Me siguen...

Traductor

jueves, 12 de enero de 2012

LA ESPERA DE FRANCISCO

La espera de Francisco es larga, lenta, le da tiempo a ese joven corazón de asumir las nuevas aventuras que animan su fantasía.  Su mundo es relativamente nuevo en su actual dimensión, va descubriendo cosas en las que nunca fijó su atención antes.  Miro a Francisco pienso en la vida, el destino, Dios que con una mano da y con la otra quita ¿ acaso esas Circunstancias Superiores sufren de lo que se llama "conciencia meticulosa"? es decir no pueden evitar ser torturadas por sus decisiones sobre los humanos, de ahí esa ambigüedad en quitar o dar.  De que vale cambiar una vida joven, su cuerpo, su razón, si todo lo que le hacía sobresalir por el buen esfuerzo ahora debe aplicarlo para sobrevivir.  Francisco el joven de los inmensos ojos negros espera otro acto de generosidad del Cosmos Superior reclamando en su silenciosa espera, regrese la vida que su espíritu vital trajo al nacer.  Mientras,  me pregunto cual es el beneficio de esta espera, de este cambio...

28 comentarios:

  1. Dificil espera. No llego a comprender bien tu escrito. Interpretó que alguien sufre esperando algo que le devuelva vida y esperanza. A veces algunas personas nacen y sufren.
    Querida abuela, perdón por no tener está mañana todas las luces e interpretar tu post.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  2. Alegrias y penas querida Abuela, son parte de nuestro vivir, esperar es angustioso, cuando son personas muy jovenes, un abrazo entrañable,

    ResponderEliminar
  3. Que pronto Francisco recupere esa vida que a veces se nos va y cuando son personas jóvesnes nos llena de angustia verlos sufir.
    Seguro que la espera valdrá la pena, pues la vida es preciosa si sabemos vivirla.

    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  4. INDISCUTIBLEMENTE NOSOTROS SOMOS PARTE DEL UNIVERSO Y SUS CAMBIOS.
    BESOS

    ResponderEliminar
  5. Interpreto que la salud de Francisco està resentida.

    Que su espera no sea en vano, Abuela.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La espera no debe ser estéril, muchas veces alimenta nuestra fe, y nos libera de los temores.Que Francisco recupere lo que ha perdido! Cariños

    ResponderEliminar
  7. Como a Godot, de verdad, a veces pienso que sólo vivimos esperando y esperando. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La juventud no es suficiente. También la enfermedad se lleva a los jóvenes. Cuando uno apenas ha comenzado a vivir, tiene la impresión de que la fiesta durará para siempre, pero no es así. Espero que a Francisco le sirviera al menos para aprender a luchar.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Creo que está aprendiendo. Captando la verdadera esencia de lo material e inmaterial. Aprendiendo cosas de la carne y lo espiritual. Del Ser y no ser. De estar y de no estar. Joven, creo que merece vivir más. Tal vez tiene una misión encomendada que aun no ha culminado. O quizás, es parte de un karma que alguien muy allegado a Francisco deberá aprender sigilosamente en familia. Abrazos abuela

    ResponderEliminar
  10. Reflexión para nota. Cuando uno es jóven, cree que es inmortal. Más tarde se van yendo los amigos y la familia y te das cuenta de que tú también lo harás, antes o después, pero no hay remedio para la partida.

    ResponderEliminar
  11. Abuela, Dios siempre sabe más... en el cielo sabremos nosotros...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. No llego a entender qué le pasa a Francisco, pero sea lo que sea que encuentre la luz. Todos los humanos tenemos a veces momentos muy duros. Eso es la vida... Un abrazo abu

    ResponderEliminar
  13. En estos casos, poco podemos esperar del más allá, sino del más acá, de los médicos, de la medicina, de la fortaleza corporal, de las ganas de recuperarse.... Somos humanos y como humanos dejaremos de serlo. Fuerza, honor y calma en la espera para Francisco. Un pellizco hoy. Saludos y abrazos a Francisco.

