Me siguen...

Traductor

martes, 11 de enero de 2011

ALEGRÍA MÍA

Hace días que busco mi alegría, digo mía pues, es ese estado de ánimo que amanece conmigo, y al final del día, igual que yo, busca el silencio. Me ha dejado sola. Estará agobiada por mis sentires? que últimamente no son agradables.  Me duele tanto la vida...los niños, esa niñez desolada, robotizada, abandonada.  Será que el hombre está perdiendo la sensibilidad?  Esa que hizo de él, un ser solidario.  A que triste corazón estas dando esperanza, alegría mía?  Si es un niño, di que eres mi regalo.

27 comentarios:

  1. Amiga mía,tus sentires son compartidos, yo tambien siento ese dolor por el destino de los niños y los seres humanos en general. Hasta hace algunos años, Dios me había permitido vivir una vida sin muchos sobresaltos, de hecho tuve una infancia en la que creía en los que la policía servía para guardar el orden, el presidente era un hombre intachable y los niños eran niños.
    Hoy ya no veo los noticieros, pues me causa horror saber todo lo que pasa en el mundo. Pero lo que más me duele son todos esos niños que son reclutado por el narcotráfico, por la milicia clandestina y por la miseria.
    Hemos defendido desde nuestros hogares el derecho al amor, la educación y los valores eseciales que todo ser humano debe tener. Ojalá que esa semilla sembrada siga dando frutos en nuestros nietos y las generaciones que siguen, es lo único que puede salvar a la tierra.
    Te quiero amiga: Doña Ku

    ResponderEliminar
  2. No podria haber un regalo más bello, abuela! Despeues de llegar al niño su alegria volverá más grande, pues compartir la hace crecer. Muchas veces tambien me duele la vida, te comprendo amiga mia. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo amigo, amiga.
    También me entristece la incertidumbre del futuro, especialmente, el de los niños. Trabajemos con la esperanza de que sea un futuro alentador.

    ResponderEliminar
  4. "Cada niño, al nacer,
    nos trae el mensaje de que Dios
    no ha perdido la esperanza en los hombres"
    R. Tagore.

    Pronto regresará tu alegría, queridísima abuela ¡y será MÁS GRANDE!
    Mil besos y que este año que inicia esté lleno de AMOR para ti y para toda tu hermosa familia.
    Con todo mi cariño, Alicia. (Alenka)

    ResponderEliminar
  5. Es una realidad, ¿Cual será la solución? Quizás empezar por nosotros. Tú corre a encontrar tu alegría para poder transmitir luz a los demás.

    Muchos besos abue.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. A mi también me entristece mucho el abandono de los niños, pero debemos hacer algo cada uno de nosotros, no esperar de las instituciones ni de los gobiernos, pues están plagados de corrupción, así que es mucho el trabajo, pero debemos iniciar con la alegría como única arma contra la violencia y el abandono infantil.
    Animo, no todo esta perdido, los niños nos necesitan!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Un regalo maravilloso amiga. Si es asi, que mi alegria no vuelva a mi y se reparta entre los niños. Bello leerte. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  8. No nos falles abuela, ojalá la encuentres y nos la transmitas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Solidaridad...mmmmmmmm...un valor venido a menos...muchos se ríen de esa palabra, y es terrible. No tienen idea.

    ResponderEliminar
  10. Los que ya somos abuelos, meditamos con algo de tristeza el futuro de nuestros niños del siglo XXI.
    No cabe duda, que la naturaleza, perfecta en su creación, se revuelve en contra nuestra cuando rompemos ese equilibrio que fue hecho para nuestro deleite.
    Pienso, que a nosotros, seres escogidos por excelencia, nos ocurre lo mismo.
    ¿No notas el signo de los tiempos?
    Llegará el día en que nuestra naturaleza se rebele por los valores perdidos, y entonces, será cuando de nuevo, nuestros propósitos y miradas estarán dirigidas por fin hacia el fin para el que fuimos creados...el amor.
    Ver a un niño sufrir, es una situación desoladora. Se nos cae el alma al suelo por esos rostros con mirada perdida y faltos de esa alegría que por derecho les corresponde y que nosotros les hemos robado.
    Disculpa me extensión, pero es que cuando hablamos de niños que sufren, se me rompe el alma, porque veo en sus rostros al mismo Dios.
    Un fuerte y querido abrazo, mi buena amiga.

    ResponderEliminar
  11. Bom dia!

    Deus sempre tem algo a nos ensinar no deserto!

    Só precisamos abrir os olhos e enxergar o que de fato Ele quer que aprendamos.

