Me siguen...

Traductor

martes, 29 de marzo de 2011

LLANTO DE LUCHA

Llanto de niño trae la noche, llanto de lucha, de temor.
Un alma ha llegado ¿será que duele la encarnación, tanto como el desprendimiento?
¿De quien será la lucha?
¿De la vida que llega, o de la muerte que se aleja?
La vida, y la muerte
las dos se expresan, en llanto, en grito, y en temor...

lunes, 28 de marzo de 2011

CARNADA DE CIELO

Empuja la inmensa puerta, con ella entra un rayo de  luz, que proyecta su fina sombra.  Respiró aliviada la frescura del templo.  El blanco chemisier de hilo mostraba aureolas de transpiración, entró a la sacristía, arregló las azucenas en un florero de largo cuello, como añorando esa imagen de pureza, cerró los ojos y aspiró el perfume, deposita la aromática, y silenciosa ofrenda en el altar.  Si pudiese seducir a los santos, ya tendría un ejército de ellos, como sucedía en este mundo.  Después de todo, no era su culpa ser tan bella, Dios lo quiso, y ella entendió su misión.  Seducía sin querer, hombres y mujeres caían bajo el inconsciente embrujo de su personalidad, cuando se dio cuenta, se transformó en un desafío, se apostaba a si misma el tiempo, para lograr la atención  de los seres.   Así tejía, y destejía los corazones.  Unos se retiraban avergonzados, otros odiándola, algunos marcados para siempre,  por una pasión que jamas los abandonaría, cercando sus sentimientos, en un círculo viciado, de ruegos, y rechazos.  No dejaba de adornar los altares, nunca supo si lo hacía de piadosa, o vanidosa.  Le gustaba la sensación que se llevaba cada vez, esa que le hacía sentir la fuerza de su don, probando la fortaleza espiritual de sus seguidores,  representaba a la bella Erato.  Y así en la tierra, como en el cielo, se hacía el juicio de salvación, evaluando, las manifestaciones sublimes del espíritu, y su transformación en actos humanos de pasión, y de amor.

viernes, 25 de marzo de 2011

LLAMA LA VIDA

Preludio de amores fugaces, apasionados.  Obertura nocturna, la cósmica orquesta de insectos, anuncian en el aire, que ya remonta el cielo la luna, redonda, fría, para estremecer los cuerpos que se buscan en el calor de los abrazos, los besos, y la emoción.  La noche, ¿ Porque será? hace misteriosos los amores, audaces a las ninfas, que en un batir de tules alados, se entregan a los goces.  Todo el bosque nemoroso, contiene los juegos de luces y sombras,  que cruzan los aires llamando la vida.  Llega la primavera, explota el amor, Natura revive,  arrojando al mundo su fuerza vital.

miércoles, 23 de marzo de 2011

AMORES SOÑADOS

Anoche soñé contigo
me querías, y te amaba
tu gozo me abrazaba
me llevaba a los confines de tu alma
y tú, y yo
olvidamos las ofensas, frutos de pasión.
Entre besos, y perdones decías
mas allá de la última galaxia... y mas allá
todo eso, te amo yo.
Exploté mi plenitud entre tus brazos
y entonces desperté.
Vi que todo se quedó contigo
solo mis sueños me acompañan
cuando ellos aparecen,
tú estas conmigo.

martes, 22 de marzo de 2011

LA TORCAZ

Allá en el monte, clamaba la torcacita
al que nunca volvería.
Bala asesina,
explotó su corazón de plumas.
Alas el viento llevó, que ya no vuelan.
Llora la paloma su soledad.

domingo, 20 de marzo de 2011

EL CAMINO DE LAS MORAS

El camino de las moras, tantas veces caminado, moras blancas, moras rojas, moras negras.  Cada una un estado de ánimo, alegría, amor, pasión.  Siempre sola, el cortejo de fantasmas de amores muertos, barría sus huellas en el polvo.  De cada árbol comía un fruto, en cada fruto volver a recordar, y el llanto invisible de las ánimas, en el camino de las moras.  En la brisa del día, el índigo anunciaba el adiós de la tarde.  La oscuridad, va cerrando de a poco la luz, y se lleva a su mundo de sombras, el lúgubre cortejo del camino de las moras.

martes, 15 de marzo de 2011

PARA OJITOS RASGADOS, QUE DEAMBULA EL DOLOR...

