Me siguen...

Traductor

jueves, 3 de marzo de 2011

TRITRI Y LAS GALLINAS

Las gallinas como amas de casa hacendosas, escarbaban la tierra del gallinero.  Otras tomaban el sol, adoptando posiciones extrañas.  Dentro de unos cajones muy orondas,  echadas en sus nidos , otras ponían huevos.  Sentado en una asiento de tientos, tomaba mate don Triton, alias tritri, pensativo miraba el gallinero, todos los días veía las gallinas en los nidos, pero, jamas un huevo.  En eso estaba cuando escuchó el saludo de doña Neca, su vecina y amiga - Oiga compadre,¿ está convenciendo a las gallinas de poner, o está por tomar la decisión de hacer un puchero con ellas?-  Ofreciéndole un mate se lamentaba el hombre -¿ Estarán enfermas?-  Sacando la bombilla de su boca desdentada la vieja dijo - Pero no m´ hijo...  son mañosas nomas, éstas se comen los huevos ¡¡¡-  Tritri la miro incrédulo -¿ Y como es eso comadre?.  La vieja y el hombre se quedaron horas mateando frente al corral, por fin la gallina saltó del nido cacareando, dejando a la vista un hermoso y blanco huevo  - No se mueva don Tritri, sigamos como si nada-  Con suaves cacareos se acercaban de a una las aves, cuando veían el huevo,  llamaban con su canto a las demás, hasta que una de ellas dio el primer picotazo al huevo, y no se separaron hasta que no quedo nada.  A Tritri se le cayó el mate de la mano  - ¿Vio compadre?  A estas hay que curarlas, ahijuna malaya¡¡¡  La vieja dio una gran chupada al cigarro de zarzaparrilla, como inspirándose  -Traiga un cuchillo don compadre- Puso entre las ascuas del bracero,  el acero  , y dijo  -Vaya trayendo de a una-  Asombrada llegaba en brazos de Tritri la gallina, le apoyó la cabeza en una piedra, la vieja sacó la daga de las brasas, y como venia,  la asentó sobre la punta del pico del plumifero, esta abrió los ojos viendo como se le mochaba su bello pico...
Caía la tarde, el olor de pico quemado  invadía el patio, los amigos descansaban de tan ardua tarea.  Desde el corral,  las gallinas silenciosas se preparaban a dormir, esperanzado el hombre miraba el canasto donde pondría los huevos...

36 comentarios:

  1. ¿Y ponen huevos cuando les queman el pico?... ¡qué curioso!

    abrazo, abuela :)

    ResponderEliminar
  2. y SÍ, HAY GALLINAS QUE SE COMEN SUS HUEVOS, AQUÍ HAY UN DICHO QUE REZA: "GALLINA QUE COME HUEVOS, AUNQUE LE QUEMEN EL PICO". MUY BONITA HISTORIA ABUE.

    BESOS.

    ResponderEliminar
  3. AMIGOS

    Hay amigos eternos, amigos que son de piel y otros que son de fierro.
    Hay amigos del tiempo, de la escuela, del trabajo. Amigos que se aprenden, amigos que se eligen, y amigos que se adoptan.
    Hay amigos del alma, del corazón, de la sangre.
    Hay amigos de vidas pasadas, amigos para toda la vida.
    Hay amigos que son más que amigos.
    Hay amigos que son hermanos, otros que son padres; también hay amigos que son hijos.
    Hay amigos que están en las buenas, otros que están en las malas, hay amigos que están siempre.
    Amigos que se ven, otros que se tocan, otros que se escriben.
    Por supuesto que hay amigos que se van, que nos dejan; hay amigos que vuelven y otros que se quedan.
    Hay amigos inmortales, amigos de la distancia.
    Hay amigos que se extrañan, que se lloran, que se piensan. Amigos que se desean, que se abrazan, que se miran.
    Hay amigos de noche, de siestas, de madrugadas.
    Hay amigos hombres, amigos mujeres, amigos perros.
    Hay amigos que deliran, otros que son poetas.
    Hay de los que dicen todo, amigos que no hacen falta decirlos. Amigos nuevos, viejos, viejos amigos.
    Hay amigos sin edad, amigos gordos, flacos.
    Hay amigos que no nos llaman, que tampoco llamamos.
    Con poco tiempo, amigos desde hace una hora, desde recién.
    Hay amigos que dejamos ir, otros que no pueden venir, amigos que están lejos, amigos del barrio.
    Amigos de la palabra, amigos incondicionales.
    Hay también amigos invisibles, amigos sin lugar, amigos de la calle.
    Amigos míos, amigos tuyos, amigos nuestros.
    Hay muchos amigos; amigos en común, amigos del teatro, de la música, amigos de verdad.
    Hay amigos que están tristes, otros que están alegres, otros que simplemente no están.
    Hay amigos que se la pasan en la luna, otros en el campo, y otros en el cielo.
    Todos, absolutamente todos los amigos tienen algo en común:
    ♥´¨)
    ¸.-´¸.-♥´¨) ¸.-♥¨)
    (¸.-´ (¸.-` ♥♥´¨) ♥.-´¯`-.- ♥ SON INDISPENSABLES.


