Me siguen...

Traductor

lunes, 13 de junio de 2011

VIAJE A LA CIUDAD. Vivencias y desventuras de la Abuela en un mundo desconocido.

Daba vueltas en la cama, aumentó la luz de la lámpara y tomando el rosario pasaba las cuentas.  Cada vez mas lenta la voz,  se adormecía, cuando la barbilla tocaba su pecho sobresaltada retomaba el rezo.  Se oía el tic-tac del reloj, de vez en cuando la llama chisporroteaba compitiendo con él.  La abuela estaba ansiosa,  su amiga Delfina la llamaba, viajaría igual que Finita lo hizo cuando ella se cayó y rompió su brazo.  Sonó el despertador, tendió la cama y se preparó,  estaba cerrando el bolso cuando don Juan, el verdulero,  sonó la bocina del camioncito que la llevaría a la estación del tren.  Hacía mucho frío, se acomodó en el asiento cubrió sus piernas con una manta y se envolvió en el chal, el traqueteo la relajó y sin querer, con el pensamiento regresó a su rancho, recordó a cada uno de sus animalitos encargados a los vecinos, sentía tristeza por la situación, rogaba por la mejoría de su amiga de la infancia tan leal y tan distinta.  Se conocían del colegio religioso en el pueblo, luego los caminos se separaron, pero nunca los corazones.  Llevaba anotada la dirección, sentía temor por el tráfico, todo era muy veloz y ensordecedor, por fin se detuvo el auto, quedó de pie en la vereda, contempló el lugar de calles arboladas de tilos y lapachos, llamó su atención el canto de los pájaros.  Buscaba el llamador en la alta reja cuando apareció una mujer de dulce sonrisa  -¿Usted es la Abuela?-  dijo,  abriendo la pesada puerta que dio paso a la anciana  - Si, vengo a visitar a Fina-  y puso sus pies en el parque.  Cuando se cerró la reja a sus espaldas se sintió segura, la sonrisa y el buen talante regresaron a su rostro, ya estaba lista a encontrarse con su querida amiga, sentía inquietud por el mal que la aquejaba.  Entró al acuarto en penumbras, cuando vio a su amiga, supo que pasaría un largo tiempo en esa casa...

32 comentarios:

  1. La distancia no puede con el afecto.

    Buen relato, abuela.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Mmmmmmm...pensé que se venía un final triste, pero ahora siento la necesidad de conocer como continúa la historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bellos recuerdos que nos unen en la distancia. La amistad verdadera continúa hasta siempre.

    Muchos besos Amalia.

    Hasta pronto. :)

    ResponderEliminar
  4. Lindo preludio del encuentro. Espero la continuación.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. La vida en la ciudad es lo que tiene , que todo el mundo corre y todo es intranquilidad...

    El reencuentro...se ve hermoso Abuela...la amistad no entiende de distancias, ni de tiempos...
    Unn abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La amistad es maravillosa, aún en la distancia. Y los reencuentros son inolvidables.
    Saludos grandotes y que tengas lindo día.

    ResponderEliminar
  7. Que bonito canto a la amistad, es precioso. Los detalles del encuentro emergen entre las tribulaciones de la ciudad. Y viene la seguridad, los escasos pasos que separan de su amiga...

    Precioso, Abu.

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  8. Ha sido un placer entrar en tú "rincón" y leer tan divertido texto. SALUDOS ABU.

    ResponderEliminar
  9. Hay amistades que aunque hayan pasado años,cuando te ves es como si lo hicieras a diario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. La auténtica amistad sufre, pero no muere con las distancias físicas.

    Ternura hecha palabra, amiga-abuela :)

    dos abrazos

    ResponderEliminar
  11. Toda una aventura para la abuela, pero no hay peligro que no afrontaría por cariño a su amiga. El encuentro habrá merecido la pena de sufrir todo el ruido y la velocidad de la ciudad.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Querida amiga: Nuevamente he tomado uno de tus relatos para mi blog, ya me diste tu confianza y no puedes pararme, ya que me encantas tus adictivas letras.
    Con mi cariño de amiga:Doña Ku

    ResponderEliminar
  13. La ciudad mete miedo con sus apuros y bocinazos. Querida abuela, fina debe estar feliz de haberte encontrado.

    Mi blog, tiene problemas, entró hoy como anónima y soy de "Escritos en tu nombre". Un beso.