                                                                         ...
                                            


                                        Para mis amigos y todo su pueblo, es este pequeño escrito.
                                            
                                                     HIROMON
                                                     TSUTOMU OTSUKA




Ojitos rasgados aferrado a la segura mano de mama, camina, camina y cae entre escollos que sus ojitos oscuros nunca vieron.  Tratan de llegar a tomar la escudilla de comida caliente, tenía hambre, tenía frío, estaba muy cansado.  Dos días buscando su casita, ¿donde estará?, se fue con el agua, mientras la tierra jugaba saltando y ondulando caminos, el mar la llevó. ¿ Por que no regresa?.  Su osito de paño, sus dragones de fuego, extraña su vida, su tibia camita, los suaves aromas que fluían, mientras llegaba el sueño.  De vez en cuando la luz de la luna, mostraba el rostro de la madre, donde brillaba la sal, que no era del mar.  Las dos sombras apretadas cantaban a su Dios, una voz por momentos dudosa, otras llenas de rencor, el niño en cambio, elevaba la suya esperanzada,  en aquellas bondades que siempre le mostraron sus mayores, en tiempos de necesidad.  En el silencio que ocasiona, la lúgubre presencia de la nada, llevaba el viento la dulce vocecita, hacia frío, había perdido una botita, de a ratos mamá le calentaba con sus manos y besos la patita desnuda, el reía,  y ella trataba de encontrar a Dios en ese rostro.  El viento helado hacia crujir las ruinas, otras sombras buscaban en la oscuridad un refugio.  Donde están los cerezos en flor, los farolitos de colores, que juegan con las sombras, los origami perdieron sus muros donde cobran vida. ¿ Por que se volvió tan triste la noche, y tan feo el día?.  ¿Donde están los otros niños?.  Las explosiones sacuden la tierra, como goznes oxidados anuncian que se abrieron las puertas del nunca jamas, ya no habrá regreso, la contaminación avanza  escondida, nadie la ve, pero  se alimenta de. sangre, de a poco se irán apagando vidas...Como se apaga el mundo.

lunes, 14 de marzo de 2011

EL DOLOR DEL MUNDO

En la luz de la mañana, el silencio se hizo llanto.  El mar azul, negro de furia, azota las costas y las vidas, azorado el mundo se pregunta -¿Será el fin de los tiempos?-  Tiembla la tierra abriendo sus fauces, tragándolo todo, quebrando las formas, borrando los mapas.  Como en un gigante hormiguero, el hombre corre, dando gritos que nadie escucha.  La pasajera soberbia humana, a los pies de su Babel destruida, clama piedad, se juntan las manos pidiendo perdón, se besa la tierra, humillando la falsa dignidad, de quien cree tener el poder, y ve en segundos, destruidos sus castillos de arena.  El destino desata su juego fatal, corre de una punta , a otra, tocando el mar, la tierra, libera la fuerza suicida de las centrales térmicas.  El hombre, por fin,  entiende que su juego de ser Dios, terminó.  Volver a empezar, renacer del caos, seguro lo logra nuevamente.  Ojalá haya aprendido, que el hombre, nada posee...ni siquiera su vida

sábado, 12 de marzo de 2011

LLANTO DE AMOR Y MUERTE

Sola en el río llora la gitana,
quiso la muerte, llevarse a su hombre.
 Duelo de amores,
 aceros,  y flores rodaron, en la tierra roja de sangre.
 Llora gitana, llora mujer tu eterna soledad,
donde el dueño de tus ansias
 jamas llegará.
  Afrenta la joven su hermosura, arrancando sus cabellos,
 le quita el sonido de la plata y el oro a sus brazos,
 borra el carmín de su boca.
  Gime vanidad de mujer,
 es la muerte su presa inconquistable,
 que atormenta el poder de la belleza,
convirtiéndola en ceniza.
 De luto se vistió el amor, sola en el río llora la gitana...

