Me siguen...

Traductor

jueves, 20 de enero de 2011

LA DAMA DE LA LAGUNA

Quien pudiera ser laguna... Pensaba el hombre disimulado entre los árboles, el garañón anunciaba la presencia femenina escarceando, respirando ansioso sobre su hombro, él lo acariciaba, apaciguando su animo.  La mujer ejercitaba su cuerpo nadando, zambullía su cabeza, que emergía como un perfil tallado en níveo mármol, al que el agua daba brillo,  satinando sus formas.  ¿Quien será la dama de la laguna?   Todos los días hacia el mismo recorrido a su cabaña, la serena paz de su lugar en el mundo lo envolvía, soltaba la rienda al caballo que solo se detenía en su pesebre.  Pero un día, a orillas del agua se detuvo, fue entonces que la vio.  Así pasaron los días, ansioso el binomio, apuraba el paso del regreso, para detenerse a contemplarla. Como un espejo, en el que el cielo se refleja, así lucia la quietud del agua, eso lo alarmó.  Ella no estaba, el caballo se revelaba a la rienda, haciendo de su crin en remolino, pañuelos del adiós.  Desolados siguieron su camino, oían los cascos de un jinete, como tantos a esa hora, en que todos regresaban.  Alcanzó el jinete su cabalgadura, solo vio los ojos de la amazona, y supo que era ella.  Hoy no se bañó en la laguna, esperando su paso, los caballos rozaban sus belfos, ellos sonreían en silencio, compartían la tarde,  llena de promesas de amor.

20 comentarios:

  1. Delicioso, como la dama, o como la mirada embelesada del hombre...

    ResponderEliminar
  2. Que romantico, madame! Comenzaba de modo tan magico que la dama de la laguna casi parecía un ser mitologico. Pero al final se hizo realidad sobre ese caballo.
    Me ha gustado mucho su relato.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. el comienzo de algo.

    buen texto, abuela.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bom dia!

    Que texto lindo!

    Rs...
    Ai, o amor....
    Rs

    ResponderEliminar
  5. oh, muy romantico!!! me gusto mucho =)

    ResponderEliminar
  6. El cuerpo satinado por el agua de la laguna...
    Los hojos de un caballo a la luz de la luna...
    Tu relato es cálido y sugerente. Me gustó mucho esta entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Relato lleno de magia y amor...que lindo!!! Asi inician los sueños, recibe un enorme abrazo con mucho cariño desde mi corazón al tuyo...feliz día :-))

    ResponderEliminar
  8. Me encantan tus relatos, algunas veces pienso que dan para más como en este caso. Podría ser la introducción para una buena novela. ¿Nunca lo has intentado? Muchos besos Abu.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  9. Buenas tardes:

    Un precioso relato que hace soñar despierta.
    Gracias Ame.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  10. Abuela es precioso , no fue un sueño, fue realidad de ese caballero enamorado.
    Tus relatos siempre llegan muy dentro.

    Gracias querida amiga.

    ResponderEliminar
  11. TU RELATO ES TAN ATRAYENTE, CADENCIOSO Y ROMÁNTICO COMO EL ACENTO DE TU HERMOSA TIERRA.
    UN FUERTE Y CARIÑOSO ABRAZO CANARIO.

    ResponderEliminar
  12. saludos! muchas gracias por el comentario, pero el mérito es de Josune :D

    ResponderEliminar
  13. Abu, que historia más bella... un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Romántica narración de parajes rurales, donde el amor todo lo puede y todo lo conquista. "Alcanzó el jinete su cabalgadura, solo vio los ojos de la amazona", muy descriptiva.

    ResponderEliminar
  15. Ay, qué divino. Me encantan las historias que desflecan el romanticismo y lo llenan con la magia de la espera... Un historia hermosa, de verdad.

    Un besote grande, querida amiga.

    ResponderEliminar
  16. ¡Que hermosa manera de encontrarse con el amor!Un abrazo Abuela.

    ResponderEliminar
  17. Al fin se encontraron, bonita historia.
    Me gusta leerte.
    Besos besos

    ResponderEliminar
  18. Mítico y romántico... hechiza con su nitidez...

    Un abrazo inmenso, Abuela!!!

    ResponderEliminar
  19. Qué capacidad para en pocas líneas acuñar una historia de amor....
    ¿Dónde está esa laguna?

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué romántico, qué precioso! Me han gustado tus sencillas y dulces palabras, me he vuelto a imaginar..amando.
    Besos.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.