron alborotados, arrojaron las tablillas y las tizas en la hamaca, corrieron a los brazos de su madre, quien los alzó por turno, bailaron, mientras en el blanco mantel  esperaban los cazos de arroz con leche.  La briza del sur agitó los árboles, anunciando su refrescante llegada.   La familia degustaba el manjar entre risas, contando las emociones de un día como todos.
Afuera,  las gotas sorprendieron a las hojas, que temblaron al primer contacto.

viernes, 6 de agosto de 2010

BOSQUE NEMOROSO

Envuelta la noche, en reboso de bruma
acaricia los montes.

Aquellos que esconden,
historias de faunos y doncellas.

Donde la pasión,  deambula entre los árboles
saciando instintos.

La brisa,  mueve sus velos de ninfa
que incendian el aire con su roce.

Doncella y fauno chocan su esencia
del nemoroso bosque, se alza  la llama
tiñendo el cielo de rojo pudor.

jueves, 5 de agosto de 2010

Y...LLEGARON LOS PIOJOS ¡ ¡ ¡

El frío los traía a casa, llegaban y se paraban frente a la salamandra, donde se iban sacando los abrigos.
Lucas el mayor de los tres, rascándose la cabeza, anunció con voz calma - Abuela, creo que tengo piojos...-
Por estos lares y en esta época invernal, los piojos no dejan la cabeza de los  niños, llevan y traen de la escuela, el parásito.  En el mismo instante, todos comenzamos a rascarnos.
Como la cruz roja, corro aullando hasta el botiquín, por el arsenal químico de limpieza.
A la víctima, la tomo en la falda, y a buscar piojos pelo por pelo, los otros dos son los guías de la búsqueda -Aquí abu ¡¡¡    Aquí hay uno¡¡¡-  Resignado Lucas prestaba su cabeza, hasta que detrás de la oreja, sorprendemos, atontado por el remedio, al señor piojo.  Ahora los tres esperan expectantes, la "explosión" del chupador, entre mis dedos pulgares - ¡¡¡ puaj ¡¡¡  que asco abu-
Aclaro que por cada pieza que se dejen sacar, va un dulce.  El que lleva las de perder, es Joaquin que va rapado, de vez en cuando simulo sacarle uno, esto lo pone contento.  En general hago ganar una vez a cada uno, y según ellos, nadie saca tantos como la abuela.
Sus compañeros de juegos,  deben creer que tenemos un criadero, pues los caramelos son muchos.
Para mis nietos es importante y saludable, tener piojos.
Después viene el sacado de los huevitos, o liendres, son unas perlitas que se adhieren al pelo, estos son los por nacer.
Pasa el rato, el paciente se queda solo, los otros dos, comieron sus dulces y se fueron.  Aburrido y relajado en la falda de su abuela, lentamente el niño se duerme, la anciana acaricia lo acaricia en la palidez del sueño, mira su blancura, sus largas pestañas negras, él es "el negrito cachilero de la abuela".  Trata de grabar en el Alma del niño, esos cariños que hacen tanta falta,  en la historias de las personas.  Recuerdos de la serena paz de la vejez, que afirma su niñez con amor y alegría.  Mientras tengo a Lucas en la falda, miro a los otros dos, y les beso el Alma.

miércoles, 4 de agosto de 2010

FLORCITA DEL CAMPO

Florcita del campo
tan bella y silente.

Juegas con el viento
hamacando tu tallo.

Ríes con el sol
abriendo tu corola.

Aplaudes tus pétalos
con las gotas de lluvia.

Llega el invierno
escondes tus hojas
.
Guardas silencio
gestando el retoño.

EL POLLITO ( Para Joaquin)

