Me siguen...

viernes, 6 de enero de 2012

LAS GUERRAS NUNCA SON SANTAS

Miraba la tv, veía a personas furiosas lamentándose mientras juntaban  y ponían en bolsas y bolsitas restos humanos esparcidos en la calle, anudaban las bolsas y bolsitas y las ponían en fila.  La cámara como un depredador,  robaba imágenes complaciéndose en los detalles de esos trozos que ya no eran persona.  Asían los pedazos olvidando el espíritu contenido en ellos.  El odio étnico-religioso superaba el valor de esas dos palabras, que representan la unidad del ser.  El Hombre y su Fe, el Hombre y su Trascendencia, el que mata en nombre de la Vida y el que Odia en nombre de su Dios.  Que tristeza que la angustia existencial del ser humano, convierta la vida en una tragedia, y la fe en una utopía de Dios.

32 comentarios:

  1. Esas son las contradicciones vitales que conviven en nuestro ser,los lados luminosos y los lados oscuros,aquellos que nos integran y nos desintegran.Muy lamentable por cierto.
    En Chile todavía tenemos el corazón dividido debido a nuestra historia.También se recogieron trozos de cuerpos,otros enteros y torturados y varios cientos que aún están desaparecidos.Solo espero que a través de la generaciones que vienen apaciguemos con unidad el espíritu fracturado de nuestro país.
    Buena reflexión es ésta a la que llamas.
    Saludos y Feliz Año Nuevo

    ResponderEliminar
  2. bueno, no sé, los huesos humanos con ese trocito de razón, de sufrimiento, y de tristezas imaginadas.

    ResponderEliminar
  3. En España aún andan, andamos, desenterrando los restos de los espíritus libres aniquilados hace 75 inviernos. Incluso los que en espíritus no creen, no creemos... "sólo espero que a través de las generaciones qe vienen apacigüemos con unidad el espiritu fracturado de nuestro país"

    ResponderEliminar
  4. No, las guerras nunca son santas, y el odio y la violencia siempre generan más de lo mismo. Si a ello le sumamos el fanatismo, la falta de cultura y la miseria la situación se nos va complicando, y las mismas reacciones inhumanas, defectuosas, se eternizan, por la propia inercia y el efecto de esa misma violencia y mismo odio.

    Un abrazo, frescotona

    ResponderEliminar
  5. ..destroza!!! Amalia destroza de solo pensarlo que daño se hace el ser humano al olvidarse que todos ,"ABSOLUTAMENTE TODOS" somos iguales.....

    ResponderEliminar
  6. Hola Ame.
    ¡Cuanra razón tienes!.
    Las guerras nunca son Santas.
    Dios quiere la Paz y no la guerras.
    Jesús dijo "La Paz os dejo, mi Paz os doy".
    ¡FELIZ 2012!
    Un beso, Montserrat

    ResponderEliminar
  7. Por eso abogo, y espero que, un día no muy lejano, este sea un mundo libre de religiones.

    ResponderEliminar
  8. Tu los has dicho, "Angustia existencial". Un lastre para la humanidad.
    Besos a montones!!

    ResponderEliminar
  9. Es lo inexplicable de la fe y las religiones que se pueda matar por una creencia, muy triste
    Bueno ya estoy de vuelta
    Un besote Abu y feliz año aunque lleve retraso

    ResponderEliminar
  10. Así es, las guerras nunca son santas, no hay DIOS que justifique una matanza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ¿Veremos algun día un mundo sin guerras, una convivencia en Paz?
    Ese es mi deseo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. No existe fe en esas personas, fabrican un Dios a su medida y gusto. Cuanto dolor y egoismos hay en en ser humano.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  13. Cosas que no somos capaces de superar con los siglos. En algunos aspectos no hemos superado la Edad Media. Qué ironía que se invoque la santidad para matar. Quiero creer que algún día será posible salir de la barbarie.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Cuando la religion se mezcla con la politica.. malo

