Me siguen...

Traductor

viernes, 27 de julio de 2012

UN DÍA MAS...

-Quédate conmigo abuela- el dulce clamor del niño enterneció el corazón de la anciana, que feliz lo apretó en su regazo.  De la cocina llegaba el aroma de caldo de gallina, ese que preparaba cuando los niños se enfermaban, fuerte y reparador, era la base del tratamiento junto con el amor.  Refrescaba la cabecita  afiebrada con agua de lavanda entre murmullos de rezos y nanas, solos en la casa con Oki el perro y  el canto de Pepe el canario.  El día era bello, todo saldría bien y extendió el mantel para servir el caldo, con paciencia enfrió el líquido antes de ponerlo en boca del paciente.  En silencio desgajaba la naranja, le sacaba las semillas y ponía en un plato  del que "patitas cortas" se servía y saboreaba, el jugo desbordaba las comisuras, ella disfrutaba del cuadro como él de la fruta.  Era un día mas en casa de la abuela, la magia termina cuando llegan papá y mamá del trabajo y ansiosos lo llevan de regreso al hogar para disfrutarlo y llenarlo de mimos que compensen las ausencias.  Y la abuela regresa a sus silencios, al perro y al canario preparando su tiempo trascendente.

29 comentarios:

  1. Amalia, me ha hecho recordar a mi abuela paterna, una mujer divertida y amable, era un placer escucharla cada vez que nos visitaba, es un placer su relato!!!

    ResponderEliminar
  2. Siempre es lindo saber que somos queridos y podemos servir a nuestros seres amados.

    Lindo relato Amelia.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. UN RELATO MUY TIERNO CON IMÁGENES BELLISIMAS.
    BESOS

    ResponderEliminar
  4. Ayyy abu, has relatado casi mi día a día, tengo cinco nietos y casi se lo pasan en mi casa jeje, prefieren la comida de la abuela y ver los dibujos en su tele, porque será? jajaja, seguro que los mimo más de la cuenta.Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Hay que disfrutar de estas cosas.


    Llenan el alma.



    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Buenas tardes!
    ¿De acuerdo?
    Los abuelos son también llamada "segunda madre", y son a menudo en un lado y justo por delante de la educación de sus nietos, con su sabiduría, experiencia y sin duda una maravillosa sensación de estar experimentando los frutos de su fruto, es decir, la continuidad de las generaciones, y los mimos dado a sus nietos
    Aproveche esta oportunidad para enviar un mensaje de amor para celebrar el Día de los Abuelos (al final del día, que es todo el día). Felicidades amiga Abuela Frescotona
    ¡Gracias!
    Buen fin de semana!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Es un día más de tantos, la abuela con el nieto, esa sopa deliciosa, ese encanto entrañable, esa comunicación que enciende de luces la soledad... Qué bien lo has descrito, abuela. Me ha encantado, como siempre. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Corto, precioso, melódico, tierno.....Fantástico mini relato, querida Abuela.

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta el blog, y me quedo... vengo del blog Oración en el silencio...Un saludo desde Paraguay !!!

    ResponderEliminar
  10. A mi, el relato me lleva al futuro. Espero ser una buena abuela. La mía fue un solcito. Recuerdo su mate cocido con yuyitos...un sabor inolvidable!

    Buenas tardes, Amalia, que tengas un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Amalia te mando un babero virtual, sí debes ser con tus nietos. Te mando un cariño, muy linto relato, a uno lo hace fantasear con sus abuelos. Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Hola,yo tambien soy abuela y te mando un saludo desde Madrid

    ResponderEliminar
  13. Estiada hermana, también allí se encuentra a Dios en esa pequeñas voces de los niños que habla de Dios en su inocencia, y pureza, es una gran gracias el vivir con ellos y recibir de ellos, que Dios hecho niño se revele constantemente en su caminar,Dios sea con usted.

    ResponderEliminar
  14. Que buena entrada, la vivo igual.
    Sólo que a veces está abuela, cuando los nietos se van (son varios) cae en un sillón y respira....

    Buen fin de semana Amalia.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  15. Que linda entrada, tiene mucha ternura.

    Un abrazo.


    Rosa e Isabel

    ResponderEliminar
  16. Mi querida Amalia, veo en su relato el amor por todas partes de las abuelas, que vuelven a ser como dicen los franceses LA GRAN MARE,ellas como usted misma, graban en su alma esa ternura para con los nietos, que cuando regresan con sus padres-cosa normal-las abuelas se quedan solas, esperando con ilusión volver a sus nietos a acunar. Puede haber soledad, sí, pero es ley de vida.
    Con ternura le dejo un beso.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  17. Bom dia Amalia. Vim agradecer sua carinhosa visita. Fico encantada com sua presença no meu cantinho. Pra você que eu admiro...
    “Uma semana recheada
    De muitos mimos
    Bastante beleza
    Carinhos em demasia
    Enorme sucesso
    E toda alegria.”
    Tenha um esplêndido domingo repleto de muito amor.
    Beijinhos com sabor de amizade.
    Gracita

    ResponderEliminar
  18. Fantástica visión del lado de las Mágicas Abuelas.
    Un gusto leerte.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Estupendas todas las cosas que nos dejas abuela.

    Saludos y buen domingo.

    ResponderEliminar
  20. Bello y tierno! que lindo es ser abuela!
    Feliz domingo!
    Un cariñoso abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Hola Abuela , que sepas que no me olvido de vos cariño , lo que pasa es que la conxión no la tengo muy buena ultima mente ya que no estoy en casa , pero lo que si es verdad es la entrada tan bonita que haces referente a cuando los niestos estan malitos , y les hacen esa rica sopa de gallina , me hace recordar que mi abuela también hacia lo mismo , que recuerdos tan hermosos gracias por hacermelos revivir de nuevo . Por cierto ¿Tu eres abuela de verdad ? es que estado mirando tu foto en la que estas comindo chivito , y para mi que tu no eres abuela ya que eres muy joven ¿No ? ja,ja,ja, besos de Lm.

    Pd; Si tu quieres , pasate por mi cementerio que hay relato nuevo , vale besitos guapa .

    ResponderEliminar
  22. Una realidad que vivimos pero la felicidad lograda de esos momentos, es lo que nos mantiene felices.
    Muy linda entrada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Ese niño me recordó a mí: antes de vivir con mi abuela, me gustaba que se quedara más días con nosotros.

    Un abrazo, querida abuela

    ResponderEliminar
  24. hermoso, pero al final, la nostalgia
    queda como compañía
    saludos

    ResponderEliminar
  25. Amalia. Ese tiempo felíz con la abuela queda marcado con tinta indeleble en el corazón de los nietos. Te lo digo yo, que, huérfano de madre, fuí criado por mi abuela materna (Sofía, por buen nombre), siempre presente en mi corazón y en muchos de mis escritos. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Ojala todos los días nos trajeran tanta paz, y esa capacidad para disfrutar de su belleza.

    Feliz semana, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Uma história muito bonita. Avo é a segunda mãe.
    Grande abraço!
    Ótima semana!

    ResponderEliminar
  28. Un tierno escrito donde el amor es el cauce de los sentimientos.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  29. excelente entrada, que buen relato de inspiración para todas nuestras mujeres mayores que nos dan sabiduría y mas.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.