Me siguen...

Traductor

domingo, 18 de marzo de 2012

LA CASA VIEJA

Sus recuerdos van unidos al llanto, quizás por la pena de ya no ser, o la espina encarnada que alguno dejó.  Increíble como pasó el tiempo, ya todos se marcharon a otra vida o nuevas luchas.  Pareciera que solo ella no tiene batallas que lidiar y aun permanece ¿estaré en eso que llaman limbo? especie de "stand bay" espiritual.  Deambula por la casa, oye crujir el piso de madera y las ratas que corren debajo, recorre los cuartos en oscuro turismo doméstico, algún mueble se queja y la asusta.  Se sienta en la amplia cama con dosel, en ella descubrió los amores infieles de miembros de la familia, aun ve los amantes urgidos por el goce y la circunstancia.  El cuarto de sus abuelos donde nació su padre, es tan grande la casa... ella siempre quiso quedarse solo que nadie pudo acompañarla.  La mujer de la casa vieja la llamaban.  Se fueron los amigos de abolengo, los parientes resentidos, los hermanos se marcharon en busca de futuro.  Quedó sola dando vida a la casa y no se dio cuenta que ya era pasado.  Los gases de su materia vagaban por la casa buscando compañía de fantasmas, atada al tiempo de su vida.

36 comentarios:

  1. Cuando entras a una casa así. Te llegan los recuerdos. Existe un leve filo entre lo que se queda impregnado en la casa, y entre lo que te regresa a la memoria.
    Es emocionante entrar en una casa que aviva los recuerdos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan esas viejas casas con fantasmas, llenas de leyendas y verdadero estímulo para la imaginación. Sin embargo, le confieso que no me gustaría vivir en una de ellas!

    Feliz tarde de domingo.

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Hola Amelia buenos días, esta tu casa vieja es uno de tus relatos que más me ha gustado. Las casas viejas tienen tantos recuerdos guardados.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Las casas viejas están llenas de recuerdos así cómo nuestro viejo coraçón!
    Buen domingo,Abu!

    ResponderEliminar
  5. Abu !que lindo! su mensaje de nostalgia, de vida vivida como siempre llena de recuerdos y de olvidos. Un abrazo, Abu, me encanta leerte.

    ResponderEliminar
  6. Amelia,esa mujer vivía del pasado...Tu relato está lleno de nostalgias y tristezas...
    No obstante,pienso,que siempre debemos ver el regalo de la luz,que nos llega del cielo.
    La vida empieza cada día...la edad la llevamos en el alma,amiga...

    Mi felicitación por la ambientación y los detalles,que nos centran en esa casa vieja,
    abandonada y llena de recuerdos...MUY BUENO,AMIGA.
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  7. Cuando entras en una casa vieja de esas,aunque no la conozcas sus recuerdos fluyen como fantasmas del pasado,pues sus paredes han visto y oido tantas cosas que estan llenas de historias . Me gustan pero tambien me impresionan un poco.
    Genial escrito como todos los tuyos que me encanta leer.

    Un fuerte abrazo desde el otro mar.

    ResponderEliminar
  8. Me correspondío a mi echar la llave para siempre a la "casa vieja" de mi familia, me reconozco en ese recorrido que muestras por las diferentes habitaciones... y sé cuanto dolio desprenderse de tantos recuerdos que vagaban entre aquellas paredes solitarias.
    Hoy con tu texto he revivido aquel tiempo y he sentido la felicidad de saber que cumplí con mis mayores hasta el último día.
    Mil gracias Abuela, mil gracias.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Hola Abulela , la verdad es que es una entrada muy , emotiva y sentimental , yo creo que todoas las casas de campo o de nuestros abuelos , tienen esa cosas que las hace especiales , la verdad una entrada muy bonita gracias por compartir ,te deseo un feliz Domingo un saludo de Lm.

    ResponderEliminar
  10. Emociona leer ese microrelato, donde hay pasión y sentimiento de pobreza, amargura por lo que fue y nostalgia, desparramada como una palmera en vuelo.

    Se feliz, Abuela.

    Un beso,

    Luis.

    ResponderEliminar
  11. Hola amiga muy lindo este microrelato. Que tengas una muy buena semana.
    Un besos
    http://marujajimenez.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. Cuanta nostalgia y que bello relato, estos lugares como el que describes, me gustan, despiertan recuerdos tan queridos y melancolicos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. El hogar es el templo sagrado de uno. En la intimidad es cuando nos permitimos la libertad de ser nosotros mismos. Si las oparedes hablaran!! Se dice con frecuencia...
    Por eso las casas guardan misterios y fantasmas, que no son otra cosa que relatos mudos que solo conocen sus moradores.

    un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  14. Bello relato, lleno de nostalgia y tristeza, me trae recuerdos de un pasado que aunque lejano aún sidue cercano en mi mente.

    ResponderEliminar
  15. Nena, tú si que me llevas a pasear de la mano por el jardín de los buenos recuerdos. Gracias por publicar GENIA. Besos , que tengas buena semana.

