Me siguen...

Traductor

viernes, 24 de agosto de 2012

VIENTO NOCTURNO

Siento por las noches el viento rabioso
 buscar objetos donde estallar su ira
por momentos vivo en él mi frustración que
busca salir de cause y atomizarse en un golpe
destruir la simiente que oscurece mis días
incansable los aires retozan espacios vacíos
 ruge la fuerza sin rumbo
se aleja perdida en la noche
quedando agotados los seres sufriente

20 comentarios:

  1. Hasta el viento encuentra su calma.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Hola, buenas noches!
    Bien aquí, Abuela?
    Versos intensos ...
    Los golpes de viento ... enjambres, pero quiebra la siento volar lejos ... todo el viento se levanta de la nada, parece expandirse en el aire inmóvil, pero en la vida ... todo se detiene y todo vuelve a la normalidad ... noche tras perder un nuevo amanecer llega!
    ¡Gracias!
    Buen fin de semana!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. El viento llega y cambia hasta la tierra de los caminos. Nos agota, ruge y nos saca de cause a nosotros también. Bella expresión en cada palabra.

    Buen fin de semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Amalia.
    Una belleza, tal como expresas la furia del viento.
    Besos desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  5. A mi me encnta elviento Abuela, de niñ le tenía mucho miedo, sobre todo en las noches,
    pero ahora lo disfruto... Tu brvedad me ha encantado, porqueen pocas palabras lo defines
    muy bien y me has hecho sentir su fuerza y su locura. Un beso y mi cariño para ti siempre

    ResponderEliminar
  6. Me llegó al corazón, justo hoy que me encuentro tan sola. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Que bien lo describes Abuela! un gusto leerte!
    Un cariñoso abrazo y buen finde!

    ResponderEliminar
  8. De nuevo por aquí, y precisamente en un día de viento que armoniza con su poema. Pero mis tormentas interiores van amainando al fin, y la calma retoma poco a poco su lugar.

    Feliz tarde. Un placer siempre reencontrar su espacio.

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Amalia: Un viento así me tomó casi por sorpresa y me estrujó con su ira.
    Ahora arrostro las consecuencias de su furor. Más nada es para siempre, pues los seres humanos, como la misma naturaleza, o sanamos o morimos.
    Para mi, hasta ahora, parece que la opción es sanar.
    Un gran saludo y mi admiración de siempre: Doña Ku

    ResponderEliminar
  10. El viento que todo lo arrastra consigo... hasta los recuerdos. Dicen. (aunque en esto yo no estoy del todo acuerdo.)

    Un abrazo en esta tarde nublada, querida Abuela.

    ResponderEliminar
  11. Que viejo el viento.

    Y todavía sopla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El viento sabe de nuestras tristezas...

    Buenas noches, Amalia. Y buen domingo.

    ResponderEliminar
  13. Si el viento supiera leer lo que escribes, Amalia, no estaría rabioso, te acariciaría con brisas, suavemente todas las noches!

    Que tengas buenas noches, siempre!

    ResponderEliminar
  14. Me gusta el sonido, siempre que no sa un vendaval. Daba clase en un pueblo donde soplaba casi todos los días y al final al viento le cogí cariño.
    Beso, Abu

    ResponderEliminar
  15. El viento se ha aliado con tus palabras y se ha metido entre ellas, llevándolas y zarandeándolas a latigazos.Lo expresaste de lujo.Un fuerte abrazo, amiga.Feliz jornada de domingo.

    ResponderEliminar
  16. Maltratador tenaz y sin escrúpulos, bellos versos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Bellísimo Amalia!!!!

    Cuando el viento se alinea con nosotros puede ser un muy buen mercenario de lo que deseamos y no nos atrevemos...

    Besos

    ResponderEliminar
  18. preciosas letras amiga y no hablando de vientos nocturnos anoche no sabes como rugia por estas tierras merlinas.

    te dejo un fuerte abrazo y pasa un hermoso domingo!!!!!

    ResponderEliminar
  19. En la ciudad en la que vivo, Zaragoza, el viento ruge invierno y verano. No podemos tener sombrillas, y otros objetos, porque a menudo todo vuela. Este viento se llama cierzo, y en invierno viene de las cumbres nevadas dejándonos briznitas heladas.
    Siempre es un placer visitarte, abuela. Besos alados.

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.