Me siguen...

Traductor

martes, 25 de enero de 2011

SILENCIO DEL PAYADOR

El tiempo llora tu ausencia
la pampa desolada
calló su canto
de pájaros y de viento.
No se oyen cascos
ni el ruido de aceros
haciendo ecos en la noche.
El payador calló sus decires
silenció su guitarra
lo sorprendió la muerte
que robó su voz.
Una cruz de palo marca el lugar
donde el alma se pasea
 las noches de viento
silbando entre los pastos.

27 comentarios:

  1. muy hermoso, me imagino la noche en ese lugar con el viento silbando.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Lindo poema Abue. Bellas figuras.

    Un fuerte abrazo.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. El alma se pasea silbando entre los pastos...
    Es un bellísimo poema, amiga.Una gozada leerte.Que tengas una buena noche. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Te admiro por mantener tu blog tan activo e inspirado. Felicidades!!!
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  5. Si se calla el cantor...abrazo, Abuela!!!

    ResponderEliminar
  6. Quedará el recuerdo de sus cantos... Un abrazo Abuela.

    ResponderEliminar
  7. Qué precioso, madame!
    Afortunado el payador por poder tener tan hermoso homenaje. Me ha encantado su poema.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho tu blog!
    Te sigo! :)
    pasate por el mio cuando quieras;

    nueevasensacion.blogspot.com

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pero el recuerdo del payador queda en las mentes de cuantos le conocieron, y esa es la música que persiste con el paso de los años, y que nadie podrá nunca apagar.
    Un fuerte y querido abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Tan plásticamente lo cuentas, que oigo el viento, veo la cruz.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  11. El payador es el poeta padre de nuestra tierra, su alma abrirá por siempre las tranqueras que lo separan de la vida.

    ¡Hermoso homenaje, abue! Sentido y cálido.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  12. cierro los ojos para ver lo que escribis, abuela. Muy fuerte. Abrazos querida amiga

    ResponderEliminar
  13. Ame, que nunca calle el payador, siempre sus copas sonará en nuestros oídos.
    Querida amiga pasa por mi blog a retirar algo para tí.
    Cariños. Sé feliz.

    ResponderEliminar
  14. otra vez has emocionado a esta asturiana con tu bellisimo poema , un besin muy muy grande y gracias por deleitarnos con la belleza de tus textos.

    ResponderEliminar
  15. Mi estimada amiga poeta de la vida, me ha encantado su poesía.
    Le dejo un beso de ternura
    Sor.cecilia

    ResponderEliminar
  16. Hermoso pero triste.Te superas día a día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hermoso poema, nostálgico, tierno... muy lindo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Apoyo sobre tu hombro la cabeza de albahaca y miel, para presenciar el color de tus letras que me permiten adivinar los sentidos de tu alma, bajo la bruma de cada párrafo, que hablan de ilusiones vividas a través de un tiempo.

    Que me permiten desearte un fin de semana envuelto por la espuma de rosas blancas cuyo aroma de quimeras sea un presagio de buen descanso.

    Un beso cubierto de sueños...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  19. Nuestro paso por este mundo terrenal es efímero. Lastimeras nuestras vidas para expiar nuestros espíritus y alcanzar un peldaño superior hacia la gloria de Dios...Besos abuelita

    ResponderEliminar
  20. Puedes pasar por mi blog para recoger el premio Arte y pico, de La Gata Coqueta, que Patricia Palleres ha tenido a bien compartir con el blog de Pasto y que yo quiero compartir con el tuyo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Triste poema para una noche solitaria... el payador sigue presente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Tu magnifico escrito nos lleva a dos historias excelsas.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  23. Bello y crudo como la vida misma. Me encanta tu poesía, Abu, es tan buena y especial como tus relatos. Y otro besito.

    ResponderEliminar
  24. Hola amiga:

    Estos días ando atrasada en los comentarios.
    He tenido muchos quehaceres.

    es preciosa esta poesía.

    Besos y abrazos, Montserrat

    ResponderEliminar
  25. Triste y hermoso. El silencio suele golpear más que el ruído más escandaloso.

    Un abrazo querida abuela.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.