    ResponderEliminar
  16. Hola Amelia.
    Los recuerdos acompañaban la soledad de esta mujer.
    Es bonito tener recuerdos, forman parte de nuestra existencia.
    Un beso, Montserrat

    ResponderEliminar
  17. Genial tu entrada de hoy. La vieja casa de pueblo de mi madre, fue cerrada con la muerte de una tía suya. (yo tenía 16 años). Me has hecho recordar. Gracias.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Buenas noches amiga, Te espero en mi blogger tengo algo que quiero compartir contigo.
    ______________●
    __________●
    ______●
    __●
    ☻/
    /▌
    / |(¯`v´¯)
    `•.¸.•´
    ¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
    (¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> TU AMIGA SOYPKS

    ResponderEliminar
  19. Tu entrada me ha emocionado abu, porque me recordó la historia de una hermana de mi abuela. Recuerdos, siempre recuerdos.... Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  20. ¿Acaso recordar no es vivir? ¿Acaso dar vida a lo que fue no algo más que nostalgia o melancolía? No quiero separarme de mis recuerdos, de aquello que fue... También me emocioné ahora leyendo... Mil besos.

    ResponderEliminar
  21. ah, la soledad, nos hace buscar recuerdos fantasmagóricos,
    saludos

    ResponderEliminar
  22. Estimada hermana, ante que nada ¡FELIZ DÍA DE SAN JOSÉ!, gracias por su compartir, al leer su texto me han venido algunos recuerdo de la casa de mis padres, y ver como el tiempo pasa en la vidad de cad hombre donde buscamos nuevos caminos,y vemos ya todos se marcharon a otra vida o nuevas luchas, la vida es un gran misterio para cada uno por eso pienso que hemos de vivr siempre el momento presente y difrutar esos grandes regalo que Dios nos regala por que TODO PASA, y sólo Dios queda , si herman vivir esos regalo de Dios para usted que ÉL le de día a día en la sonrisa de un nieto y sus detalles cómo el encuentro de alguna persona amada, que Dios sea con usted reciba mi abrazo fraterno en Cristo Jesús.

    ResponderEliminar
  23. Me encanta tus "ayeres"
    Un abrazo sincero, amiga

    ResponderEliminar
  24. Hola:
    Yo soy aficionado a la fotografía. El blog de fotos de mi pueblo puedes seguirlo en:

    http://zorita01.blogspot.com.es/

    el de fotos de España, en:

    http://hispania01.blogspot.com.es/

    y tengo que rehacer el de fotos por el extranjero. Los tres los tenía en una web que cerró.
    Otras aficiones: leer, el cine, la música, viajar, una buena comida y un buen vino. Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Amiga: Tal vez eso me pasó , poco a poco me fui quedando sola. se fueron mi hija y mis nietos a Alemania,murió mi madre,mi hermana, mi esposo... A veces parezco fantasma vagando de cuarto en cuarto sin encontrarme.
    Mucho cariño para ti, querida Amelia: Doña Ku

    ResponderEliminar
  26. Creo que los fantasmas regresan a sus lugares, donde vivieron, amaron y fueron felices, ellos son la vida de esas casas.

    Bella historia.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  27. parece que estas hablando de mí, querida abuela, impresionante!

    ResponderEliminar
  28. Es triste la soledad, debemos tratar de salir y volcar nuestro cariño en lo demás... sólo que a veces cuesta salir de nuestro interior, un beso.

    Rosa

    ResponderEliminar
  29. Abue, Hermoso relato, creo ver las imagenes dibujadas con tus letras
    Buena semana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Un texto que acongoja. Muy bueno.
    ¡Ah! y encantada de recibirte en mi blog.
    Un beso

    ResponderEliminar


  31. Los rododendros ya han florecido
    coloreando de naciente primavera mi balcón
    y mi corazón sé vestirá de hojas de alegría.

    La alegría que este amanecer te envío
    sobre el dorado crepúsculo de la poesía
    para ser amonestado el silencio del vacío...

    Mis retinas se detendrán
    en la estación con más acuarelas
    que han podido brotar
    de la ágil paleta del pintor...

    Un beso con sabor a inaugurada primavera

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  32. Las casas son como nuestra memoria: guardan tantos recuerdos, ilusiones, tristezas, soledades y apapachos...

    Un abrazo fuerte, querida Abuela

    ResponderEliminar
  33. Estimada hermana, gracias por su cercania y sencillez, gracias por ser un Don para aquellos que nos acercamos aquí, Dios le pague todo y éste siempre con usted, reciba mi abrazo en cristo su hermano en Crsito

    ResponderEliminar
  34. Como siempre un muy vivido relato, una muy fuerte historia de fantasmas presos en un espacio y en un tiempo ya pasado. Que tengas una hermosa semana
    besos mil

    ResponderEliminar
  35. ¡Excelente!
    Felicitaciones, Abuela.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.