Me siguen...

Traductor

martes, 15 de febrero de 2011

AY PURMAMARCA...

Flotaban en la noche los misterios del amor.  Yo te buscaba, y tú, jugabas a encender los deseos, en bailes de harina y albahaca.  Tomaba tu cintura,  con el torbellino blanco me cegabas, dejando tras de ti el rastro perfumado de la aromática hierba.  Entre huidas y encuentros, regalabas tu risa a los cerros de colores.  Ay Purmamarca de mis amores, mis cerros, donde el charango y la quena se desafían en dulce son, quiero volver a mi pago, sentir el olor de sus fogones, vagar acullando por tus calles,  iluminadas por las flores de gigantes girasoles.  Ay Purmamarca,  que lejos estas, que solo me siento sin ti.  Quiero dejar este gris, y regresar a tus rojos, a esos atardeceres en que todo se incendia.  En silencio entregado a tu paz.  Vestido de fantasma,  se pasea el amor en tus calles, enharinando a las sombras.

28 comentarios:

  1. Yo estoy enamorado de Purmamarca. Pero te lo juro, abuela! A propósito...este año me tocó Nono, en Córdoba. Fue muy lindo!

    ResponderEliminar
  2. Describes con tanta pasión y amor Pumamarca que me parece estarlo mirando...

    Muy lindo tu post mi querida amiga..te envío un enorme abrazo directo de mi corazón al tuyo...feliz noche

    ResponderEliminar
  3. definitivamente la tierra es hermosa!!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Debe ser un lugar de ensueño.

    precioso texto abue.

    besos.

    ResponderEliminar
  5. Todos tenemosun lugar al que que regresar en algún momento de nuestra vida.
    Por lo que describes debe ser lindo ese lugar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Preciosooooo! abuela que toque de añoranza has plasmado. Siempre se lleva en el alma la tierra que te vé nacer. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Lo describes tan bello que dan ganas de ir a visitarlo...

    Besos,Vega Pasión.

    ResponderEliminar
  8. Me gusto imaginarme los cerros de colores.

    Besos Abuela.

    ResponderEliminar
  9. Vestido de fantasma,se pasea el amor en tus callea,enharinando las sombras........Precioso,precioso.

    ResponderEliminar
  10. su texto es tan hermoso! Me ha encantado. Comencé a imaginar cómo es este lugar. Yo quería ir allá. Tal vez un día...besos querida amiga

    ResponderEliminar
  11. Palabras hermosas que rubrican un texto interesante, para ver ese precioso lugar, donde los colores engalanan las cosas de cada día.

    Un beso,

    Luis.

    ResponderEliminar
  12. Leyéndote me encuentro en ese lugar lleno de colores , precioso relato que nadie como tú sabe expresar.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Y cómo no echar de menos un lugar tan magico con girasoles en las calles, madame.
    Pero siempre se puede regresar, y mientras tanto nos queda el tesoro del recuerdo.

    Feliz tarde

    bisous

    ResponderEliminar
  14. Qué lindo sentir un amor tan grande por un sitio, una pertenencia increible.
    Tarde pero seguro quiero darte las gracias por tu visita y mucho más aún por tus palabras, siempre de tanto apoyo.
    Te dejo aquí mis saludos...

    ResponderEliminar
  15. ese final me tocó el corazón...
    Un beso y sí, dan ganas de ir

    ResponderEliminar
  16. Y el aroma de la albahaca es tan sensual.
    Saludos Abuela, este ha sido un escrito cargado de mucha nostalgia. Me encantó.

    ResponderEliminar
  17. Es un lugar hermoso.

    sobre todo en Carnaval. Lo conocì de chico.

    Y no lo olvido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Gracias, abuela por tanta riqueza que lleva dentro gracias por enseñarnos a comtemplar lo regalo de Dios cad dia mil gracias por todo y un abrazo muy fuerte muy unidas en oración mil gracias abuela

    ResponderEliminar
  19. Me haces soñar con un Pumamarca para mi totalmente desconocido ; casi veo los cerros ....

    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  20. Abu, tu relato me ha picado la curiosidad, he buscado en la red imágenes de Purmamarca y ahora sí entiendo perfectamente que lo eches de menos. Qué bello!!! Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  21. Realmente nos haces sentir que estamos en ese maravilloso lugar.
    Precioso relato,.
    Un fuerte y querido abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Todos somos de todas partes y también de Pumamarca. Qué bellos los recuerdos...

    ResponderEliminar
  23. Hace unos años fui a conocer Pumamarca, llevo en mi retina el color del cerro de los siete colores. Bello, bellísimo patrimonio argentino.
    Gracias por recordarlo con tu relato.
    Besosssssssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  24. Hola, buenas noches. Estaba en el blog de La Kiya y leo Purmamarca. Y vine. El texto hasta huele a albahaca y carnaval, es un lugar maravilloso. Yo soy de Salta. También puro carnaval a estas horas.

    Saludos enormes.

    ResponderEliminar
  25. ¡Bellísimo, abue! Esa nostalgia maravillosa habla del amor a la tierra, un amor que los años no borran y además afianzan en el corazón.

    Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  26. Cuánta nostalgia, querida abuela. ¿Cómo dice el tango?

    "Siempre se vuelve al lugar del primer amor..."

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Ahora mismo entro en Google Earth y busco ese lugar tan añorado. Debe ser hermoso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Hermoso sentir, me encantó leerte
    Un abrazo
    BB

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.