Me siguen...

Traductor

miércoles, 25 de enero de 2012

PARA ESA NIÑA MADRE, PERDIDA EN UN MUNDO DE ADULTOS QUE MANOSEAN SU HISTORIA

El grupo de niñas jugaba a "la mamá", todas con muñecas fabricada por alguna madre o abuela hacendosa.  Tenían sus ojos de botones,  torcidos, sus miembros colgando.  El grupo vivía su fantasía con seriedad, muchas sabían lo que hacían pues eran cuidadoras de sus hermanitos, charlaban entre ellas imitando situaciones de adultos, vestidas con trapos viejos de sus madres, alguna pintada, otra con zapatos de tacones vencidos como la vida de quien fue su dueña.  Solo había una que miraba, tenía entre sus bracitos un muñeco, ella no reía sus ojos apagados al brillo de toda fantasía ignoraban en cual de los mundos estaba, pasaba con su muñeco los días en silencio, a veces el niño lloraba y ella presurosa lo prendía a su pecho.  El bebote crecía y pronto no lo podría cargar, le robaba la energía y la niñez.  Ella ya no tenía fantasías todo se hizo realidad de golpe, sus sueños de felicidad cambiaron ahora ansiaba un mundo donde las niñas no fuesen  madres de verdad, donde no doliese querer y en el que no humillase la adversidad.

31 comentarios:

  1. Amiga bello relato, aunque algo triste, por lo inevitable de las niñas mamás
    Abrazos y besos

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga, me acuerdo muy bien de aquellas muñecas de trapo, un lindo relato. que tengas un buen día. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hay miles de niñas, tal vez millones, de todo el mundo,que dejan atrás la fantasía de jugar con muñecas para la dura realidad de la atención, antes de tiempo,de sus muñecas reales. Triste pero hermoso texto, Abuela!
    Gran abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Qué triste, madame, pobre niña. A veces los juegos terminan demasiado pronto, y es terrible que así sea. Ningún niño debería tener que renunciar a su infancia.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Hola abuela,
    Me ha gustado muchísimo la cruda realidad que nos relatas. Ser madre cuando aún se es niña es un drama, sobre todo donde todo es tan duro y la vida tan difícil. Adoro tus historias, reales y llenas de humanidad.

    Ayer ya te avisé pero creo que no me has leído, y es que quería avisarte que he de publicado una de tus lecturas y te invito a visitarme para que me digas si te ha gustado.
    La música es elección de Ruth.
    Un abrazo cariñoso.

    http://beatrizsalas10.blogspot.com/2012/01/la-abuela-frescotona-historia-de-unos.html

    ResponderEliminar
  6. Triste situaciòn, sin dudas.

    Penosa, pero muy real.

    Este es el mundo en que vivimos.




    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Este bello relato me provoca una gran tristeza. Muñecas rotas que vivirán su niñez en un mundo de silencio, donde nunca alcanzarán los sueños soñados, porque la realidad los rompió de golpe.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Cuanta realidad tiene tu relato! Vivir la vida saltando etapas es a veces algo que lastima aún sin buscarlo.Cariños

    ResponderEliminar
  9. Gracias mi querida amiga. esa es la vida de muchas niñas madres, que de golpe se ven que la fantasía aha sido superada por una realidad a veces cruel.
    Con ternura y agradecida por su visita
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  10. Precioso relato, triste pero real. Cuantas niñas hay que son madres antes de tiempo, renunciando asi a su infancia. Muy bien escrito!!

    ResponderEliminar
  11. Oh abu,cuantas tristes realidades!!! Que pena de infancia...

    ResponderEliminar
  12. Abu, si sigues queriendo semillas de aquellos pimientos, me lo dices y yo te las mando, pero he de decirte que no son morrones, son ñoras que aquí en España se utilizan secos. Si te interesa, me mandas un correo con tu dirección a: dorisalon@yahoo.es
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Es triste tu relato,pero real como la vida misma.
    Que pena que estas niñas sean mujeres antes de tiempo,dejen su niñez y adolescencia aparcadas mucha veces por correr demasido en su peregrinar por la vida y otras impuestas por sociedades que no respetan su vida como mujer.

