Me siguen...

Traductor

miércoles, 18 de mayo de 2011

NIÑOS QUE NUNCA SERÁN HOMBRES

Su cuerpo es todo llanto, el gemido le viene de adentro, no de su alma, si no de su estómago vacío que aun en la agonía, reclama por la vida.  En brazos de una madre yerma otro niño morirá de hambre.  Bajo el refugio del portal milenario, forman parte del paisaje urbano de un país súper poblado.  Resignados a su sino trágico  es una forma de no morir solos, lo hacen en medio de la multitud indiferente que los mira con ojos vacíos, afirmando la teoría que en el genero humano existe la selección natural, como en el mundo animal, sobrevive el mas fuerte.  La selección natural del equilibrio biológico.  Como los árboles de otoño cambian su color, niños de cabellos rojos en su blanca palidez, otros se secan como ébanos apagando el brillo de su hermosa piel, junto con sus madres el hambre los convierte en ancianos de papel.  Rodeados de insectos, el cuerpo parasitado, pero nada duele como el hambre.  A veces muere el niño primero, que queda encarnado a ese pecho vacío de alimento, la madre no renuncia al niño que nunca caminó y siempre fue un bebe, a tal punto niega la muerte que sigue meciendo su cuerpito.  En poco tiempo llegará el servicio público que cargará los restos, y como "restos" que son, así los dejaran en un lugar eternamente anónimo.

23 comentarios:

  1. Esos niños que nunca serán hombres y que cada dia vemos en televisión.
    Por culpa de los gobiernos,por culpa de la humanidad que cada dia es más egoista y nada más van donde pueden sacar tajada, lo otro no les importa, no les interesa, de alli no pueden sacar provecho, solo son eso "restos".

    ResponderEliminar
  2. La brutalidad del sistema económico que hemos creado, el mal llamado "estado del bienestar", que nos deshumaniza con la misma celeridad que nos convierte en despojados y mendigos de una dignidad tan vital como el pan y la leche... mientras sigue creciendo el monstruo del capitalismo, las iglesias de los pequeños pueblos y barriadas cubren las necesidades de los que pueden atender -a espaldas de los gobiernos.

    Crudísima realidad, querida amiga, que con tu cálida y amable prosa nos interpela a no negar la ayuda a quienes nos rodean... y que -no olvidemos- mañana podemos ser cualquiera de nosotros

    abrazos y besos infinitos

    ResponderEliminar
  3. Mi alma llora de impotencia; y aun sin entender como esto aun no se ha remedidado; por Dios a donde miramos que no vemos.

    En mi humildad colaboro, pero pienso en el oro que cae del Vaticano .. por favor.. es injusto.

    Besos Abuela

    ResponderEliminar
  4. Demasiado doloroso. Esta es, nuestra gran deuda eterna.

    ResponderEliminar
  5. Esa es la cruel realidad y el mundo desarrollado sigue sin inmutarse, es horrible pensar en esas criaturitas que no han pedido venir a ese mundo a pasar hambre y a morir sin conocer la alegría.Muchas gracias abu por recordarnos lo egoistas que somos, que nos quejamos por cosas vanales.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Tristísimo. Y está pasando mientras escribo y tecleo y leo y sonrío y como y duermo...

    ResponderEliminar
  7. Cuanta tristeza y que grán impotencia por todos esos niñ@s mi querida Abu
    Esto me pone triste cada vez que lo leo o veo porque mi impotencia es muy grande..Solo puedo ayudar a los que más cerca tengo,a mis animalitos que dejan muriendose como hace dosa sdemana recojimos a uno abandonado muriendose y hoy ya se ha puesto de pié,come y camina..eso me dá para seguir luchando
    Te invito a mi escondite ya que sé que amas la Naturaleza a v er los polluelos de mis golondrinas
    Besitos mi niña
    Victoria

    ResponderEliminar
  8. Triste y muy real...
    un gusto volver a leerte abuela
    un abrazo
    BB

    ResponderEliminar
  9. Deshumanizada humanidad... Ayer leía un post "Economía Global", me dije "Tristeza global". Es que nuestro mundo es triste...Lo poco que podemos hacer no alcanza y eso duele.

