Me siguen...

Traductor

miércoles, 15 de diciembre de 2010

FELICIDADES ¡ ¡ ¡

Quiero quedarme en este espacio, a esperar a aquellos que hayan perdido la estrella, y recalen en este humilde puerto.  A los otros, a los felices, que en la expansión de su gozo, , lleguen a compartir.  Quiero estar en los corazones de aquellos, que como yo sientan ese deseo de abrazo universal, en que el cosmos exulta su gracia..
En medio de saludos, besos, y abrazos recordaré a mis amigos que cada día renuevan la fantasía del amor y el respeto en la distancia infinita,  que es este maravilloso mundo virtual.
Que estos tiempos de bondad, nos renueven la esperanza de un mundo donde reinen, la justicia, el amor, y la paz.   Los abrazo.

lunes, 13 de diciembre de 2010

QUIROMANCIA.

La mujer mira en sus manos infinitas líneas.  Dicen que en ellas se anuncia el destino...Quien supiera descifrar ese alfabeto de sangre.  La dueña de las manos no sabe leerlas, pero de tanto mirarlas, presiente el futuro.
Viejas cicatrices, quizás, cortaron su destino, y formaron nuevos caminos de piel en su vida, tan incierta y enredada, como el trazado que mira.    Contempla sus palmas como si fueran espejos, pero nada le dicen, su futuro es quien escribirá en ella, cuando ya sea pasado.

viernes, 10 de diciembre de 2010

LA ESPERA DEL ADIÓS.

Amanece,  estoy aquí
esperando tu regreso.
Viene llegando el alba
y tu imagen desolada
no aparece.
Que secretas quimeras
te alejaron de mi lado?.
En busca de sueños
se elevaron tus alas.
Agotadas de volar
se refugian en la nube.
Gotas de lluvia caen
las beso
ya no volverás
viajas en el viento...

miércoles, 8 de diciembre de 2010

EL PICHÓN

Se equivocó la paloma, así dice la canción...
Abro la puerta de mi casa, sentadito y confortable, estaba el pichon tomando el sol.  Lo tomé y lo deposité en la rama del árbol, donde se veía el pequeño nido.  Como todo niño curioso, este pichón, apenas sus alas le dieron aire, levantó el vuelo, pero no llegó lejos, sin pericia y cansado cayó en mi jardín.  Pasó el tiempo, y olvidé el ave.   Caía la tarde, oía el alboroto de mis nietos, venían felices a mostrarme el hallazgo, el pichón.  Se lo pasaban uno al otro, el mas chico traía una caja donde lo "guardarían" calentito, le pusieron agua, semillas y unas ramitas para que no extrañase el nido.  Los niños conocen el mundo y las personas, a través de sus necesidades, amor, comida, frío, calor, aseo.  Sentados en el piso miraban la paloma, ella a su vez, también los miraba como esperando.  Mutuamente se cansaron, el pichón se adormeció acurrucado, los niños se aburrieron, en definitiva, quedé con el intruso.  La picazón no les daba paz, las itas, a los tres los metí en la tina jabonosa.  En mi andar nocturno por la casa, el insomnio es mi amigo, nunca falta a la cita, llegué hasta la caja donde el ave seguía esperando,  que su mamá le deglutiera la comida en  buche.  Veía los minúsculos insectos abandonar el cuerpo a medida se enfriaba y moría, lentamente,  adormecido.  Por la mañana, llegaron los niños - Abu ¡¡¡  se fue el pajarito-       -Si temprano le abrí la ventana y se fue volando-
Salieron al jardín a buscar otro audaz pajarillo a quien salvar.

lunes, 6 de diciembre de 2010

IMPACIENCIA DE AMOR

Conjura la noche suspiros de amor
acompaña el romance
la orquesta de grillos.
Espera la niña su joven amante
la blanca mano aferra el barandal
que vibra al son de los cascos
allá en la loma
asoma el jinete
aparece la risa y el canto.
Se detiene agitado
ofreciendo los brazos
la dama impaciente
regala su boca.
Callan los grillos
brilla la luna
sobre el prado
florece el amor.

sábado, 4 de diciembre de 2010

RECUERDOS.

Allá en el monte olían los enebros, el tomillo, las flores raras de la noche, esas, que al rozarles arrojan sus aromas, enojadas con el intruso.  Allá entre olivos y naranjos, donde tú rasgabas las sedas de etéreo vuelo,  en el afán de arrojarlas lejos de ti, por cubrirte con mi cuerpo, y los besos de mi amor.  Allá lejos en los años, me encierro cada tanto, para vernos felices, y recordar cuanto nos hemos amado.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

REINA DE LA NOCHE.

Reina de la noche, así le llamaban.  Ella dominaba el mundo sin luna ni estrellas, los únicos brillos eran de fantasía, lentejuelas y luces de neón.  Mientras aspiraba el dudoso cigarrillo, y se perdía en volutas anilladas que ahogaban su alma, pensaba en su vida, debía sentirse orgullosa, era una de las pocas mujeres que, resistió los embates del submundo hasta lograr incorporarse al poder que lo regía.  Era la reina, se rendían a sus pies, por seducción, temor, intereses oscuros, aun así, el poder la encerraba en su soledad, y se daba cuenta que no había vivido, ni amado.  El único que retiraba su paga era el tiempo, sus ojos sin brillo, su piel que comenzaba a rendirse y plegarse, su pelo gastado  tanto cambiar su color, su boca carmín,  una mueca,  aun en la risa.  Debe y haber, todo el haber estaba en ese cuarto.  Cuanto pasó sin ver el sol... sin vivir un día, era toda blanca, con esa blancura del vegetal  en  sombras, débil como él.  No resistiría, ella lo sabe, el choque vital de encontrarse en la lucha cotidiana de los días, donde nada puede ocultarse, y las miserias, lucen como las virtudes bajo el sol.  Bebió un largo y lento trago del gran vaso, luego aspiró por el cornete, se relajó y se entregó a los goces de su único amor, una lágrima caía en su vestido, brillaba como el lamé.  Ya estaba dispuesta, lista para el amanecer, cuando asome el sol, ella estará en las antípodas.  Ya no ansiaba el regreso, como dijo alguien alguna vez, "el carro estaba demasiado lleno", ya no hay vuelta atrás.

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.