Me siguen...

Traductor

miércoles, 11 de mayo de 2011

LA CAMA

En el ajetreo diario ordenando la casa,  entré a mi cuarto.  No sé por que detuve la mirada en mi vieja cama, ella compartió cuarenta años de mi vida.  Fue echa de tirantes de algarrobo de una vieja capilla desacralizada,  de un mas viejo pueblito transerrano.  Esta cama es mi Madero, en ella gesté a mis hijos, comparte mis días y sus noches con el hombre de mi juventud y seguro dejaré mi cuerpo, cuando llegue el tiempo del adiós.  Aguantó los saltos y vaivenes de mis hijos, de mis mascotas; ahora de mis nietos, que también llevan sus bandejas y hacen picnic sobre ella.  Esta cama tiene "un no se que", atrae a la familia.  Mis hijos,  ya hombres, la toman como centro de reunión con largas charlas y mateadas.  Recuerdo en sus infancias cargarlos dormidos hasta sus cuartos, mis nietos directamente se aferran a ella, y nadie los mueve.  Cuando se duermen soy yo la que busca comodidad en un colchón en el piso.  Miro cada detalle que la fuerza de la costumbre hace que los pierda, seguimos su construcción paso a paso, en ella sufrí aferrada a sus largueros y clamé por mi vida, aun están las marcas en ella y en mi.  Miro la cama y es como si recién la descubriera, es tan bella en su sencilla rusticidad como el árbol del que proviene, el algarrobo colorado.  Me pregunto si aceptó el cambio de su destino, en la blancura del cuarto, ella es el sol.

26 comentarios:

  1. EL SOL ES USTED, QUE HA IMPREGNADO CON SU AURA, A TODOS SUS LECTORES.
    BESOS

    ResponderEliminar
  2. Que emotivo recuerdo.

    Emociona, Abuela.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Usted también talla belleza con palabras. Esa cama! Creo que puedo ver los niños saltando.. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ESA CAMA YA PARECE CENTRO DE PERENIGRACIÓN.

    ResponderEliminar
  5. HOLA AMIGA
    QUE BIEN QUE DESCRIBES LAS SITUACIONES COTIDIANAS.

    NOS PARECEMOS EN NUESTROS RELATOS, SIEMPRE EMOTIVOS Y NOSTALGICOS.

    EL CAMPO EN NUESTRAS VIDAS...

    BESITOS

    ResponderEliminar
  6. ay abue,quien cómo tú que narras tan bonito.

    las cosas,que caray !!!!

    cómo que le va uno agarrando cariño a cada objeto,y pensar que se va uno y todo deja !!!!

    si tu cama hablara,de seguro diría...en este hogar hay mucho amor !!!!

    recibe un graaan abrazo,miles de besos para los pequeñines (están en mis oraciones diarias)y un hasta luego de tu amiga marucha.

    ResponderEliminar
  7. Bonito relato de esa cama que tantas cosas guarda, me parece haber puesto mis pensamientos en tu escrito. ¿ Y por qué será que a todos esa cama les gusta?????.

    Besos querida amiga

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu visita y tu comentario, trataremos de seguir creciento juntos en la fe un Beso Isabel

    ResponderEliminar
  9. Uno lee y se siente parte del relato, se emociona, viaja a la historia. No sé, tu cama hoy nos albergó un poquito a todos...

    Saludos muchos, muchos, muchos.

    ResponderEliminar
  10. Oh abu!!! Una cosa tan sencilla como es una cama y nos transportas a tus vivencias de una manera rotunda. Un abrazo, amiga...

    ResponderEliminar
  11. Mi primer pensamiento fue que los muebles que fabricaban antes eran más resistentes que los que fabrican ahora. Y la verdad me ubiqué en el lugar en dónde está esa cama y la imaginé grande, con cabecera de hierro. Muy íntimo es relato.

    Un gran beso abue.

    ResponderEliminar
  12. Hay cosas que se apegan a nosotros durante tanto tiempo que sin ellas no sabriamos explicar parte de esa vida que nos toco vivir, sus recuerdos nos marcaran el resto de la vida...

    abrazzzusss

    ResponderEliminar
  13. Querida abuela. ¡Qué bella realidad! ¡Qué de sentimientos nos has mostrados! ¿Se puede ser mas real? Me ha encantado tu entrada y sin querer me has mostrado un pequeño trozito de tu corazón que debe ser muy grande. Un besote muy grande, desde Sevilla-España.

