Me siguen...

Traductor

martes, 12 de junio de 2012

PREGUNTAS DE SOPA

El niño sentado frente al plato lo miraba fijo.  Era un mudo reproche que le hacia a su suerte ¿ porque debía tomar ese líquido todos los días, porque tendría que deber a este potaje su fuerza e inteligencia futuras?.  La sopa rebosaba su riqueza vegetal y mineral, su aroma era apetitoso ¿porque no le gustaba?.  No podía responderse, este diálogo silencioso terminaba cuando la madre se sentaba frente a él y entre charla y chistes, sin darse cuenta tomaba todo el plato.  Miraba envidioso el humo escaparse del líquido, subía frente a sus ojos lentamente hacía unos rulos en el aire y de pronto tomaba velocidad y desaparecía.  ¿Adonde iría el humo de la sopa?.  El ruido de la cuchara convertida en avioncito se acercaba a su boca decidida a dejar caer  la lluvia bienhechora del líquido alimento..  Por fin la madre feliz le dio el premio por tomar toda la sopa, su risa y un beso, salió corriendo sintiendo el calorcito del alimento energizar su cuerpo y se sintió feliz, repitiéndose la pregunta ¿porque no me gusta la sopa?  si es tan rica....

21 comentarios:

  1. Porque no les gusta la sopa?, yo creo que los niños se cansan porque tardan en comérsela, pero que rica que está.
    Como siempre un placer leer tus historias.

    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  2. Qué simpático niño. En cambio yo, de niña era como una Mafaldita: odiaba la sopa. Aun así, preguntona siempre he sido.

    Un abrazo, querida Abuela.

    ResponderEliminar
  3. Ciao Abuela, with this tale of everyday life you managed to create an imaginary picture of great beauty where the feelings are mixed in the home kitchen!
    Have a good day!

    ResponderEliminar
  4. Mi querida abuela
    He pasado para despedirme con un cálido abrazo y mi cariño y mi admiración por este blog y sobre todo por tí mi querida amiga

    Besitos y hasta pronto!!!!

    ResponderEliminar
  5. Cuántos artilugios para evitar una sopa...y sin embargo ahora, muero por ellas!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cuántos recuerdos!

    Es verdad! ... qué rica que es la sopa!

    Besitos humeantes con aroma a vegetales...

    ResponderEliminar
  7. Es verdad.


    De grande,uno empieza a apreciar cosas que aborrecìa de niño.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. HOLA AME.
    CUÁNTAS VECES HABÍA HECHO YO EL AVIÓN CON LA CUCHARA, HASTA QUE SE LA METÍA EN LA BOCA DE MIS NIÑOS.
    UN RELATO ENCANTADOR.
    BESOS, Montserrat

    ResponderEliminar
  9. AHHHHHH, AUN ME ENCANTA ESA BENDITA SOPA, JAJAJAJAJA.
    BESOS

    ResponderEliminar
  10. Dios Te Bendiga Querida Abuela.
    Si Que Relatas Perfectamente Cada Gesto Que Todos en Algun Momento Hemos Hecho Ante Un Plato LLeno De Una Rica Sopa. Realmente Cuando Era Nina Creia Que Esta Mescolanza De Vegetales Y Pollo En Nada Me Ayudaria ajajaj mas Cuando Mi mami Me Regala Una Sonrisa Resultaba Dificil No Regalarle A Ella La Obediencia A tanta Dedicacion Al Cocinar Para Mi.
    Gracias Mi Abuelita Por Dejarme Tus Palabras Repletas De Amor En Nuestro Blog. Te Quiero Mucho. Recibe Mis Oraciones Por Tu Linda Vida Y Familia. Glorifico Dia A dia A yeshua Hamashiaj Por Haberte Conocido Amen Y Amen.

    ResponderEliminar
  11. Qué cuchara sopera llena de sopa (valga la redundancia :) ) no ha hecho alguna vez de avioncito. Mi madre guisaba el caldo unas veces con sopas de estrellitas, y otras de letras; y con la tontería de coger una J o un K o un H, me comía el plato entero. Lo que no recuerdo es si me gustaba o no; hasta ahí no llega esta memoria mía.

    Un micrrorrelato entrañable y tierno. Gracias abuela.
    Besitos y buena noche.

    ResponderEliminar
  12. Es verdad abu, la sopa siempre costaba cuando era niña de comerla, hoy me encanta, se las hago a mis nietinos y también protetan jajaja, que se le va a hacer.Feliz semana.Besitos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Ay!, querida Amalia. A mí la sopa me gusta desde la primera infancia. Quizás en eso es en lo único que no estoy de acuerdo con Mafalda. Y ahora que lo mencionas, es acaso la mano amorosa de la madre (o de la abuela en mi caso la que la hace más sabrosa para el cuerpo y para el alma. ¡Que viva la sopa!

    ResponderEliminar
  14. Cuestión filosófica si las hay, ¿por qué debemos tomar la sopa? ¿Qué respondería Mafalda a esto? Yo, por supuesto, y como siempre, ignoro todas las respuestas. Pero me contento con formular las preguntas.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  15. En los niños, inversamente que Tomás el apóstol, símbolo del hombre adulto, precavido y prudente, el principio que rige es ver para no creer...

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  16. recuerdo cuando me decían 'si no tomás la sopa, llamo al viejo de la bolsa'
    no recuerdo que les contestaba, hoy diría, a ese viejo tampoco le gusta la sopa jeje
    saludos

    ResponderEliminar
  17. Hola amga, de nuevo en carrera que desde la camucha por un tiempo, ja ja, no tenía nada que hacer, me caí y me fracturé. Te cuento que la sopa me gusta de cualquier manera, siempre me gustó. Gracias por publicar. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Me encanta la sopa... ahora. Qué hermoso relato Abuela. Besos.

    ResponderEliminar
  19. A los niños no les gusta la sopa y no hay respuesta al porque? muy tierno
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Estimada hermana, gracias por este compartir, que decir yo desde niño me ha gustado la sopa, mi madre siempre me decia come para que puedas crecer, es hermoso recordar viejos tiempo, pero lo más bello es descubrir los regalos de Dios en cada momento de nuestra vida, las personas que nos ayudan, nuestros padres, etc, la vida esta llena de una gran bondad de Dios para el hombre que a veces no tenemos tiempo para parar y decirle al Señor gracias, por esto que estoy viviendo, que se que es lo mejor para mi porque tú lo permite para mí,que Dios sea con usted y reciba mi abrazo fraterno de su Hermano en Cristo.

    ResponderEliminar
  21. Hola de nuevo Abuela , la verdad es que esta este post casi lo pierdo y no lo leo , menos mal que lo vi ,ja,ja,ja, la verdad es que por que me resultara familiar estas escenas , resulta que le pasaba lo mismo a mi querido hermano , el es dos años mayor que yo , pues bien cuando éramos pequeños , si mi madre hacia cocido , y ponía sopa siempre tenía que hacer lo del avión con la dichosa cuchara , ya la verdad es que nunca lo e entendido , por que a él de nunca le a gustado la sopa de fideos , y sin embargo la de estrella o lluvia o otra diferente si , cosas de chiquillos no, crees ? una entreda muy bonita y tierna , besos de Lm.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.