Me siguen...

Traductor

lunes, 4 de julio de 2011

NIÑEZ DE CIERZO

Donde baja el cierzo vive una niñez
de mejillas rojas y manitas frías
pancitas ruidosas donde canta el hambre.
Las madres protegen la infancia dolida
mujeres calladas de sueños perdidos
y vidas gastadas.
Juegan los niños olvidando el dolor
corren al sol buscando calor
que la noche se lleva
cubriendo de escarcha las humildes casas.
Pobres mantas cubren los niños
brazos ardientes de madre amorosa
aprisionan calor que nutre el amor
protegiendo la vida.

25 comentarios:

  1. El viento frío del norte, ese otro norte donde los días son hasta tristes cuando la escarcha lo cubre todo, hasta los sueños...

    Saludos muchos, y bueno, este frío esta cada vez peor. Que estés bien.

    ResponderEliminar
  2. Sabrosos brazos maternos que cubren del frío a sus hijos. Las madres siempre protegiendo a los hijos.

    Precioso Amelia.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. pobres mujeres.que triste, abuela.madres amorosas sufren más que los niños, creo. Hermoso texto, mi amiga. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Que bonito poema , gostei muito. Aqui no Brasil muito frio. Um abraço, e ótimo começo de semana.

    ResponderEliminar
  5. Hola ame:

    En Argentina. mucho frio.
    En Valencia mucho calor.
    Y tu escrito habla de estas manitas frias de los niños.
    Y de las mujeres calladas.
    Calladas, que dificil pobrecitas.
    Pero amorosas con sus hijitos.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  6. Sí, abuela, aquí nos morimos de calor, y allá tanto frío. Imagino a esos niños de mejillas rojas y manitas frías... Qué poema tan realista y tan bello! Me has hecho sentir tu tiempo. Gracias amiga. Besos y mi cariño.

    ResponderEliminar
  7. Me llena el alma tu poesía, querida amiga.
    Desde hoy, me sumo a tus seguidores.

    Felicidades por el blog!
    Desde Córdoba, Argentina.
    Servando.

    ResponderEliminar
  8. Madre amorosa
    aprisionan calor que nutre el amor
    protegiendo la vida. Gracias Abuela ásí es el amor cuando TODO lo hacemos en el AMOR y con AMOR todos se transforma tod0 tiene otro color todo vuelve a la vida gracias Abuela por ser parte de ese amor de Dios que DIOS te bendiga unidas en oración un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  9. un precioso poema mi querida amalia que refleja el dolor de la pobreza que se vive en muchos rincones del mundo.

    un abrazo amiga y feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  10. Demasiado doloroso. Me cala muy hondo, pensando que los niños, a veces, ni siquiera tienen conciencia de que los estamos matando lentamente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. infinitas gracias por concedernos el honor de ser testigos de tus bellisimas letras dulce y sensible Poeta, un besin muy muy grande de esta amiga admiradora que te quiere un montonazu.¿recogiste la xana que vos regalo de mi morada ? si no es así puedes pasar a recogerla cuando quieras, vos la regalo con todo mi cariño con el deseo que vos conceda amor y felicidad.

    ResponderEliminar
  12. Hermoso escrito.

    Me apena lo de "vidas gastadas..."

    Pero es la vida, Abuela.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias amiga por poder contarte entre mis seguidores. Hoy me sumo a tus visitantes...muy bellos tus escritos, tan realistas. Precioso poema. Un abrazo. Desde Córdoba, Argentina, te saluda Elsa

    ResponderEliminar
  14. Esos niños tan sufridos, con las madrazas que los acunan dándoles amor, ya que muchas veces no hay pan, es muy triste.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. El sufrimiento que se vive se queda grabado en las mentes de los mayores. Las almas de los niños sueñan y olvidan. Saludos desde Sevilla Abu.

    ResponderEliminar
  16. Nada importa cuando estás abrigada por esos brazos que lo dan todo. Saluditos Amiga.

    ResponderEliminar
  17. Cuanto tienen que sufrir esas madrecitas que no pueden abrigar a su hijitos como ellas quisieran.Una pena que en el mundo en que vivimos todavia pueda existir esa pobreza.

    Un cariñoso beso.

    ResponderEliminar
  18. MUY DELICADOS VERSOS. UN GUSTAZO SIEMPRE LEERLA.
    BESOS

    ResponderEliminar
  19. Con el tiempo en mi contra, pues mi hijo se casa el día 12 de agosto, te digo que aunque te leo, no alcanzo a contestarte. Eso si, no me pierdo ninguna de tus aportaciones, aunque sea por la noche las disfruto.
    Te mando muchos besitos, querida amiga:Doña Ku

    ResponderEliminar
  20. Algún día las gentes de barriga repleta,serán conscientes del vacío de otras barrigas.Ahí comenzará la batalla por la igualdad de barrigas, ni muy llenas, ni muy vacías. el hambre es un lastre del que hay que desprenderse y eso solo puede ser real si nos ponemos en el lugar del otro,pero no supuestamente,si no, experimentalmente.


    Bella y triste la poesía, real y contundente.


    Si tienes dificultades para mi enlace,clica en mi cuadro,estoy como seguidora de tu blog.


    Besos amiga

    http://visceral-genetticca.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  21. Abuela, me llegaron dentro tus letras. Que triste cuando una madre quiere y no puede ofrecer más. Si todos los niños pudieran vivir del amor de sus madres, te juro que ninguno moriria ni de hambre ni de frio.

    Besos, con todo el cariño de mi corazón.

    ResponderEliminar
  22. Vidas gastadas... no encuentro mejor uso para hacer con la vida que gastarla en los hijos...
    Tu escrito como otros muchos de los tuyos remueve la conciencia.
    Un abrazo Abuela.

    ResponderEliminar
  23. Si es verdad..los brazos de la madre son calientitos pero los de las abuelas lo son mil veces mas...a que si?
    Besos abuela..muy lindo tu poema a pesar del tema que trata...muy tierno..

    ResponderEliminar
  24. Mientras leí sentí frío y ternura al mismo tiempo. ¿Cuántos niños así? Tantos.

    Un abrazo Abuela

    ResponderEliminar
  25. Hola amiga, si pasas por mi sitio (http://wwwaulaeempadoble.blogspot.com/2011/07/premio-sunshine-award.html) hallarás un premio para ti. Un abrazo.Elsa

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.