    ResponderEliminar
  14. esta asturiana te da infinitas gracias por envolver nuestros sentimientos con la magna belleza que nos regalas en letras, un besin muy muy grande sensible Escritora y Poeta.

    ResponderEliminar

  15. La pluma de cristal

    Hecha del mismo material, que el zapato de Cenicienta, con el reconocimiento a aquel cuya alma cristalina mostró el brillo de quien llevó sus actos más allá de sus letras.

    Y hoy he tenido el gusto de dejarla como presente para ti, en Mis caricias del alma para llevarla si te hace ilusión, y si estas de acuerdo en firmar con la transparencia de sus actos... La amistad!!

    Feliz fin de semana amig@!!

    Te estima y aprecia...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  16. Cuantas vivencia,alegria y tristezas nos podría contar esa camita abu
    Cuanto amor se le puede cojer a objetos que han convivido durante tantos años junto a nosotr@s,verdad?
    Gracias por compartirla con nosotr@s
    Te quiero Victoria

    ResponderEliminar
  17. La cama es algo maravilloso en nuestras vidas... lo comparto Abuela. Preciosa tu entrada que nos hace reflexionar, como siempre. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Mi querida amiga:
    Su relato me ha emocionado,es usted tan humana, tan cercana a las realidades de la vida. Yo también tuve una cama, en mi vida de seglar y tiene hoy un buen lugar aunque no la pueda ver. Fue la cama de mi primera comunión.
    Le dejo un beso grande.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  19. Recuerdo la cama de mi abuela, su olor era inconfundible, olía sutilmente a perfume de rosas,pues tenía la costumbre de guardar pétalos de sus rosales bajo las almohadas.
    Cuando mi madre me regañaba me refugiaba en esa cama y escuché muchas historias de mamá Lola acostadas las dos sobre esa colcha hecha de pedacitos de tela unidos con amor.
    No sé donde habrá quedado esa cama, pero de lo que si estoy segura es de que quedó aquí en mi mente y mi corazón.
    Te quiero amiga:Doña Ku

    ResponderEliminar
  20. Mi querida abu, he de reconocerte que es un símbolo muy especial ese de conservar la cama a lo largo de tu vida. En tus tiernas palabras se leen el transfondo de parte de tu vida escrita en esa cama.
    En parte te nvidio un poco, es como una señal de solidez, de enraizamiento, de estabilidad.
    Me encanto la idea de ese recuerdo a tu cama.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  21. Hola mi buena amiga, pasé por aquí por tú hermoso espacio para saludarte y también agradecerte tus bonitos comentarios que siempre me dejas cuando me visitas. Precioso y hermoso post, seguro que esa cama guarda lindos recuerdos. Que pases un feliz fin de semana lleno de sensaciones positivas. Un beso desde la distancia de un amigo.

    ResponderEliminar
  22. Querida abuela.
    Esa cama tiene impregnado el amor de familia.
    A mi tambien me pasa con la cama de mis padres.
    Cuando voy no puedo evitar tirarme por un instante encima.

    Un fuertisimo abrazo .

    ResponderEliminar
  23. La cama es depositaria no solo de vida,también de muerte,allí se concentran los sentimientos y las emociones más profundas del ser humano,cobija nuestra intimidad,la felicidad y el dolor,la angustia,la alegría,la soledad y la compañía,la tensión y el relajo.En ella quedan marcadas las huellas y el significado de nuestra vida.
    Interesante tema.Da para pensar.

    Saludos desde Chile

    ResponderEliminar
  24. Bueno, a fin de cuentas en la cama nos pasamos casi un tercio de nuestra vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Por supuesto que la cama está contenta con haber sido desacralizada porque ahora tu cama sabe que la vida es sagrada.

    ResponderEliminar
  26. Es Ud. tan poética que se me antoja hacer una foto de cada uno de sus escritos. Ud. sabe conservar el paso del tiempo con recuerdos tan sencillos que son, sin embargo, los más importantes... creo!

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.