    Beijos

    ResponderEliminar
  12. Querida abu, está contigo pero se ha tomado unos días de recuperación porque te pasas el día repartiéndola entre todos y se ha quedado algo desnutrida.
    Te mando un poquito de la mía hasta entonces.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. A veces también a mí me preocupa pensar que el hombre está perdiendo su sensibilidad, pero entonces encuentro personas como usted y me reconcilio con el mundo.

    Feliz tarde, madame

    bisous

    ResponderEliminar
  14. Hola!!!!

    Estar cerca de un niño, siempre nos hace feliz, pero seguro que tendrás que buscar dentro de vos, pero el abrir los ojos y poder ver, ¿eso no te hace feliz?? Pensar que hay personas que no pueden ver y otras que ni amanecen…..

    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  15. Hola paso a dejarte un abrazo grande y espero que recuperes esa alegria para que la sigas compartiendo con todos los que te rodean

    ResponderEliminar
  16. Hola abuela. Me gusta el estilo de tu blog, ahora soy uno de tus seguidores. Saludos y muchos éxitos, su amigo Cristóbal desde ciudad de Panamá

    ResponderEliminar
  17. ¡Ay Abuela, justo hoy vengo más tarde! ve en busca de esa alegría ¿cómo que te ha dejado sola? el mundo... ya sabemos como anda... a tronpicones... el corazón encogido todo el día, impotente ante tanta pena, ante tanta injusticia y a los que debería importarles parece no importarles mucho...
    Pero Abuela, hay que ponerle alegría a este mundo... si no se nos va del todo...
    ¡Y mira quien te lo dice, que ya me conoces un poquito...!, pero el gesto mustio y el corazón prieto no solucionan nada, si eso sirviera yo, como tu, me pasaría los dias y las noches llorando por los rincones para evitar el padecer ajeno...
    Abuela arriba que tu eres sabia!...
    Hoy te doy las gracias no solo por el relato sino también por tu desprendimiento...
    Recibe un abrazo grande grande!

    ResponderEliminar
  18. No hay mejor regalo que regalar alegría, con lo fácil que es y lo difícil que lo hacemos, que ninguna sonrisa se borre de sus rostros, olvidemos las prisas por un momento, dedicarle un poquito de atención nos traerá ese brillo generoso en sus miradas, que nos contagiara de su alegría sin duda...

    abrazzzusss

    ResponderEliminar
  19. Buenas noches abuela:

    A mi me parece que la alegria tuya, son tua nietos, cuando los ves corretear por tu casa.

    Y eres tan sensible que padeces cuando ves el sufrimiento ajeno.
    Vos quiero abu, Montserrat

    ResponderEliminar
  20. Querida amiga, te regalo toda mi alegría, te regalo una tableta de cholate bien grande, como eso que le gustan a los niños.
    Es cierto se sufre cuando otros sufren y se te parte el alma cuando lo padecen los niños. Pero la vida sigue, vamos , aguante y adelante.
    Besos y muchossssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  21. Tu alegría es para los niños y regalos para los que no somos tan niños,
    Grácias Abuela.

    ResponderEliminar
  22. Querida abuela, te dejo mi mejor abrazo para consolar tu tristeza

    ResponderEliminar
  23. Muy cierto Abu, el entorno nos pone tristes. Hemos vivido otra niñez, otra juventud, con diferentes diversiones y pasatiempos, hoy todo parece ser peligroso.

    UN beso.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  24. Pero Abue fresca como las mañanas de mi país,si la alegría está en tu voz argentina,en tu modo de modular el sonido,que refleja los cantares de tu país.
    Abue,abue,que por ser la abue de todos nosotros tus seguidores,claro que debes de estar contenta,claro que sí.

    y si quieres estar triste,pues anda!!!!!!

    que también tienes el derecho de estar triste,
    no faltaba más,no faltaba menos,si por algo nos dio Dios las lagrimas,para lavar nuestras tristezas.

    recibe miles y miles de abrazos y besos de tu amiga marucha que ya recuperó FUERZAS Y ANIMOS !!!!!

    ResponderEliminar
  25. Cuánto siento que hayas perdido tu alegría, Abu querida!!! Sólo espero que al recuperes pronto, y que si has de compartirla con otros, un niño, por ejemplo, bienvenida sea esa alegría solidaria.

    Otro besito, mi niña!!!

    ResponderEliminar
  26. Creo que tu pregunta tiene respuesta afirmativa. La humanidad cada vez es menos humana, ha perdido sensibilidad. Triste.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.