Me siguen...

Traductor

lunes, 31 de octubre de 2011

LA MEDIA COLORADA

Sentada en mi sillón disfruto la tarde esperando la noche, el día fue bello y agobiante, los niños hicieron su pic-nic bajo el sol y los árboles gozando del agua.  Pienso en mis nietos, cada uno es una cajita de música que suena con solo mirarlo, dejo correr la vista por el patio viendo que todo esté en su sitio.  Sobre el pasto olvidada, una media colorada, está de revés medio enrollada y desafiando el disco solar... un agujero, redondo como el dedo de su pequeño dueño.  Ella es parte del uniforme del colegio y fue lo último que se sacó antes de arrojarse al agua, tendré que llevarla o su dueño tendrá problemas en la mañana.  Llegando a la casa escucho la voz de la madre -Joaquin falta una media ¿donde está?-  Desolado el niño no sabe que decir, hasta que me ve con la prenda en la mano -aquí está mami...- la toma y sale corriendo, en silencio regreso dejando a mi nieto con la creencia infantil de que las abuelas sabemos todo, y siempre estamos cuando necesitan esa entrada salvadora de una reprimenda que se viene.

36 comentarios:

  1. Cuánta dulzura! Quiero una abuela así!

    ResponderEliminar
  2. Linda anécdota mi querida abue. Sos una bella abuelita, tus nietos te disfrutarán.

    Hasta pronto querida Amalia.

    ResponderEliminar
  3. Amalia...cuánta ternura, cuánta ternura...

    Saludo grandote, hasta allá.

    ResponderEliminar
  4. Sí, siempre están. Me ha hecho recordar a mi abuela. Es verdad, ella sabía todo, y siempre estaba ahí. Benditas abuelas.

    Feliz semana, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Hol Ame.
    Es tan bello este relato y es que las abuelas, son estos ángeles de la guarda, que adoran a sus nietos.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que lo saben todo...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Dolcissima,trabocca di tenerezza!
    Ciao Cara Amalia
    Baci A presto
    Luci@

    ResponderEliminar
  8. Y es que en cierta forma, las abuelas saben todo. Dejame creer eso!

    ResponderEliminar
  9. Me hiciste recordar a mi abuela, qué belleza y ternura en tu texto. Mi cariño especial en esta noche de brujas buenas y contadoras de cuentos. Un abrazo Abuela...

    ResponderEliminar
  10. Que bonito amiga , y sí los nietos siempre dicen que las abuelas lo saben todo ( al menos los mios) así lo creen.

    Te mando un fuerte abrazo y que la dicha de ser abuela siempre te acompañe.

    ResponderEliminar
  11. y acaso ¿no es verdad?... las abuelas siempre lo saben todo...
    Muy bello Abuela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Qué ternura de historia! Ya falta poco para que yo pueda disfrutar nuevamente la ternura de mi nieto. Aunque es chiquito (un año y medio) ya me reconoce por la camarita y me dice Bubu!
    Un fuerte abrazo de abuela a abuela.

    ResponderEliminar
  13. Eres toda ternura de eso no tengo la menor duda...tus lindos nietecitos te han de adorar!!

    Linda entrada amiga querida...te envío un abrazo enorme lleno de mis mejores deseos...feliz semana

    ResponderEliminar
  14. Así es. Como abuela te aseguro que a veces me lo creo que sabemos todo. Hermoso relato.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  15. Qué dulce! Siempre he soñado con tener una abuela así, sin embargo mi abuela es terriblemente severa. Asker, no toques eso. Asker, camina derecho. Asker, si te mueves de ahí te doy una paliza que te acordarás toda tu vida. Supongo que eso tiene que ver con la vida tan dura que ha tenido que vivir, pero es muy sargento y el cariño hacia sus nietos brilla por ausencia. Pero, aún así, la quiero con locura :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Los niños, cual adorables son. Estupenda recreación cinematográfica que hincha nuestras almas de alegría de saberse útil para los nenes y demás familiares. Tengas un excelente día.

    ResponderEliminar
  17. Amalia, es verdad que las abuelas lo saben todo. Al morir mi madre cuando yo tenía 9 años de edad, me crió mi abuela Sofía, mujer sabia que hacía honor a su nombre: sabiduría. Soy lo que soy, -bueno y malo- gracias a esa adorable mujer y abuela.

    ResponderEliminar
  18. Las abuelas,que bendita generación. Cuando somos madres iniciamos el camino hacia esa categoría,sin darnos cuenta, educamos a la vez que nos educan para ese menester.
    Es la eternidad de los genes lo que nos anima a continuar.

    Un abrazo

    http://visceral-genetticca.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué bello! me ha encantado la forma de hablar de tus nietos, "cajita de música" ¡Precioso!. Es una alegría compartir tan bellos relatos de tu mano. Saludos

    ResponderEliminar
  20. Las abuelas son el refugio soñado compañera
    UUn besote cielo

    ResponderEliminar
  21. A las abuelas... son verdaderamente, únicas.

    Cuanta ternura en tu relato.

    Un beso.

    Isabel

    ResponderEliminar
  22. ja ja ja rebueno, seguro que Joaquín pensará, mi abuela es una genia. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Que hermosa y tierna la inocencia de un niño y como las disfrutamos ahora que somos abuelos. Yo tengo dos nietos de tres años y cinco meses y llenan toda mi vida, los disfrutas de forma diferente a tus hijos. Antes tu eras el que tenias que educar y poner las cosas en su sitio, Trabajar, poco tiempo, con los nietos tienes lo bonito por que las riñas y esas cosas quedan para los padres los abuelos estamos para cuidar y mimar. Lo demás ya lo hicimos anteriormente con nuestros hijos.
    Le dejo un beso.

    ResponderEliminar
  24. De niña, más que medias (calcetas les llamamos acá) yo perdía aretes, un arete, tantos perdí que llegué a tener una pequeña colección de aretes huerfanitos.

    Por lo que respecta a las medias, para no perderlas, mi abuela siempre me decía 'mete una dentro de la otra.'.

    Un abrazo, querida Abuela.

    ResponderEliminar
  25. Así es abu las abuelas estamos en todos los enredos de los nietinos que nos cogen de la mano y nos llevan con la mami para que le saquemos del apuro jejeje, son geniales y nos enredan como quieren.Besitos amiga.

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué hermoso! Cuánta ternura tienes. Me ha maravillado este relato. Eres una abuela estupenda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Que bella abuela, cariñosa y mimando siempre a los niños, todos los abuelos desbordan amor a los nietos aunque con los padres hayan sido distintos, los nietos como que tienen un nose que cambia y trastorna el corazon aun de los mas reacios, todo un gusto visitarte

    ResponderEliminar
  28. ¿Qué haría los niños de hoy sin sus abuelos? El amor de los abuelos también es impagable. Graciosa la anécdota de la media. Un abrazo fortísimo, abuela.

    ResponderEliminar
  29. Linda historia.Te felicito por tu libro.

    Saludos desde Chile

    ResponderEliminar
  30. Yo a mis 39 creo que mi mamá es la abuela que lo sabe todo... Verla con mis hijos hace que mis creencias sean siempre las infantiles...
    ¡Cariños!

    ResponderEliminar
  31. Me encantaría ser abuela.
    Menos mal que ya soy tía y es algo parecido.
    Besos, Abu

    ResponderEliminar
  32. Que bello texto y cuanta ternura en tu alma, un abrazo entrañable,

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.