miércoles, 9 de marzo de 2011

EL NIÑO, LA ABUELA Y LA LUNA

Abuelita, ¿ Por que me sigue la luna?
Ella alumbra tus pasos
¿Por que descubre mi escondite?
Le gusta jugar, es una niña
¿Por que cuando duermo me mira?
Vela tu sueño, espera por ti
¿Abuelita, por que se va con el día?
Por que el sol es de todos
la luna, solo tuya.

lunes, 7 de marzo de 2011

PARA NINFA, MI PERSONAJE INOLVIDABLE

Dicen que los tiempos de Dios, son distintos a los tiempos creados por el hombre.  Nunca estamos listos cuando esos tiempos renovados, llegan de improviso a nuestra vida.  Cuando eso pasa, solemos preguntarnos, "¿Por que ahora?", "¿Por que yo?".   Quizás, por que he sido feliz, me han amado y he amado, por haber cumplido con honor los ciclos de mi vida, también puedo pensar, por que soy igual a todos, y es natural que esto pase, a mi, a cualquier otro ser...     Quizás me suceda, por que solo yo puedo cargar con estos tiempos de prueba, me tocó sufrir en el cuerpo, y, ¿ los que sufren en espíritu, como aquellos que me aman?.  Puedo aliviar mi dolor físico de varios modos, y, ¿ ellos?.  Ellos solo tienen la fuerza que nos dan, la Fe que nos trasmiten, inventan cada día la esperanza para nosotros, y guardan su miedo de no tenernos, muy adentro en su corazón. Así mientras nosotros nos vamos recuperando, ellos van decayendo en silencio, desgranan rezos, cumplen promesas.  No quieren entender, que nada nos pertenece, las pruebas nos recuerdan esa finitud.  Solo Dios sabe los por que, nosotros somos la causa, de la que debemos sacar la mejor respuesta, para que el sacrificio no sea en vano.  En las noches cuando las sombras se hacen visibles en la oscuridad, cuando sentimos la casa en silencio, la familia dormir, en esa soledad de tu Alma, Dios, y tú, llegaran silenciosas las respuestas a tanto dolor, y sabrás que eres un ser especial, por ello te suceden cosas que a muchos no, y te iras encontrando con la nueva persona, que el dolor irá haciendo de ti, y  sabrás desde otro cristal, que la vida tal como es, es maravillosa.