El pollito rompió el huevo, su piquito diminuto, trabajaba para salir del cascaron.  Atenta observaba la gallina, hasta que por fin, sacó la cabecita y pudo conocer a su mamá, una hermosa morena con toques marrones en la punta de sus plumas.
Estaba agotado, y todavía faltaba despegar sus plumones del fondo del cáscara,  que cuando trataba de ponerse en pie, se movía con él.  Pataleaba y picoteaba, pero no había forma.  Sus hermanos ya estaban comiendo, junto a la contenta madre, que no cesaba de llamarlos a compartir el alimento, primero  les rompía el bocado con su fuerte pico, mientras con sus patas, escarbaba la tierra, para sacar bichitos, que les entregaba.
El hambre pudo mas que el cansancio, y arrastrando la cáscara, pegada a su cola, se acercó al grupo familiar- Por fin comida¡¡¡- pensó el pollito.  Comía aquí, y allá, conociendo a sus doce hermanos, que como él nacieron ese día, de pronto sin darse cuenta se liberó de la molesta carga.  Sintió frío y corrió a cobijarse debajo del ala de su madre, que amorosa, los cubría a todos, si algún piquito o colita quedaba fuera de cobijo, ella con su pico los hacía rotar, así todos se mantenían calentitos.
Debajo de las plumas negras, se oia el piar mimoso, que anunciaba buches llenos buscando el sueño.
La madre, por fin los acomodó a todos, cerró los ojos y bajó la cabeza, guardando su cresta en las plumas del pecho.
Miraba el conjunto, no podía dejar de asociar a la gallina, con cualquier madre del mundo, protegerlos, alimentarlos y amarlos.
Efectivamente la vida, solo está plena, cuando conlleva el amor en sus actos.

lunes, 2 de agosto de 2010

SOLO PREGUNTAS

El profesor caminaba pensativo, con la punta de su bastón trataba de atrapar hojas secas, que se rompían en el intento.  Pasó un grupo de alumnos, y lo saludaron con respeto ¿cuantas generaciones pasaron por sus manos?...Ya no recordaba.  Se sentó, el tibio sol de la mañana confortó su cuerpo, su corazón cansado ya no tenía fuerzas para llegar a las extremidades, y sus manos y pies , se enfriaban con frecuencia.
Cuantas veces se sentó en ese banco ¡¡¡   A responderse preguntas sin respuestas, aun.
Pareciera que la Filosofía desde su origen, y después de los grandes pensadores,  agotó las hipótesis.
Aun se discutían los razonamientos sobre el  origen del mundo, el hombre, y Dios.
La razón, en su ejercicio de infinitas posibilidades, entretenía a las mentes brillantes, que desmenuzaban los echos y teorías, pero que no se animaban a concretar la razón de algún descubrimiento abstracto.
Pareciera el final de la historia del pensamiento, tantos años enseñando las mismas formas,  de descubrir y razonar el mundo.
¿Será la Filosofía de estos tiempos, el estudio de  la aplicación, de la Ética, y de la Moral a los descubrimientos  técnicos-científicos?  Lo que confirma la Lógica,  de los primeros razonamientos, y también da paso, a decir que ya no hay verdades que razonar, que descubrir...
El pensamiento como tal, es lo mas activo, y sorpresivo del hombre. ¿ Será que el individuo actual no sabe dirigir su mente,  en la investigación subjetiva?
El anciano pensaba que  moriría,  con las mismas expectativas espirituales que los primeros filósofos, que él como muchos, no supo descubrir la magia del cerebro humano, dictándonos,  las órdenes verdaderas del comportamiento y  razón,  del Cosmos que somos.

domingo, 1 de agosto de 2010

RECUERDOS DEL PRESENTE

De vez en cuando, la memoria, necesitaba palpar la realidad, para confirmar el recuerdo.

El dulce dolor de la melancolía, llevaba a la vieja dama al baúl donde guardó bajo llave sus secretos amores, que por ser secretos, fueron imposibles.

Lentamente, prolongando el gozo de la espera, abría la puerta del cuarto en penumbras, a los pies de la rústica cama el baúl esperaba, como en otros tiempos lejanos, la esperaba su amor. El aroma de lavanda se liberó en el ambiente, arrodillada apretaba sobre el rostro el blanco camisón, al que nunca compuso el bretel desprendido, buscaba en la seda los efluvios de los días y noches compartidos. Luego tomaba el pijama, que como se lo quitó el amante la última vez, así guardó, estaba el saco de revés, faltaba un botón, el pantalón, igual, los tiempos no permitían demoras. Las batas que los abrigaban en las noches de invierno, pulcramente dobladas, nunca mas recobraron su forma.

Lentamente dejó las prendas, bajó la tapa, y enllavó su corazón a ese baúl.

Ella sabía que el día que también la memoria se marchara, su cuerpo solo -solo de toda soledad, aun así- llegaría a buscar su corazón a ese cofre.

Los amores imposibles no están escritos en el libro de Cupido, pero existen y marcan para siempre los corazones.

DESAMOR

Los lentos días llegaron
llorando penas de amor.

El corazón se aquietó en su dolor
aletargando los besos, apagando los fuegos.

A las cenizas se las llevó la brisa
formando nubes de lágrimas de amargo color.

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.