    Saludos muchos. Que estés bien.

    ResponderEliminar
  10. Que triste, terrible, cruel... Por qué?

    Recibe mi cariñoso saludo, Abu.

    Luis.

    ResponderEliminar
  11. Hoy no puedo decir nada, el sufrir de esos niños y de esas madres me duele aqui dentro.
    Un abrazo Abuela.

    ResponderEliminar
  12. cuanta impotencia por no poder remediar tanta pobreza, por no poder eliminar los intereses creados, por no poder cambiar esta sociedad donde los que mandan para ellos solo somos numeros .
    Esta asturiana amiga y admiradora te manda un besin muy muy grande y ojalá algún día no tengamos que escribir sobre este drama que nos rompe el alma.

    ResponderEliminar
  13. Hola abu:

    Criaturas inocentes, a los que no les llegan lo alimentos y medicinas primarias.

    La medre tierra, tiene alimentos para todos sus habitantes, pero a unos les sobra y otros carencen de ellos y así todo mal repartido por culpa del egoismo y falta soliraidad humana.

    Besos des Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  14. Precioso y hermoso lo que escribes, cuanta tristeza vemos por los medios informativos ha los niños ambulando de un lugar a otro para buscar un trozo de pan para llevarse a la boca, triste miseria de los gobernantes que no hacen nada para erradicar esta situación que sufren nuestros niños, en una sociedad del bienestar no puede permitir que en el siglo XXI nuestros niños sean sometidos a todo tipo de vejaciones por parte de las mafias y que muchas veces llevan a la muerte del propio niño. ¡Donde están los Gobiernos! para evitar estas situaciones, están mas mirando por el poder económico y por los banqueros, que por la vida de un niño que para ellos le importa muy poco y que son las futuras generaciones de un País, ¡ esto en mi pueblo se llama falta de humanidad con los seres mas débiles! tienen que tener un poco de vergüenza nuestros gobernantes. Me provoca mucha tristeza estos temas, me pongo malo. Que pases un feliz fin de semana lleno de sensaciones positivas. Un beso desde la distancia de un amigo.

    ResponderEliminar
  15. Qué horrible, Abuela... Me hace reflexionar sobre tantas cosas de nuestra sociedad... Pero los niños, la inocencia que sufre es tan injusto.

    ResponderEliminar
  16. Todos esto es triste, dramático, terrible, cualquier adjetivo se queda corto y estoy seguro que tod@s lo sentimos, pero realmente hacemos algo por evitarlo, ahí esta el problema, no es que miremos a otro lado, es que ni siquiera miramos, eso si, para armamento existe todo el dinero del mundo y si no... lo inventamos...

    abrazzzusss

    ResponderEliminar
  17. DELICADO, SENTIDO, TRISTE REALIDAD...
    BESOS

    ResponderEliminar
  18. Qué triste historia, querida abuela. Y pensar cuántos niños así no habrá acá en mi país y uno sin saber , sin ayudar.

    Muy triste la pobreza y todo lo que conlleva.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

  19. Los torreones para los castillos
    los castillos para el sielencio
    las estrellas para el firmamento
    y para los amig@s mis sentimientos.

    Feliz fin de semana!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  20. La realidad es tan dolorosa que no se puede ser consciente todo el tiempo. Como alguien ha dicho, aquí, esto sucede mientras comemos y dormimos ... pero ¿qué hacer? Eso es triste, muy triste querida abuela. Te abrazo

    ResponderEliminar
  21. Triste realidad dentro del sistema económico en el que se vive.

    Muchos besos Amelia.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  22. la vida que da mal repartida unos tantos otros tan poco muy real el escrito

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.