    Gracias por estar a mi lado y compartir:

    ~Charo Bustos Cruz~

    ResponderEliminar
  4. Lindo post mi querida amiga..nunca he visto una gallina que se coma su propio huevo y que les corten el pico como castigo menos!! Bueno espero que ahora si puedan llenar el cansto de huevos...

    Un enorme abrazo deseandote una linda noche...gracias por tu amistad

    ResponderEliminar
  5. ME IMAGINO QUE EL DÍA SIGUENTE, HUBO BUENA COSECHA DE HUEVOS, JEJEJEJE
    BESOS

    ResponderEliminar
  6. Hola querida abuela... :) me hace reir tu gallina. me parece bello al mismo tiempo me causa risa...

    besitos

    ResponderEliminar
  7. Me encantó esta historia de gallinas mañosas. Eso de que le mochen a una el pico, debe sentirse medio feo.

    Abrazo, querida Abuela

    ResponderEliminar
  8. Vaya gallinas mañosas. Me encanto tu historia.
    Mi tia les quema el pico pero porque se matan a picotazos. Y que mal olor desprende el pico al quemarse.

    Un fuerte abrazo abuela.

    ResponderEliminar
  9. Eso se lo vi hacer yo a mi madre,Abuela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que personaje este Tritri, y doña Neca, ni hablar. Se habrá curado la gallina?

    ResponderEliminar
  11. Qué bonita historia... la de Tritri, me has hecho recordar mi infancia, cuando el contacto con las gallinas era tan cercano para mi. Cuando iba a darles de comer todas acudían con mi canto del Pío Pío Pío, venían como locas, una vez que habían comido cacareaban su lenguaje espectacular... Gracias Abu, por traerme tantos recuerdos. Como siempre es un placer leer tus historias.

    ResponderEliminar
  12. Hola abuela Frescatona,me parecen muy chulas las entradas de tu blog.Tengo una empresa de flores y me gustaria que tu pagina y la mia se hicieran amigas, mediante un links, para que toda mi gente desde mi pagina pueda acceder a la tuya, pinchando tansolo en tu foto. Yo ya te he agregado,me gustaria mucho un beso. mi pagina es centrodemesa.org

    ResponderEliminar
  13. Querida abu, reconzco mi ignorancia del mundo de las gallinas y me sorprende que, de verdad, se coman sus propios huevos. Me encantó como describes los personajes...los estoy viendo.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  14. Que aberrante soluciòn, no quisiera estar en una posiciòn asì, pues Abu te imaginas si a los hombres nos hicieran lo mismo cuando la Mujer se embaraza y el hombre no quiere responder, jo, jo, jo. Besos mi linda Nona.
    Salud-os desde mi imaginaciòn.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué historia! No sabía que las gallinas se comían sus propios huevos, pero lo del pico quemado me impresionó...
    ¡Y de las cosas que me estaré perdiendo todavía!

    Besote abue, feliz fin de semana carnavalero :)

    ResponderEliminar
  16. Buena lección para aquellos que "se comen los huevos".
    Te saludo abu.

    ResponderEliminar
  17. Qué drastica solucion!
    Y no conocía tampoco el refrán que menciona madame Aída.
    Madame, me ha resultado muy curioso el relato.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  18. Hola, buen y maravilloso día. Crecí en una finca y si, es una cura para las mañosas y picoteadoras. Qué lindos recuerdos del campo me trajo el leerte.

    Un saludo grandote y bien salteño.

    ResponderEliminar
  19. Hola abu me has traído recuerdos de mi niñez, en mi casa que era grande mis padres en el corral tenían gallinas, patos, pavos etc de todo y lo que disfrutábamos corriendo trás ellos,jejeje.Me ha encantado tu relato.Besitos.

    ResponderEliminar
  20. En la casa de mi abuelo siempre hubo gallinas, esat historia me recordo mi infancia... aunque nunca hasta ahora supe que había gallinas que se comían sus propios huevos.
    Gracias por traerme recuerdos.Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola Abu, yo también me he quedado intrigada. ¿Pusieron los huevos?