    ResponderEliminar
  14. Creo que Francisco o está muerto o está grave. Espero que se recupere para la alegría de todos sus familiares. No debemos desesperar y confiar en la bendición de Dios.

    Espero que no sea un familiar tuyo querida Amelia.

    Mil besiños.

    ResponderEliminar


  15. Un abrazo
    una sonrisa
    de espuma blanca.

    Rozando
    las rocas
    el fin de semana

    Acariciadas
    en continuo cortejo.
    por el sol del ocaso.

    Murmullo de sonatas
    poemas de amor
    suspiran las caracolas.

    *****

    Tan acariciada
    como las rocas
    me has hecho sentir.

    Celebrando a mí lado
    un año más de mi vida.

    Gracias infinitas
    por tan estimada compañía

    Te quiere!!

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  16. Hermosa historia, aunque triste.
    Te envío un gran abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  17. La herida de Francisco es nuestra herida. ¿Qué más da que Dios dé o quite? Que Dios nos regrese lo que siempre es nuestro, esto es, la salud y la alegría.

    La esperanza no es hija de la religión, sino de la curiosidad que busca hacer de este, un mundo mejor.

    Regreso con este año nuevo.

    ResponderEliminar
  18. Muy linda aunque triste historia. me ha encantado visitarte como siempre abu! Un abrazo grande,

    ResponderEliminar
  19. Seguramente esa esperanza, ese sueño :)
    Gracias bombona por tus lindas palabras!

    Cariños!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  20. Los bemoles de la vida, todo pasa por algo dicen, creo que es verdad,
    aunque ahora me encuentre en un estado de profunda ignorancia donde hay muchas cosas que no comprendo por qué son o pasan en esa forma, seguramente algún día. Por lo que es dable guardar la fé y la esperanza de que, como ya dije, las cosas pasan siempre por algo...
    Muy bello espacio felicitaciones,
    cordiales saludos desde el lado sur de este bello y castigado planeta

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! He entrado a tu blog, parece que tiene muy interés y con llenos de la ilusión, me lo quedo. Grácias por compartir.
    Mi corazón, Noemí.

    ResponderEliminar
  22. Nadie está preparado para los cambios drásticos en su propia vida, sobre todo cuando no hay modo de regresar al ser anterior; solo nos queda aprender a adaptarnos antes de que la desesperación acabe por minar nuestra cordura...

    (solo reflexiono a tenor de tus palabras, querida amiga, sin interpretarlas)

    dos abrazos para ti

    ResponderEliminar
  23. Se aprende mucho en los malos momentos, pero que sea a costa de la salud y si encima es un joven...es muy injusto y tristísimo.
    Ojalá la espera sea productiva.
    Un abrazo, Abu.

    ResponderEliminar
  24. Amiga: En el tiempo que tuve a mi cargo la atención de pacientes, muchas veces me hice el mismo razonamiento.Siempre temía estar en la sección de Pediatría, porque me dolía ver sufrir a los niños. Pensaba: "¡Que hacen aquí estos niños sufriendo, cuando debieran estar en algún jardín corriendo y siendo felices"
    Nunca acabas de entender los designios de Dios.
    Gracias por la conexión: Doña Ku

    ResponderEliminar
  25. Aveces Abu,no hay que esperar,si no actuar y si no luchar!! un abrazo inmenso!!

    ResponderEliminar
  26. En casos así, es difícil responder, acaso sólo quede esperar, valga la redundancia, que la espera de Francisco no sea larga y, sobre todo, que al final sea para bien.

    Un abrazo, querida abuela

    ResponderEliminar
  27. Fazia um grande tempo que não passava por aqui,sem esquecer mas também sem aparecer,coisas da vida.....Mas fazendo valer o célebre ditado"Quem é vivo sempre aparece",cà estou para desejar um bom fim de semana e um grande e saudoso abraço.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.