Me siguen...

Traductor

lunes, 16 de julio de 2012

GARÚA

Veo en la llovizna una caricia de ternura, esa profusa lágrima silenciosa que cuelga de las ramas sin hojas como indecisas de caer y dejar de ser.  Brillan las espaldas gibosas huyendo del húmedo rodar, las calles de la ciudad se visten de fiesta con el líquido brillo, sonar de bocinas y frenadas en el caos.  Ella indiferente insiste como un ser inocente, ignorando las molestias de los pasantes y cae hasta convertirse en capa pegajosa de restos del ambiente.  Me gusta levantar el rostro y sentir el toque de moléculas fugaces como la nube que las contiene.  Allá voy caminando bajo la fina garúa inspiradora de poemas nostálgicos y grises como el atardecer de la gran urbe, que comienza a devorarse las presencias anónimas que buscan identidad en la intimidad de sus hogares.

39 comentarios:

  1. Magnífico relato, con esa garúa trasegando rostros por las calles de la gran urbe.

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso texto.

    La fina lluvia y la nostalgia van de la mano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Una bella intención: me agrada fundirme con el aire transformado en agua.

    ResponderEliminar
  4. hola amlia,me has echo volar con la imaginacion a esos paisajes con lluvias de invierno,por aca ni gota amiga y no creo que lo haga hasta la primavera,la verdad es que se extraña esa garua que tan melancolicos nos pone.
    de ragalo te dejo parte de las estofas de este maravilloso tango tan nuestro,tan argentino.

    ¡Garúa!
    Solo y triste por la acera
    va este corazón transido
    con tristeza de tapera.
    Sintiendo tu hielo,
    porque aquella, con su olvido,
    hoy le ha abierto una gotera.
    ¡Perdido!
    Como un duende que en la sombra
    más la busca y más la nombra...
    Garúa... tristeza...
    ¡Hasta el cielo se ha puesto a llorar!

    besitos amiga y muy feliz semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Garúa, que bonito suena, por acá decimos, morrina, orbayo, sirimiri.
    Un abrazo,abuela.

    ResponderEliminar
  6. Bajareque decimos en Panamá y con frío, invita a quedarse dormino, precisamente para esquivar la tristeza o nostalgia. Saludos Abuela, buen relato.

    ResponderEliminar
  7. Que bonito Abu3ela, la verdad esa llovinza, esa garúa es molesta y constante e invita a refugiarse en el hogar, o el algún cafecito para verla caer por un ventanal. Besitos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  8. Esas pequeñas gotas y la ternura de su roce, son un buen refugio...

    Saludo enorme, Amalia.

    (Hace poco regresé al blog, una alegría encontrarte)

    ResponderEliminar
  9. Mi querida Amalia, sólo tú puedes inspirarte en la garua de los últimos días. Frío y más Frío y como adorno fugaz; la garua
    Aplausos señora, un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  10. Hola, Buenas tardes!
    ¿De acuerdo?
    Hermosos versos!
    ".. Yo veo la llovizna fuera y pensar
    Ella me va a limpiar si acepto
    Veo tantas cosas que nadie ve .. ".
    Gracias por el cariño de la visita!
    Buena semana
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hermoso y poético texto Amalia.

    Te felicito por tu libro, el nuevo que estás trabajando.

    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué bien que escribes Abue!!!...lo haces tan bien que me da pudor escribirte un comentario, me siento un torpe poniendo palabras y que las leas. Lo tuyo es una sinfonía, una melodía perfecta.
    ¿Cómo es que recién ahora alumbraste tu primer libro?...¡TE FELICITO!!!...Seguro no va ser el único!
    Te admiro!

    ResponderEliminar
  13. Has concentrado la vida entera en una simple gota de agua. Gota que debió ser la primera y que pasó desapercibida por el ser humano, pero no por el universo.
    Creo que has logrado emocionarme hasta la médula con esa bella manera de relatar el universo y todas sus manifestaciones.