    Hace tiempo que te leo, y te tengo agregada en mi blog, pero no me decidía a escribirte, pero hoy me ha picado la curiosidad.

    Me gusta muchísimo lo que haces. Gracias por estar aquí.

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Muchas veces hay que cortarlas el pico para que no se coman los huevos aunque todavia no llegue a entender bien el por que lo hacen...
    Gracias por compartir una interesante historia de la vida cotidiana...

    Besos,Vega Pasión.

    ResponderEliminar
  23. Aqui de amanhã em diante começamos nosso carnaval...
    Aí também é comemorado?


    Beijo grande e ótimo carnaval!

    ResponderEliminar
  24. esta historia es muy triste, abuela! es su primer cuento que no me gusta ... me penaliza si maltratan a los animales. Pobres gallinas! Si estan comiendo sus propios huevos se debe a que algo falta en su dieta, por cierto!proteinas, la carne!

    ResponderEliminar
  25. Es un placer verte de nuevo por aquí, Abu.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  26. Hola!!!

    Uyyy, y hasta cuando debemos esperar para saber si se siguieron comiendo lo huevos o no, jijijiji pobres gallinas, es vecina no es media hereje, jijiji

    Buen fin de semana y un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  27. Hola Abu, me gustó la historia de la gallinita, me gustaron los comentarios, se aprende de ambos.
    Me he puesto de seguidora, es más cómodo seguirte desde mi blog, ji ji ji. Aunque no sé cómo te arreglas con la cantidad de seguidores que tienes, te felicito.
    Buenfinde y cariñossssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  28. gracias ,por este compartir mis padres tenian un pequeño campo y mi padre tienia animales y elmomento de ir a limpiar era mi problema sobre todo el de las gallinas, gracias por tanta sencillez que Dios cuiede de usted y una vez más por hacernos recodar sobre todo a mi a mis padres que ya esta en la casa del Padre Dios unidas en oración y un abrazo

    ResponderEliminar
  29. De lo más tradicional este relato, tambien en mi tierra, Galicia , se "educa" a las gallinas así, mi madre lo hacía, pero alguna salió resabia y los ponía desde alto para que al caer se rompiera y así comerlo sin esfuerzo; esa sí acabó en el puchero, jijijiii.
    Buena semana, amiga.

    ResponderEliminar
  30. Bonito post, precioso y hermoso todo lo que escribes, bonita historia la de la gallina que se come los huevos, ¡haber como termina el gallinero al final de esta historia!. Un besito desde la distancia de un seguidor.

    ResponderEliminar
  31. Hace un rato ¡qué coincidencia! leí también una entrada sobre gallinas. Y es que yo de pequeña me relacionaba mucho con ellas. Pero nunca supe lo del pico.
    ¿Ves? Cada día se aprende algo nuevo.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  32. Recuerdo que de chico teníamos en el fondo de casa una pequeña cría de pollitos y cuando crecieron un poco tuvimos que quemarles el pico para que no se mataran entre ellos.
    Gracias abuela, me hiciste recordar algo de mi niñez. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  33. !Que curioso abu!, pues con los picos todo mochaos, seguro que a la mañana siguiente el canasto se llenó hasta arriba de huevos... no había otra, ya que no tenían como partirlos, aunque, quien sabe, lo mismo la quema del pico les hizo agudizar el ingenio para partir huevos de otra forma, velay.
    Me ha encantao el relato, toda una revelación además

    Mil besitos gordotes

    ResponderEliminar
  34. Pucha que son crueles la gente de campo. El relato impecable. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  35. El sábado al llegar una de las primeras visitas me recordó si me había pasado algún contratiempo...

    La realidad es que la semana pasada he viajado precisamente el fin de semana, siendo la causa que desestabilizó los días que tengo para continuar con mis pautas, motivo por el que no edite.

    Una vez aclarada mi ausencia, no hay nada más gratificante como saber que se puede notar una pequeña ausencia en un espacio tan inmenso, es lo que me motiva a seguir adelante, cuando en ocasiones estoy muy limitada de tiempo y hago lo indecible para estar a vuestro lado porque siempre os llevo en el corazón como la joya más preciada.

    Estos y otros detalles te hacen sentir como una flor al amanecer rodeada por la bruma de la ilusión.

    Abrazando los sueños que visten de seda al brindar la mano de la amistad.

    Besos de esta amiga que te estima y no te olvida!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  36. Alucinante historia, siempre he pensado que la naturaleza es sabia, por algo lo haran, un abrazo grande,

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.