    Isabel

    ResponderEliminar
  14. Abuela, que tierno relato... qué bonito, es un maravilloso canto a la amistad, a esa profunda y sincera amistad que jamas se rompe pese a la distancia, aunque se viva lejos, a ese sentimiento que te hace dejar a tus animalitos al cargo de los vecinos y dejar tu casa, para irte con tu amiga que te necesita, qué hermoso relato y qué espléndido sentimiento ese.

    Millonazo de besitos gordotes

    ResponderEliminar
  15. Que amiga más buena. Una amiga verdadera.

    Besos y buenas noches, Montserrat

    ResponderEliminar
  16. Eso es ser una amiga...una amistad que no requiera de continuas llamadas telefonicas..ni de visitas de cotilleo a mediodia..ni las tardes de canasta y café...
    Es que a pesar del tiempo solo se necesite de un "..ven.." y saber que se deja todo por acudir al llamado de un amigo..
    Un beso abuela....encantada de leerte

    ResponderEliminar
  17. Hermoso relato de amistad, de cariño, de afectos... Y en esa inseguridad de la ciudad, la mejor compañía... una amiga. Precioso. Besos.

    ResponderEliminar
  18. No sé si mi lectura será errónea, pero tu precioso texto lo he querido leer como el encuentro de dos amigas en esa región donde el tiempo no puede alcanzar, donde las sombras nos llevarán a todos y nos igualarán frente a la eternidad.
    En cualquier caso, mi felicitación por tan hermoso relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Las pequeñas grandes cosas que hacen de la amistad ese bálsamo complejo, pero repleto de espontaneidad...

    abrazzzusss

    ResponderEliminar
  20. El sentimiento de amistad es uno de los mas bellos, sin sobresaltos... Aquí decimos que "el que tiene un amigo tiene un tesoro", y que verdad!!!. un bonito relato abu

    ResponderEliminar
  21. Hola, Abue:

    Bien valen la pena las vivencias y desventuras cuando se trata de visitar a una amiga enferma y que hace tiempo no se ve.

    Gracias por visitarme,

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Los mismos caminos nos distancian y nos unen.
    Un abrazo,abuela.
    Tejón

    ResponderEliminar
  23. Bella es la amistad que se renueva como la naturaleza, un abrazo cariñoso,

    ResponderEliminar
  24. Buen viaje y mejor estancia habrá tenido la abuela del relato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. abue fresca conmo las mañanas de mi país,pues que soy ANOOOONIMAA!!!!!!

    este blog que quiere bajarnos la autoestima,pero no,ya sabes,soy tu amiga mexicana,soy Marucha,QUE VENGO A SABOREAR TUS LETRAS,y que regresaré pronto por lo que sigue,porque este relato está buenísimo, y no se puede quedar así,como crees ????y el mate que se ofrece a la visita,y la platica sabrosa,y la carnita seca con chilito,ABUE,ESPERO LA CONTINUACION,COMO SI FUERA RADIONOVELA!!!!

    recibe miles y miles de abrazos y besos desde México,donde sabemos dar la cara,y no somos anónimos,no somos cobardes !!!!

    ResponderEliminar
  26. A ALGUIEN MÁS LE ESTA PASANDO QUE NO PUEDE PUBLICAR EN LOS BLOGS MAS QUE COMO ANONIMO ????

    SOY MARUCHA,QUE SIGO DANDO LATA !!!

    ResponderEliminar
  27. Abu:
    la amistad trasciende fronteras y espacios.
    ¿y por què no? pensar que dura una eternidad.
    millones de besos para mi amiga del corazòn

    ResponderEliminar
  28. Hola amiga, una historia muy bonita, reencontrarse con una vieja amistad , lejos del ruido de la ciudad, es para guardarlo como recuerdo hasta el día de nuestro último aliento.
    Le dejo mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  29. ¡Qué historia tierna y conmovedora, abue! No hay distancia que separe a los afectos cuando dos personas sienten lo mismo.
    Seguro que "esa abuela" se acostumbró enseguida a su nuevo destino, aunque también es seguro que siempre añoró su querencia...

    Hermoso, abue, encantador como siempre.

    Muchos cariños.

    ResponderEliminar
  30. Que bonita historia abu, mucha ternura en tus palabras y una verdadera amistad que siempre está en los momentos dificiles. Abrazos

    ResponderEliminar
  31. Una historia que promete, más belleza. La amistad siempre nos acerca a los seres queridos.

    mariarosa

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.