    Un fuerta abrazo amiga

    ResponderEliminar
  14. Estimada hermana, gracias por su compartir, gracias por esa belleza interior que saber descibrir las belleza de la creación gracias por transmitir eso que es algo de Dios que lleva dentro, Dios sea con usted.

    ResponderEliminar
  15. La llovizna nos deja con melancolia.Hermoso tu texto

    ResponderEliminar
  16. ¡Vaya Abu! Con la ola de calor que estamos pasando este relato me refresca por un momento.Saludos

    ResponderEliminar
  17. La lluvia puede ser tan melancólica como romántica e inspiradora de versos. Casi siempre--- Anoche, en esta zona donde de la ciudad de México, cayó algo parecido a un diluvio: casi cinco horas de lluvia ininterrumpida. En ocasiones así, uno pasa del romanticismo y la melancolía al pensamiento cuasi apocalíptico. ;)

    Un abrazo, querida Abuela

    ResponderEliminar
  18. IMÁGENES SENSIBLEMENTE NOSTÁLGICAS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  19. Precioso relato cargado de melancolía. Me ha hecho evocar imágenes otoñales, tristes y hermosas a la vez, impregnadas de un velo romántico.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  20. Mi querida amiga, mis felicitaciones por su primer libro en papel, el mío sigue en la imprenta, ya tengo deseos que vea la luz.
    Par mí la lluvia nunca me ha puesto melancólica, me alegro de ella , porque es un día diferente,siempre le doy la vuelta a aquello que pueda ser algo negativo.
    La felicito, cono no, por su brillante texto.
    Gracias por estar a mi lado.
    Su amiga
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  21. Una maravilla de relato poètico, donde vas caminando por esa senda donde las letras nos explica tu estado emocional. Enhorabuena

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  22. Hermoso relato, prosa poética donde la lluvia abraza los sueños, precioso.

    ResponderEliminar
  23. Si que es cierto la garua es inspiradora de bellos poema, o tangos o como en tu caso, de una bella prosa.

    Rosa

    ResponderEliminar
  24. Querida amiga,
    qué bella manera de introducirnos en esa lluvia tan dulce... Un placer leerte porque con cada frase me haces soñar.
    Gracias por tu belleza.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  25. "Garúa", hermosísima palabra que desconocía (por aquella torre de Babel hispanoamericana). Es un poema en sí misma. Con razón te salió tan lírico y hermoso tu relato urbano, Amalia. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Me encanta la lluvia, caminar mojándome, riéndome de mi misma sabiendo que quedaré mojada. Lindo escrito. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Amelia:

    ¡¡Feliz día del amigo!!


    mariarosa

    ResponderEliminar
  28. Que poético te quedo.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
  29. Querida abuela (de otra abuela), ¡ojalá cayera una llovizna y lluvia que interrumpiera tanta sequía en estos pagos!

    Hermosas imágenes y tan frescas.

    Felicidades y un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. hoy llegue a tu blog estimada abuela y me encantaria poder seguir y tambien que me sigas obviamente saludos

    ResponderEliminar
  31. Casi que, a contracorriente con lo que siempre se dice, la lluvia nunca logró inspirarme nada más que malestar por mojarme. O por no hacerlo lo suficiente.

    Excelente reflexión, Abuela.

    J.

    ResponderEliminar
  32. Linda palabra que nunca oí.
    Ahora me hacía falta algo así, para refrescar unos días exageradamente calientes.
    Muchos besos, Abu

    ResponderEliminar
  33. ¡Qué bello! Cuánta nostalgia y cuánta dulzura caben en las finas gotas de la garúa cuando se transforman en palabras de un corazón poeta. Del tuyo abue ;)

    Besos y abrazos. Chuic!!

    ResponderEliminar
  34. Te felicito abuela, tenés 800 seguidores.

    ResponderEliminar
  35. Muy buenas descripciones, Abuela.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  36. Hace días que no te visitaba, mi querida abuela.
    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  37. te felicito por este blog es indiscutible lo valiosos de cada relato y la necesidad de lo literal para el saber.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.