    ResponderEliminar
  15. ESO MI HERMANA!! EL EGO ES LO QUE VALE Y PARA ESO EXISTEN LAS ESCUSAS. EXCELENTE CRÍTICA.
    BESOS

    ResponderEliminar
  16. La guerra es muy mala escuela, que decía Jorge Drexler; y Sabina puntualiza que "puestos a pelearnos tú contra yo, porque no hacemos las paces". Paz para el año en curso. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Paz y Bien, amiga y dejemos las guerras para otros. Muy interesante el tema que nos traes. Quienes quieren hacer daño buscan cualquier pretexto para enmascarar sus ansias de poder. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Muy buena critica, las guerras nunca traen nada bueno, solo odio y destrucción y con el tiempo venganza. Gracias amiga por compartir. Que pases un buen fin de semana lleno de sensaciones positivas. Un beso desde la distancia de un amigo.

    ResponderEliminar


  19. En una hoja en blanco escribo
    un bello día de cumpleaños,
    un amanecer de ilusiones,
    y un año más de vida,
    que con placer comparto.

    En Mis caricias del alma
    he dejado un trozo de tarta
    y un sencillo detalle,
    para celebrar este día
    con la calidez de tu alma.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  20. No hay guerras justas. Y mucho menos las que son abanderadas por religiones, ¡las que sean!

    abrazos :)

    ResponderEliminar
  21. Amalia:
    toda guerra comienza por lo ruin y miserable que es el ser humano, el fanatismo hace que se inmolen tantos inocentes¡
    que yo sepa, la historia nos demostrò, que se bendicen las armas, en todos los tiempo¡
    besos amiguita

    ResponderEliminar
  22. Jo creo que esto no es fé, ya que creo que ninguna religión dice que mates. Si las guerras son injustas estas lo son más.

    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  23. Ya estoy de vuelta otra vez y con las pilas cargadas, después de las fiestas vuelvo a mi querida bogosfera, poco a poco me iré poniendo al día, un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Horrible las guerras son para destruir y las religiosas peores aún porque deberian dar ejemplo y no destruir.Besos.

    ResponderEliminar
  25. Hola mi querida amiga me alegra visitarte. Te deseo para ti y todos los que amas lo mejor para todos los dias de vuestra vida. En lo que has escrito te doy toda la razon ningún Dios llama a la guerra, todos llaman a la paz. Son los seres humanos los que manipulan las mentes.
    Recibe inmensos besos de luz y paz.

    ResponderEliminar
  26. Ya lo decía Antoine de Saint-Exupéry:

    La Guerra no es una aventura. Es una enfermedad, como el tifus.

    Un abrazo, querida Abuela.

    ResponderEliminar
  27. Hola mi querida Abu:
    Una grán entrada..Razón en todo tu escrito..Ojalá los seres humanos reflexionaran de que no son Dioses
    Besitos mi niña

    ResponderEliminar
  28. Ninguna guerra tiene vencedores, en todas se pierde antes que ganar la miseria de un ideal. Es cierto, Amalia, no hay guerras santas, las guerras están revestidas de odio y el odio nunca supo que existía la palabra "Paz".
    Terriblemente descarnado el relato, pero era necesario descubrir la estupidez del hombre. Lo lograste con creces.

    Un beso gigante, Abu querida.

    ResponderEliminar
  29. Amiga: El hombre siempre ha tratado de justificar su barbarie, creo que es por eso que dicen que se matan o se matan por razones al parecer justificables.
    Nada más sin razón que la guerra de Vietnam o la de Irak, donde mataron y se murieron por una causa que no era suya.
    Las guerras nunca han arreglado nada, al contrario, han dejado grandes cicatrices físicas y morales, amén de rencores e iras que no se apagan.
    Fomentemos la paz entre los nuestros: Doña Ku

    ResponderEliminar
  30. Un texto verdadero, la guerra trae desolación, y genera venganza, odio....
    Buen inicio de semana

    ResponderEliminar
  31. Ha llegado el momento de invitar a toda la humanidad a bailar y a olvidarse de las guerras santas y las otras guerras...

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos