Me siguen...

Traductor

viernes, 24 de junio de 2011

PRIMER AMIGO

En el primer banco las amigas escuchaban Misa, recibieron la hostia de manos del padre Polo(Leopoldo) hijo de amigos de Delfina.  Pertenecía a la orden del clero, o sea que en cualquier momento daba el gran salto a párroco de alguna importante iglesia, o al purpurado.  En el atrio esperaba una mujer joven con un niño en brazos, la abuela desató su pañuelito y sacó dos monedas que entregó a la ávida mano.  Su amiga charlaba animadamente con el padre Polo, mientras le daba el cheque mensual para el sostenimiento del culto.  Ya moría la tarde, arropadas al calor de las buenas obras las mujeres sonreían.  Pasó un auto moderno haciendo sonar su bocina a modo de saludo, era el padre Polo, sin sotana y de vistosa remera deportiva.  En el portal,  la mujer esperaba la próxima misa.  La abuela pensaba, la caridad mal entendida no es caridad, aunque para ciertas mentes no es un esfuerzo de amor, si no de ostentación que justifica su posición en la vida.  El ir y venir de las personas la empujaban haciéndole perder el equilibrio, esperando la luz verde para cruzar alcanzó a ver un jovencito que se le vino encima y juntos cayeron a la calle, tratando de separarse y seguir la huida sus miradas se encontraron - Perdón - dijo el muchacho y siguió corriendo.  Se arremolinó la gente, llegó la policía,  le daban aire, todos hablaban al mismo tiempo, la abuela tranquila los dejaba hacer, la pusieron de pie, esa mirada de ojos café mezcla de desesperación y ternura  la embrujó,  esa carita que aun en la pavura pudo decir,  perdón...  Sabía que en algún lugar de la ciudad hoy un corazón latía diferente, pues ella le mostró el amor en su sonrisa.  Tenía un amigo en la ciudad, estaba feliz.

20 comentarios:

  1. Dos grandes palabras en un texto maravilloso: PERDÓN y AMIGO.

    Feliz de encontrarte hoy, un saludo enorme y bonito fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Una anécdota preciosa en dónde sobresale la comprensión y el amor.

    Besos Amelia, precioso post.

    ResponderEliminar
  3. BUENO, LO HUMANO SIEMPRE SERÁ PRIMERO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Ame:
    Las dulce abuela, disculpó al muchacho.

    Un relato muy tierno.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Abuela por este compartir lleno de vida que el Señor sigua derramnado su GRACIA sobre usted y todos los suyos, Gracias por tanta sencillez y humldad que DIOS la GUARDE Y LA BENDIGA unidas en oración un abrazo feliz dia

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu relato, me hizo recordar la infancia en mi pueblito de Castilla... Bellísimo Abuela. Un beso muy fuerte y siempre mi cariño.

    ResponderEliminar
  7. Bello, duro y encantador es tu relato. Me gustó mucho, besos.

    ResponderEliminar
  8. Con una sonrisa y un perdón imposible olvidar ese rostro.

    Por cierto, que mal vive el Padre Polo. Mejor un buen coche que una bici modesta ¿no?

    Besos Abu.

    ResponderEliminar
  9. La amistad es un tesoro,
    Siempre es un grato placer pasar por tu casa.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Madame, me llama la atención la frecuencia con la que la sombra de Delfina aparece en sus relatos últimamente como espíritu benéfico. Seguro que ha de haber alguna explicación, y que la explicación será hermosa como todo lo que usted escribe.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. ¡Es precioso tu relato¡.Es un gran placer visitar tu casa.Besos de luz para ti y los que amas.

    ResponderEliminar
  12. Me encantó leerlo, la Fe, el perdón, la amistad, el amor está presente. Y, tu magia lo hace de maravillas.
    Che, nena, abrigate por el frío, ja ja ja.
    Cariños de Norma Soriano.

    ResponderEliminar
  13. Ofrecer una sonrisa muchas veces es el principio de un milagro.
    Un abrazo Abuela.

    ResponderEliminar
  14. Tu relato desprende paz y ternura... Buen fin de semana abu

    ResponderEliminar
  15. una entrada muy sensible y dos palabras que nunca tendriamos que olvidar, perdón y amistad, las cuales nos pueden llenar de felicidad.

    Un abrazo buena amiga.

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo con la Abuela: la caridad mal entendida no es Caridad.

    Un abrazo querida Abuela

    ResponderEliminar
  17. Esta abuela es muy generosa, tiene un gran corazón.
    Un abrazo para ella, otro para ti.

    ResponderEliminar
  18. Que buen mensaje querida abuela.
    El que quiera entender, que entienda. Un beso.

    Rosa

    ResponderEliminar
  19. Amiga-abuela llevo 15 días fuera de casa -en Navarra- y aún me restan 11-12 más para volver, tengo pocas opciones de conectar desde aquí, así que voy acumulando tus entradas para leerlas y comentarlas a mi regreso... ¡no te olvido!

    dos abrazos y feliz finde

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.