jueves, 3 de marzo de 2011

TRITRI Y LAS GALLINAS

Las gallinas como amas de casa hacendosas, escarbaban la tierra del gallinero.  Otras tomaban el sol, adoptando posiciones extrañas.  Dentro de unos cajones muy orondas,  echadas en sus nidos , otras ponían huevos.  Sentado en una asiento de tientos, tomaba mate don Triton, alias tritri, pensativo miraba el gallinero, todos los días veía las gallinas en los nidos, pero, jamas un huevo.  En eso estaba cuando escuchó el saludo de doña Neca, su vecina y amiga - Oiga compadre,¿ está convenciendo a las gallinas de poner, o está por tomar la decisión de hacer un puchero con ellas?-  Ofreciéndole un mate se lamentaba el hombre -¿ Estarán enfermas?-  Sacando la bombilla de su boca desdentada la vieja dijo - Pero no m´ hijo...  son mañosas nomas, éstas se comen los huevos ¡¡¡-  Tritri la miro incrédulo -¿ Y como es eso comadre?.  La vieja y el hombre se quedaron horas mateando frente al corral, por fin la gallina saltó del nido cacareando, dejando a la vista un hermoso y blanco huevo  - No se mueva don Tritri, sigamos como si nada-  Con suaves cacareos se acercaban de a una las aves, cuando veían el huevo,  llamaban con su canto a las demás, hasta que una de ellas dio el primer picotazo al huevo, y no se separaron hasta que no quedo nada.  A Tritri se le cayó el mate de la mano  - ¿Vio compadre?  A estas hay que curarlas, ahijuna malaya¡¡¡  La vieja dio una gran chupada al cigarro de zarzaparrilla, como inspirándose  -Traiga un cuchillo don compadre- Puso entre las ascuas del bracero,  el acero  , y dijo  -Vaya trayendo de a una-  Asombrada llegaba en brazos de Tritri la gallina, le apoyó la cabeza en una piedra, la vieja sacó la daga de las brasas, y como venia,  la asentó sobre la punta del pico del plumifero, esta abrió los ojos viendo como se le mochaba su bello pico...
Caía la tarde, el olor de pico quemado  invadía el patio, los amigos descansaban de tan ardua tarea.  Desde el corral,  las gallinas silenciosas se preparaban a dormir, esperanzado el hombre miraba el canasto donde pondría los huevos...

martes, 1 de marzo de 2011

SÉPTIMO HIJO VARÓN

He regresado a mi mundo virtual, tan necesario para mi, como las cosas del espíritu, no los veo, pero siento sus fuerzas y afectos, que me atraen a este sitio, a conjugar letras y verbos, como escribir, y compartir.
Gracias amigos...

                                                     Séptimo Hijo Varón.

  El día luminoso homenajeaba la celebración familiar, la mañana de verano se anunciaba calurosa. Endomingados, unos mas elegantes, otros no tanto, algunos de prestado, todos felices de estar compartiendo afectos.  Ese día se acristianaba el séptimo hijo varón de Salustiano, se comentaba que vendría el presidente, en persona a apadrinar al niño.  Las mesas lucían engalanadas con manteles de papel florido, sujetos con chinchetas.  Las fuentes con comida, comenzaban a chorrear sospechosos líquidos por efectos del calor, flotaban las botellas en recipientes, donde el hielo, ya no estaba, y las etiquetas de las mismas, simulaban barquitos de colores.  Se apagaban las voces y los ánimos por la larga espera.  Al fin, la polvareda apenas dejaba ver el destartalado auto del jefe comunal, comenzaron las risas nerviosas, las ubicaciones de rigor.
Tímidos aplausos recibieron al intendente, "la agenda apretada del presidente impide su presencia", dijo dándose aires de importancia, anunció que él lo reemplazaría.  Entregó a la humilde madre, con el niño en brazos una canasta de frutos de la zona, y un aparatoso ramo de flores, al padre un cheque con algunos pesos, y una medalla que brillaba como el oro, pero no era de oro.  Concluida la entrega de presentes, el cura se colgó la estola, y hecho las aguas benditas al niño, que llevaría el nombre de Robustiano, como conjuro a un futuro de luchas y miseria.  Se sucedía el festejo gastronómico, el niño dormía prendido al pecho de su madre, arrullado por las risas de sus festejantes.  Los comensales anunciaban su saciedad, limpiando su boca, con un trozo de pan, que luego comían.  El musiquero ocupaba su lugar, y comenzaba el bailongo.  Los vasos siempre llenos, las miradas confundían su destino, posándose en lugares prohibidos, las sonrisas consentían, aquello que negaban las palabras.  El calor y la alegría se unían abrazando  las pasiones, caían las prendas, empapadas de los sudores mezclados en danzas y arrumacos, se olvidó el protocolo debido a la ocasión, y todo regresó a su cauce, el de vivir cada día, sin pensar en el que viene, sin fantasías que no caben en su mundo, igual que la presencia del presidente.  Fue una ilusión, que los obligó a una falsa esperanza.  Ahora si, seguros en su habitat, sin extraños eran ellos, todos ellos. 

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.