    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Qué triste, munequitas inocentes jugando con muñecas de verdad. Dolorosa realidad que no debería ser así, pero hay seres humanos que perecen no serlo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Duro relato, pero muy real... La frase de "zapatos de tacones vencidos como la vida de quien fue su dueña" me encanto, muy expresiva... me gustaría utilizarla como pie de alguna foto que ponga en mi blog ¿te importa que la utilice?

    ResponderEliminar
  16. hola amalia,una trsite realidad como la que les toca vivir a muchusumas niñas que de golpe se ven transformadas en mijer donde ni su cuerpo ni su mente estan preparadas para ello,porque no hay nada mejor que ir quemando las etapas de la vida como deben ser y no tener que estar saltandolas,pero hace falta mas incanpie en este tema que solo se conseguira con una buena informacion en las niñas.el relato es impresionante amiga mia.
    te dejo un fuerte abrazo y muy feliz semana!!!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Belle ed emozionanti parole!
    Ciao Amalia,come va?
    Un bacio Luci@

    ResponderEliminar
  18. Amalia:
    amiga es triste la realidad de tantas niñas mamà¡ de pronto deben crecer y tomar responsabilidades, no alcanzan a cerrar una etapa de la vida, cuando ya deben transformanse en adultas de golpe.
    besos desde el alma¡

    ResponderEliminar
  19. Texto quizás duro, pero total y desgraciadamente real. Lo reflejaste muy bien. Enhorabuena.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Me emociona tu relato de hoy, tristemente es una realidad tremenda por la que nadie debería pasar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Sí es muy duro, ser mujer con cuerpo de niña. Un relato lleno de ternura donde queda plasmada esa dura realidad tan cotidiana. Abrazos abuela

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué bello recuerdo! y que buen relato Abu. Saludos

    ResponderEliminar
  23. Qué dureza abuela, ser mayor antes de tiempo. Cuidar, cuando tanto necesitas que te cuiden. Y sigue ocurriendo... Besos y buenas noches mágicas.

    ResponderEliminar
  24. Hola Amiga, luego de ausentarme 40 días, regreso y leo tu cuento, MARAVILLOSO. Gracias por publicar. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Todo a su tiempo...

    Es la clave.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. ¡Que triste relato amiga!
    Un besote cielo

    ResponderEliminar
  27. Un escrito triste y de la realidad
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Hola Abuela Dios Te Bendiga, Ha Sido Un Placer Pasar por Aqui Y Ver Lo Calido Y La Frescura Que Dios Te Ha Regalado, Seria Hermoso Contar Con Tu Visita En Mi Blog Y Asi Unirnos En Un Solo Corazon. La Gracia De Jesus Repose Sobre Tu Vida Y La De Tu Familia. Gloria Doy A yeshua Hamashiaj Por Tu Linda Vida Amen Y Amen.
    la Pagina Es http://www.jesussigotuspasos.com

    ResponderEliminar
  29. Terriblemente cierto. Cuantos niños que perdieron su inocencia, su infancia, su vida, a mano de gente de dudosa calaña que se escuda en instituciones seculares o no, familiares o no. Y me doy cuenta que cuanto más conozco a los hombres más cierta es la afirmación de que 'el hombre es el lobo del hombre'... El mundo ganaría para mejor sin nosotros.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  30. Hola, felicitaciones por tu gran blog, ha sido un enorme gusto leer tu blog. Te invito de manera cordial a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas uno de mis escritos titulado “La Balada de Dracula”, espero que tu también te diviertas leyéndome, saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  31. Cada vez me gustan más tus cuentos, Amelia...¡enhorabuena!!

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.